Participación adolescente

LACVOX Red Regional de Adolescentes Comunicadores, América Latina y el Caribe

 

“¡Harto, cansado y hasta un poco agobiado!”

Por: Ana Cristina Hernández Miranda, Karen Alba Hernández y Mariela Alejandra Ruiz Alcántara*.

 

25 de febrero 2011

LACVOX

México

 

Uno de los mayores problemas que se ve reflejado en la adolescencia en nuestra sociedad es el estrés. Éste aparece en los adolescentes que se encuentran en situaciones peligrosas o agobiantes y no saben cómo manejarlas. Éstas circunstancias van desde frustraciones de la escuela, autocompasión, cambios corporales, problemas con amistades, vivir en un lugar amenazante, problemas con los padres o familiares, tener muchas presiones o por problemas económicos en la familia. El estrés juvenil aparece como carga adicional y no aporta una solución, sino que por el contrario la complica; se debe tratar en forma debida, ya que en caso contrario puede causar ansiedad, timidez excesiva, agresividad, algunas enfermedades y algunas veces puede hacer que el adolescente recurra al uso de drogas o alcohol.

 

Puede llegarse a creer que éste problema es exclusivamente de personas adultas, sin embargo es importante saber que también se presenta constantemente en los adolescentes y los padres deben aprender a darse cuenta de que su hijo está pasando por esta situación, ya que se puede convertir en un problema mayor. El estrés se acompaña de síntomas físicos tales como la agitación, aceleración de los latidos del corazón, síntomas digestivos, etc.; lo que hace que sea más fácil la detección de esta enfermedad, pues puede confundirse con cualquier otro malestar.

 

Las formas más efectivas de disminuir el estrés en el adolescente son: haciendo ejercicios y comiendo con regularidad, disminuyendo el consumo de cafeína, evitando el uso de drogas y alcohol, respiración abdominal y técnicas de relajación de músculos, calmando sus actitudes, analizando profundamente las situaciones que los afectan, delegando responsabilidades, evitando auto compadecerse y buscando opiniones sobre actitudes que considera “poco productivas”.

 

Los adolescentes deben manejar el estrés con la educación y la cultura, deben impedir que las emociones condicionen su vida, aun cuando sea una situación muy difícil ya que somos seres emocionales y racionales.

 

La mejor manera de ayudar a un adolescente con estrés es apoyándolo para que acepte que está pasando por una situación de esta índole, ya que es el primer paso para superarlo, esto requiere de paciencia, y mucha comunicación. Deben hacerles ver que están para ayudarles y comprenderles y que pueden confiar en ellos. También es bueno intentar ayudar a identificar la causa de su estrés y hablar sobre cómo aliviar la situación, así se podrán fijar objetivos realistas para rebajar la presión.

 

Finalmente es importante señalar que la  mejor forma de combatir el estrés es a través de la diversión, buscando alguna actividad que puede ayudarle a olvidar por un momento sus problemas. El deporte es una magnifica manera de luchar contra el estrés; pero lo más importante es apoyar en todo momento al chico con éste problema.

 

Por otro lado, cabe destacar que es imprescindible que el adolescente reciba el apoyo y la atención de su familia, pues la convivencia familiar suele aliviar muchos pesares que afectan a las personas en la etapa de la adolescencia; en caso de que un joven que atraviese por esta enfermedad sin sentir alivio alguno, es recomendable que busque ayuda psicológica la cual garantiza su bienestar trabajando en conjunto con el resto de las actividades que ayudan a aliviar este mal.

 

*Mariel, Cristy y Karen tienen 17 años y ganaron el Concurso LACVOX 2009 como Mejor Reportaje Escrito, en la categoría de 15-18 años

 

 
unite for children