Volver al menú de Actividades

Home

 

 

Políticas públicas e inversión en la infancia

Políticas públicas para la niñez y la adolescencia

 

Políticas públicas para la niñez y la adolescencia

Foto políticas públicas
© Unicef Paraguay/Crespo

El objetivo de Unicef es lograr que los derechos de la niñez y la adolescencia sean considerados una condición para el desarrollo del país por las autoridades e instituciones, y que éstas les destinen esfuerzos y recursos suficientes.

Paraguay tiene una población de 6,7 millones de personas. Los niños y niñas menores de 18 años representan el 39%. Este bono demográfico es una oportunidad única que no se va a repetir en la historia paraguaya y obliga a invertir en la infancia ahora, para conseguir una población joven sana y educada, que pueda aportar de manera importante al desarrollo del país.

Es por esto que el presupuesto para los niños y niñas en salud, nutrición, educación y protección se debe considerar siempre una inversión, en lugar de un gasto. Es una inversión en capital humano.

De los 2.600.000 niños, niñas y adolescentes que habitan en el país, 1.100.000 viven en la pobreza, que es mayor en zonas rurales, urbanas marginales y pueblos indígenas. Para que estos niños y niñas puedan también llegar a ser jóvenes productivos para sus familias y para Paraguay, son necesarias inversiones focalizadas en ellos.

En esta área, Unicef concentra su colaboración en:

  • analizar y monitorear la situación de la niñez y la adolescencia;
  • evaluar la inversión pública en niñez y adolescencia y promocionar el aumento y eso eficiente de los recursos presupuestarios dirigidos a esta población;
  • examinar espacios fiscales para invertir en el sector;
  • investigar y fortalecer las políticas sociales destinadas a disminuir la pobreza y a erradicar las barreras para el acceso a la población infantil a sus derechos, a los servicios básicos y a su protección.

Frente por la Niñez y la Adolescencia

Unicef está liderando el Frente por la Niñez y la Adolescencia, un grupo de organizaciones que comparten el objetivo de comprometer a líderes políticos y sociales sobre la necesidad de una mayor y eficiente inversión en la infancia, al tiempo de fomentar la participación ciudadana.

Los objetivos del Frente son:

  • comprometer a los líderes políticos y sociales en una mayor y eficiente inversión en la infancia y en el cumplimiento de los derechos de la niñez;
  • sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de su participación;
  • lograr que Paraguay siga avanzando en la consolidación del cumplimiento de los derechos de la niñez y la adolescencia;
  • hacer un seguimiento a la implementación de las políticas y programas dirigidos a la infancia durante el periodo de gobierno (2013-2018).

El Frente por la Niñez y la Adolescencia está integrado por Asociación Trinidad, el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD), la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA), el Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez (CCFC), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Fundación Teletón, Global Infancia, Juntos por la Educación, Paraguay Educa, Plan Paraguay y Save the Children, teniendo Unicef la Secretaría Ejecutiva.

Niñez indígena

Unicef trabaja para que la situación de la niñez indígena sea visible en la sociedad nacional, de modo a que se prioricen sus necesidades y esto se traduzca en acciones y recursos suficientes para el sector.

Los pueblos indígenas constituyen el 2% de la población total de Paraguay: son 108.000 personas pertenecientes a 20 pueblos o naciones que tienen cosmovisiones diversas, cultras y lenguas propias. Es una población principalmente joven: más de la mitad no supera los 18 años. Enfrenta los efectos de la discriminación social y la exclusión, lo que se traduce en su invisibilidad en las políticas públicas, en inseguras condiciones de vida y el limitado acceso a los servicios básicos y oportunidades.

Solamente 7 de cada 100 familias indígenas accede a agua potable, mientras que la cobertura a nivel nacional es de 65% en el estrato más pobre. La tasa de desnutrición crónica afecta al 41,7% de los niños y niñas indígenas, siendo que a nivel nacional esta cifra es del 17,5%.

Las áreas de trabajo prioritarias de Unicef son:

  • educación: Unicef ha apoyado a pueblos indígenas para la aprobación y aplicación de la Ley de Educación Indígena y su reglamentación. Actualmente se trabaja en el fortalecimiento de la Dirección General de Educación Indígena del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y en el desarrollo de experiencias demostrativas que puedan replicarse;
  • salud: Unicef ha apoyado la elaboración de la propuesta política de salud indígena, aprobada en 2008 por el Ministerio de Salud Pública (MSP). En la actualidad, apoya a esta cartera en el fortalecimiento de capacidades para medir la cobertura de las Unidades de Atención Familiar en comunidades indígenas  y monitorear los servicios;
  • protección: Unicef, junto a la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) y la Organización Internacional de Trabajo (OIT), ha convocado a diversos actores institucionales y sociales para analizar la situación de los niños, niñas y adolescentes indígenas en situación de calle y sus familias, migrantes y personas asentadas en zonas urbanas. En el presente se trabaja para fortalecer el Sistema Nacional de Protección y atender a la niñez indígena de una manera más integrada y eficiente.
  • Agua y saneamiento: Unicef viene colaborando en la construcción de sistemas de agua mejorada para consumo humano y saneamiento básico.

© UNICEF/Paraguay/Vera
unite for children