La infancia

Los primeros años

La edad escolar

La adolescencia

Niñez indígena en México

 

Los primeros años

© UNICEF Mexico/MRamos

La primera infancia, de los 0 a los 5 años de edad, representa una etapa decisiva en el desarrollo de las capacidades físicas, intelectuales y emotivas de cada niño y niña, y es la etapa más vulnerable del crecimiento.

En esta fase se forman las capacidades y condiciones esenciales para la vida, la mayor parte del cerebro y sus conexiones. El amor y la estimulación intelectual permiten a los niños y niñas desarrollar la seguridad y autoestima necesarias. Para ello, su entorno y las condiciones de vida de la madre son fundamentales.

¿Cuál es la situación en México?

En México, la población entre 0 y 5 años de edad es de 11.6 millones en 2009, de los cuales 5.9 millones son niños y 5.7 son niñas.  El 61.2% de ellos se encuentra en condiciones de pobreza patrimonial y el 27.4% en condiciones de pobreza alimentaria.  La desigualdad de sus ingresos y oportunidades varían con la geografía del país. Así, se tiene que en un estado del sureste como Yucatán el 61.5% de los niños menores de 5 años está en pobreza patrimonial, mientras que en uno del norte como Sonora, el mismo rubro es de 46.5%.

La situación de los niños y niñas de estas edades ha mejorado considerablemente durante las últimas décadas, pero aún así queda mucho por hacer. En 1960, de cada mil niños nacidos vivos, 134 morían antes de cumplir los 5 años de edad. Hasta el 2008 la mortalidad cayó a 17.9 de cada mil,  una cifra todavía alta si se tiene en cuenta el poder económico de México, y comparado con otros países de la región como Costa Rica (11.5 de cada mil), Chile (9 de cada mil) y Cuba, donde, hasta 2007, siete de cada mil niños mueren antes de cumplir los 5 años. 

La reducción de la mortalidad infantil en México es resultado, por mucho, de los grandes esfuerzos nacionales en el área de vacunación y de combate a la malnutrición. En el año 2008, el Programa Universal de Vacunación alcanzó al 94.2% de los niños de un año y el 97.8% de los niños entre 1 y cuatro años.  La prevalencia de bajo peso en menores de cinco años disminuyó de 14.2%, en 1988,  a 7.6% en el 1999. A partir del año 2000, no obstante, se registró un incremento entre 7.7%  y 8.1% , que luego disminuyó a 5.0%  en 2006. El porcentaje de niños con altura inferior a la media de su edad fue de 12.7%  en 2006.

Otro factor determinante para la reducción de la mortalidad infantil han sido los avances en la educación, sobre todo de las mujeres, ya que el nivel de educación de las madres tiene un impacto directo, no solo en la sobrevivencia de los niños, sino también en su salud en general y la nutrición en particular. El porcentaje de mujeres analfabetas bajó de 29.6 % en 1970 a 11% en 2000 y a 8.7%  en 2008; mientras que el porcentaje de niñas de 5 a 14 años que asisten a la escuela se incrementó de 60.7%  en 1970 a 93.7%  en 2005.

En el campo de la educación pre-escolar también se registraron avances importantes, debido sobre todo al hecho de que se decretó su obligatoriedad a partir del ciclo escolar 2005-2006, para las edades de 4 y 5. Para los niños y niñas de 3 años de edad es obligatoria también a partir del ciclo escolar 2008-2009. La tasa de matriculación para los niños y niñas de 5 años llegó a 93.9% en el ciclo escolar 2008,-2009 y para los de 4 años a 83.2%, mientras que para los niños y niñas de 3 años fue de 32.1% en el mismo ciclo.


 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas


unite for children