Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Varias encuestas revelan importantes avances en materia de supervivencia de la infancia - Por primera vez se registran menos de 10 millones de muertes infantiles

Nueva York, 13 de septiembre 2007 – Los datos estadísticos más recientes con que cuenta UNICEF indican que se han logrado importantes avances en materia de supervivencia de la infancia, entre ellos la reducción de las cifras relativas a la mortalidad de menores de cinco años. El número mundial de muertes de niños y niñas ha descendido a niveles inéditos, ya que la cifra es actualmente de 9,7 millones tras haber llegado hasta casi 13 millones en 1990.

“Vivimos un momento histórico”, afirmó Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Los niveles actuales de supervivencia infantil son inferiores a todos los que se habían registrado hasta ahora. Debemos aprovechar el impulso de ese éxito en materia de salud pública para conquistar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Entre los objetivos a los que hizo alusión la Sra. Veneman figura el compromiso de reducir en dos terceras partes la mortalidad en la infancia entre 1990 y 2015, lo que podría salvar a unos 5,4 millones adicionales de niños y niñas en ese período.

La Directora Ejecutiva de UNICEF señaló, sin embargo, que a pesar de las buenas noticias la comunidad mundial no se debe dormir sobre sus laureles. “La pérdida de 9,7 millones de vidas infantiles sigue siendo un hecho inaceptable. Esas muertes se pueden evitar en su mayoría y, como demuestran los recientes éxitos, existen soluciones de eficacia comprobada. Sabemos que cuando los niños y niñas cuentan con acceso a servicios de atención de la salud integrados y basados en la comunidad, y respaldados asimismo por un sistema eficaz de remisión de casos, es posible salvar muchas de esas vidas”.

Los datos estadísticos provienen de diversas fuentes nacionales de datos y de dos encuestas domiciliarias: la Encuesta de indicadores múltiples por conglomerados (MICS) y la Encuesta de Demografía y Salud. El conjunto más reciente de encuestas MICS se llevó a cabo en más de 50 países entre 2005 y 2006. Junto con las Encuestas de Demografía y Salud que patrocina la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, las encuestas MICS constituyen la más importante fuente individual de información sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y son la base de las labores de evaluación sobre la supervivencia infantil.

Los resultados de esas encuestas reafirman los informes sobre los avances logrados con respecto a la mortalidad debida al sarampión que se dieron a conocer a principios de año, que indicaron que desde 1999 se había registrado una reducción de un 60% del número de muertes causadas por esa enfermedad. En los países de África subsahariana, los correspondientes índices de mortalidad se redujeron en un 75%.

En América Latina y el Caribe, Europa Central y del Este y la Comunidad de Estados Independientes, así como en Asia Oriental y el Pacífico, se han registrado rápidas reducciones de la mortalidad de menores de cinco años.

En varios países, los avances obtenidos con respecto a las encuestas anteriores, de 1999 y 2000, han sido notables. Marruecos, Viet Nam y la República Dominicana, por ejemplo, redujeron en más de una tercera parte sus respectivas tasas de mortalidad de menores de cinco años. En Madagascar, esa tasa disminuyó en un 41%, mientras que Santo Tomé y Príncipe registraron una baja del 48%.

De los 9,7 millones de niños que mueren anualmente, 3,1 millones corresponden a Asia Meridional y 4,8 millones a África subsahariana. En el mundo en desarrollo en general, las tasas de mortalidad en la infancia son considerablemente más elevadas entre los niños y niñas que viven en las zonas rurales o que provienen de las familias más pobres.

En los países desarrollados, la tasa de mortalidad en la infancia es de apenas seis muertes por cada 1.000 nacidos vivos.

La región de América Latina y el Caribe está bien encaminada hacia la conquista del Objetivo de Desarrollo del Milenio en materia de mortalidad en la infancia, ya que de las 55 muertes por cada 1.000 nacidos vivos que se registraban en 1990, esa región ha pasado a tener sólo 27 muertes por cada 1.000 niños nacidos con vida.

También se ha logrado un importante avance en varias regiones de África subsahariana. En Malawi, la tasa de mortalidad de los menores de cinco años disminuyó en un 29% entre 2000 y 2004. Y en Etiopía, Mozambique, Namibia, el Níger, Rwanda y Tanzanía esa tasa se ha reducido en más de un 20%.

Las tasas de mortalidad en la infancia más elevadas siguen registrándose en los países de África Occidental y Central. En África Meridional, entretanto, la propagación del VIH y el SIDA ha frenado los avances en pro de la supervivencia de los niños y niñas, que se habían conquistado con grandes esfuerzos.

Gran parte del progreso obtenido en diversas partes del mundo se debe a la adopción generalizada de medidas y políticas sanitarias básicas, como el amamantamiento temprano y exclusivo, la vacunación contra el sarampión, el suministro de suplementos de vitamina A y el empleo de mosquiteros impregnados con insecticida para prevenir el paludismo.

“Los nuevos datos con los que contamos demuestran que es posible lograr avances cuando una serie de medidas que ya han demostrado ser eficaces se amplían con carácter urgente a toda la población amenazada”, explicó la Sra. Veneman. “En África y en otras partes del mundo es necesario que se pase a la acción en pro de la supervivencia de los niños y niñas”.

Además, en todo el mundo ha aumentado notablemente el apoyo a la protección de la salud. Esto se refleja en el aumento de los fondos asignados a la misma y en el incremento y la expansión de las alianzas con los gobiernos, el sector privado, las fundaciones internacionales y la sociedad civil.

Antecedentes
A partir de hoy y hasta fines de 2007 se darán a conocer varias estadísticas importantes que ilustrarán el avance hacia la conquista de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Los cálculos estimados de la mortalidad de menores de cinco años a nivel mundial provienen del Grupo Interinstitucional para las Estimaciones sobre Mortalidad., que integran UNICEF, la OMS, el Banco Mundial, la División de Población de las Naciones Unidas, la Universidad de Harvard y otros asociados.

Para obtener mayor información
Angela Hawke, ahawke@unicef.org, UNICEF, Nueva York
Kate Donovan, kdonovan@unicef.org, UNICEF, Nueva York
Jessica Malter, jmalter@unicef.org, UNICEF, Nueva York

 ----------------------------------------

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children