Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF se preocupa por la salud de la infancia después del Huracán Dean

El sistema de provisión de agua está dañado, las residencias destrozadas, hay indigencia, las escuelas necesitan reparaciones, hace falta comida

Ciudad de Belice, 28 de agosto 2007 – Hoy UNICEF expresó su preocupación por el bienestar de niños y niñas, adolescentes y personas vulnerables en Belice porque los casos de diarrea potencialmente fatales, calambres de estómago, y fiebre aumentaron después que el huracán Dean pasó por el país.

La fuerza del huracán ocasionó apagones en grandes partes del país, afectando la provisión de agua a los pueblos que dependen de las bombas eléctricas para suplirse del líquido vital.

“La escacéz de agua potable y agua sanitaria provocó que mucha gente usara agua de mala calidad de los pozos que habían sido previamente abandonados, arriesgándose a sufrir enfermedades causadas por esta clase de agua”, dijo Rana Flowers, Representante de UNICEF en Belice. “Nuestra prioridad es evitar que los niños beban o usen agua de mala calidad.”

El agua sucia es solo uno de los muchos retos que enfrenta la población afectada.

Aunque el impacto de Dean en los distritos en el norte de Belice pudo haber sido peor, se estima que aproximadamente 30,000 personas – más del 10 por ciento de la población – en ambas áreas, urbana y rural, fueron afectadas directamente. Cerca de 275 casas fueron destruidas y por lo menos 900 casas sufrieron distintos tipos de daños estructurales, así como la pérdida de objetos esenciales en el hogar. Estos daños contribuyeron significantemente al desplazamiento de más o menos 2,000 personas, muchas de ellas permanecen en refugios.

La mayoría de los refugios de la comunidad son escuelas. El inicio de las clases se ha pospuesto hasta septiembre 3, y se hace énfasis en que las familias puedan quedarse hasta que se encuentre un lugar seguro para ellos mientras se reparan sus casas. También hay seis escuelas primarias que sufrieron daños sustanciales en sus techos, edificios, equipos y libros.

A pesar de los esfuerzos, algunas comunidades todavía no han recibido los alimentos y el agua que necesitan y el desempleo que resultó de la destrucción de la cosecha, amenaza el sustento de aproximadamente 20,000 granjeros.

Desde que el huracán llegó el martes, 21 de agosto, UNICEF apoyó al gobierno de Belice  realizando evaluaciones detalladas de la situación, proporcionó autos y asistencia técnica para dichas evaluaciones y la entrega de provisiones para que la población pudiera sobrevivir; ayudó abasteciendo generadores para las bombas de agua, y brindó agua segura a las familias de las comunidades más afectadas. Las pastillas de purificación de agua y la sal de rehidratación oral, también fueron componentes esenciales en la respuesta de UNICEF.

Adicionalmente a las primeras evaluaciones rápidas, UNICEF ha hecho evaluaciones continuas sobre las necesidades de las mujeres y niños que se quedaron sin hogar en Corozal y los distritos de Orange Walk, inclusive en asuntos de protección de la infancia.

La coordinación es fundamental en emergencias y UNICEF continua abogando por los derechos de los niños que son la principal procupación en la respuesta nacional así como en la colaboración con el gobierno, la Cruz Roja y otras agencias de las Naciones Unidas y sus aliados. UNICEF también acordó cooperar con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en la provisión de alimentos a mil familias durante dos meses.

Al mismo tiempo UNICEF busca apoyo financiero adicional para aliviar la continua falta de alimentos y agua, la falta de medicamentos, la necesidad de generadores y provisiones para reparar casas y escuelas dañadas, y el apoyo necesario para las familias más desplazadas y vulnerables, y la necesidad de apoyo psicológico-social para los niños, niñas y adolescentes afectados por Dean.

Para mayor información
William A. Neal, wneal@unicef.org, Tel: 223-3609/3864/7294, UNICEF Belize

------------------------------------

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, y apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children