Protección

La situación

UNICEF en acción

 

Explotación sexual comercial infantil

© UNICEF Mexico/ACarlomagno

Contra la explotación sexual comercial infantil

El número de niñas, niños y adolescentes víctimas de la explotación sexual comercial en México ha sido estimado en 16,000, según datos de la publicación “Infancia Robada” del año 2000, publicada por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), UNICEF y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Este estudio revela que las víctimas se concentran en las ciudades más grandes del país y en los centros turísticos.

La explotación sexual comercial infantil (ESCI) es la forma más extrema de violencia que los adultos pueden ejercer contra la infancia. Con frecuencia es resultado de una historia previa de maltrato. Es una grave violación a los derechos de la niñez que afecta a la sociedad en su conjunto.
 
UNICEF propone una respuesta integral para erradicar la explotación sexual comercial de menores de edad, que incluya:

• Sistemas de prevención con participación de familias y comunidades;
• Un sistema confiable de medición y detección;
• El fortalecimiento de la protección legal de niñas, niños y adolescentes contra la explotación sexual comercial.

Con el objetivo de colocar este tema como prioridad en las instancias adecuadas, se ha creado el Comité Nacional contra la Explotación Sexual Comercial Infantil. En coordinación con un especialista, el Sistema Nacional DIF y UNICEF desarrollaron la “Guía para la elaboración de planes y acciones interinstitucionales en contra de la ESCI” para mejorar las capacidades y conocimientos de funcionarios públicos y prestadores de servicios en los albergues y en otras instancias de atención. UNICEF también ha apoyado a los DIF locales en Quintana Roo (link a la historia de vida), a través de campañas de sensibilización contra esta violación de derechos humanos.
 
En el ámbito legislativo UNICEF propone modificar la legislación federal y local para que la ESCI se tipifique como un delito que afecta el desarrollo integral del niño, que especifique las distintas formas en que se presenta: prostitución, pornografía, turismo sexual y tráfico sexual, y que imponga sanciones adecuadas acordes con la legislación internacional, además de que sea un delito que se persiga de oficio.

En el 2006, UNICEF desarrolló una propuesta de legislación al respecto y el estado de Michoacán fue el primero en adoptarla. La reforma del Código Penal de Michoacán establece por primera vez que su propósito es proteger el libre desarrollo de la personalidad, y no la moral pública y las buenas costumbres como en la ley federal se establece. Además, sanciona los delitos de trata de personas, lenocinio, corrupción de personas menores de edad, turismo sexual y pornografía infantil. Estipula también castigos graves para los explotadores y promotores del turismo sexual, e incluye sanciones a la pornografía infantil auditiva y escrita. UNICEF también está apoyando a cinco estados más en reformar su legislación.
 
Otros estados ya se unieron a estos esfuerzos de reforma legal, por ejemplo Quintana Roo, que en octubre 2006 aprobó una ley con cambios sustanciales como son el agravamiento de las penas si las víctimas son menores de 18 años de edad (en lugar de los 16 años estipulados anteriormente); inserción en el código de los delitos de pornografía infantil, lenocinio de personas menores de edad, turismo sexual y de trata, con las penas máximas.

 

 

 

 

"Infancia Robada"

Publicación "Infancia Robada, Niños y niñas víctimas de la explotación sexual en México"

 

 


unite for children