Trabajo infantil

Trabajo infantil

 

Jornaleros agrícolas

Jornaleros agrícolas
© UNICEF México / RQuintos

En México, los jornaleros agrícolas son trabajadores temporales del campo que se encargan de la siembra, la cosecha, la recolección y la preparación de productos del campo. Debido al desigual desarrollo del país, muchos trabajadores de las zonas rurales emigran a los lugares donde hay trabajo y, en muchos casos, lo hacen acompañados de sus familias. Los flujos migratorios por el trabajo agrícola son variables y afectan a todo el país.

Los hijos e hijas de los jornaleros agrícolas son un grupo especialmente vulnerable. Un 44% de los hogares de jornaleros agrícolas contaban con al menos un niño o niña trabajador, y sus ingresos se acercaban al 41% de los del total familiar.

Además, los datos arrojan que un 44.9% de las familias jornaleras en las que está presente el trabajo infantil son indígenas, de manera que la migración supone para ellos un cambio radical en sus costumbres, cultura e idioma.

Erradicar el trabajo infantil es, también, el reto de incluir a los hijos e hijas de jornaleros agrícolas en las estadísticas nacionales, esto es, ver cuál es su acceso a los servicios básicos y los impactos que resultan de su nutrición, salud, desarrollo, educación, y perspectivas futuras considerando, además, que es necesaria una protección especial de sus derechos.

Jornaleros agrícolas
© UNICEF México / MRamos

¿Qué hace UNICEF?

Sinaloa es el estado de mayor destino de trabajadores migrantes de México. En este estado, UNICEF fortaleció su alianza con los productores agrícolas y con la Secretaría de Educación estatal, con el objetivo de erradicar el trabajo infantil y asegurar los derechos de los hijos de los jornaleros agrícolas. En 2009 se capacitaron a 50 equipos multidisciplinarios en la metodología de “Aula Inteligente” para atender los factores que impiden que estos niños acudan a la escuela. A través de la iniciativa, más de 2,000 niños y niñas fueron incluidos en escuelas primarias regulares en Sinaloa.

La iniciativa, que ya ha sido expandida a una veintena de escuelas para el presente ciclo escolar, tiene como finalidad desarrollar un modelo de inclusión educativa y social para los hijos de jornaleros agrícolas migrantes.

La colaboración con los productores agrícolas en el estado de Sinaloa para erradicar el trabajo infantil entre hijos de jornaleros migrantes y aumentar la calidad de la información disponible sobre ellos, fue reforzada el pasado año a través del establecimiento de una alianza estratégica de cuatro años con la Fundación Sabritas, uno de los principales clientes de los productores de papa y granos y, por lo tanto, un importante aliado en la erradicación del trabajo infantil agrícola.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children