Emergencias

Emergencias

 

Emergencias

© UNICEF México/ Mauricio Ramos

La acción humanitaria es y será siempre parte del mandato del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). UNICEF se estableció originalmente como el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia, aún cuando el nombre cambió en 1953 a Fondo de las Naciones Unidas para la infancia, el mandato para la respuesta humanitaria se mantiene, ya sea en contextos de desastre o conflictos. UNICEF cuenta con una ventaja comparativa en respuesta humanitaria ya que es una de los organizaciones que está presente antes, durante y después de la crisis. Desde sus inicios el mandato de UNICEF ha consistido en una respuesta rápida a las crisis humanitarias. Nuestra presencia continua en más de 150 países y territorios significa que en ocasiones estamos trabajando en el territorio antes de que se presenten los siniestros.

UNICEF tiene el compromiso de proporcionar especial protección para los niños en situación de vulnerabilidad, quienes son víctimas de la guerra, los desastres naturales, la pobreza extrema y de todo tipo de violencia y de explotación, así como quienes tienen capacidades diferentes.

Los principales objetivos de UNICEF en la cooperación con aliados nacionales e internacionales en los momentos de emergencia son:
a) Prevenir que los niños queden expuestos a los riesgos posteriores a una crisis.
b) Asegurar la supervivencia y protección de los niños y mujeres, quienes son los  más vulnerables, y expuestos a la desnutrición y las enfermedades durante los primeros días de la emergencia. Por ello se procura facilitar los servicios elementales para salvaguardar sus vidas.
c) Asegurar su protección en contra de la violencia intencional, la explotación, la violación y los abusos.
d) Apoyar la rehabilitación de las comunidades a través del desarrollo de acciones para recuperar la salud psicosocial de la población, restablecer  el sistema para el cuidado de la salud materna e infantil, así como restablecer las escuelas y el sistema de agua y saneamiento.

© UNICEF México/ Mauricio Ramos

Respondiendo a situaciones de emergencia en México

En 2009 UNICEF reaccionó con intervenciones novedosas a varias circunstancias inesperadas que adquirireron relevancia a nivel nacional y constituyeron a la vez oportunidades importantes para avanzar en la construcción de sistemas de protección de los derechos de la niñez.

En respuesta a una solicitud del Gobierno del Distrito Federal en torno a la desaparición de siete niños de un albergue, UNICEF llevó a cabo un diagnóstico del marco legal, la calidad de las cifras e información disponible sobre el tema, las respuestas institucionales, así como la supervisión de los albergues que atienden a niños y adolescentes en la Ciudad de México. Las recomendaciones técnicas resultantes serán integradas a un proceso de reformas para revisar los procesos de institucionalización y cuidados alternativos de niños privados de su medio familiar, tomando como marco de referencia la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN).

Como respuesta a la crisis sanitaria provocada por la influenza AH1N1, UNICEF trabajó estrechamente con el DIF para determinar los riesgos para los niños en centros de atención, albergues, centros de custodia, estaciones migratorias y en campos agrícolas y se desarrollaron lineamientos de atención  para su adecuada protección, tanto de la influenza AH1N1 como de prácticas discriminatorias. También colaboró estrechamente con la Secretaría de Educación Pública para asegurar que los filtros escolares fueran respetuosos de los derechos de los niños y no discriminatorios.

UNICEF llevó a cabo una intervención de apoyo psicosocial a las familias afectadas por el incendio en la guardería ABC en Hermosillo Sonora, que provocó la muerte de 49 niños y niñas menores de cinco años y causó serias quemaduras y daños respiratorios a más de 80 niños. Esta intervención que se realizó a solicitud de las familias, se hizo en colaboración con Tech Palewi, organización conformada por expertos en temas de salud mental e intervención en situaciones de crisis, y con la organización IEPAAC socio ejecutor de los proyectos de UNICEF en Yucatán y experto también en respuestas a situaciones de emergencia.

134 padres de familia, niños, hermanos y la comunidad afectada recibieron apoyo psicosocial intensivo. Esta intervención será sistematizada en 2010 para constituirse en un modelo replicable de respuesta a este tipo de situaciones de emergencia. Con esta metodología de apoyo para la recuperación psico-social, se capacitaron a 28 profesionales de salud mental y 80 voluntarios en Sonora para continuar con el apoyo  directo a las familias afectadas. Asimismo conjuntamente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se brindó asesoría y orientación a las familias.

La respuesta de UNICEF a las inundaciones del 2007 en Tabasco y Chiapas

Las intensas lluvias e inundaciones de octubre de 2007, afectaron aproximadamente al 70% del estado de Tabasco. De acuerdo a informes oficiales del Gobierno del Estado, se estima que
1, 487,000 personas (70% de la población) fueron directamente afectadas por la contingencia, de las cuales, aproximadamente 520,000 (45%) eran menores de 15 años de edad. Esta emergencia fue un claro ejemplo de cómo los cambios en el medio ambiente pueden llegar a afectar a poblaciones enteras y por ende hay que contar con mecanismos adecuados para la prevención de riesgos en situaciones de desastres.

Frente a la emergencia y a solicitud del Gobierno, UNICEF conjuntamente con el Sistema de las Naciones Unidas, orientó su respuesta durante la emergencia para atender las necesidades inmediatas y de recuperación de niños, niñas, adolescentes y mujeres afectadas. En la etapa post-emergencia la respuesta de UNICEF buscó ir más allá de la reposición de lo dañado, es decir, dar una nueva oportunidad educativa a miles de niños y niñas que sufrieron pérdidas importantes en los espacios donde crecen y se desarrollan, como son su casa y su escuela. Más información sobre la emergencia de Tabasco y Chiapas.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children