Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Los niños de Portland Cottage, Jamaica sienten la furia de otro huracán

© UNICEF/Jamaica/2007
Una madre ayuda a su hijo a pasar entre los escombros que quedan de su casa en Portland Cottage, Jamaica.

Kingston, Jamaica, 22 de agosto 2007 – Entre la ropa que se pone a secar en ramas de árboles caídos, colchones mojados y muebles hinchados de agua, los niños de Portland Cottage, en la costa este de Jamaica, se aferran a sus madres y tímidamente miran a los extraños pasar de casa a casa tomando notas.

Para los niños mayores de esta comunidad, esta es la segunda vez en tres años que experimentan la furia de un huracán. En 2004, el Huracán Ivan pasó por esta pequeña comunidad localizada en tierras pantanosas, dejando huellas de muerte y destrucción. En ese entonces, ocho miembros de la comunidad murieron, incluso tres niños que se ahogaron mientras sus desesperados padres intentaban salvarlos. 

Afortunadamente, esta vez no hubo muertes, la comunidad aprendió de la última vez y unos 180 personas incluyendo 13 niños se refugiaron en la escuela primaria ubicada sobre una loma. Otras familias encontraron protección entre vecinos cuyas casas son más fuertes y seguras, y están localizadas en sitios más altos. Sin embargo, después de que pasó el Huracán Dean este domingo 19 de agosto, Portland Cottage otra vez se encuentra devastado.

La huellas del agua desbordada que subieron a un nivel de hasta casi un metro (aproximadamente cuatro pies) son visibles, dejaron a su paso unas cuatro pulgadas de lodo. Casi todos los techos fueron destruidos, y los postes de iluminación y cables eléctricos rotos, bloquean el paso, mientras los residentes se preguntan ¿cuándo llegarán los camiones con agua potable?

© UNICEF/Jamaica/2007

 

Una madre de seis hijos regresó el día siguiente para inspeccionar cómo había qudado su casa y lo único que encontró fue el piso rojo de concreto. Su casa de madera había sido estrellada en pedazos, los muebles y su ropa quedaron derrapados por todas partes.

“No nos queda nada” cuenta la madre desesperada a UNICEF. “Solo estoy intentando secar un poco de ropa. Necesitamos agua, comida…” su voz se calla cuando mira a su  inquieto hijo de cinco años escalando los escombros mientras sus hermanos mayores se quedan en silencio. No sentián ganas de hablar. Para ellos, el nuevo año escolar que debería haber empezado el 3 de septiembre, pero que ha sido pospuesto hasta septiembre 10, probablemente es lo que menos les preocupa en sus condiciones.

Un total de 167 refugios se han habilitado en la isla, alojando a unos 3,476 refugiados, inclusive 170 niños.

UNICEF Jamaica, ha proporcionado cuatro kits de emergencia para la salud que puede beneficiar a 4,000 niños, asi como 1,000 contenedores de agua. La Oficina Regional de UNICEF en América Latina y el Caribe proporcionó otros 1,000 contenedores de agua para apoyar los esfuerzos de esta emergencia.

Respondiendo a una llamada, el Comité Nacional de UNICEF en el Reino Unido ha ofrecido $100,000 (Dólares) para el alivio inicial de la emergencia.

El Huracán Dean
Entró por la costa este del Caribe el viernes 17 de agosto, 2007,  destruyendo techos e inundando las calles de St. Lucia, Dominica, Jamaica, Haití, República Dominicana, Martinique, Belice y México. El huracán llegó al sur de Jamaica con vientos mucho más fuertes que los del Huracán Ivan en el 2004,
acabando con 13 vidas, entre ellas una niña de 14 años, y graves daños a la economía del país. Más de 32,000 personas han sido desplazadas de sus hogares, un tercio de las cuales son niños. Jamaica ha sido declarada en estado de emergencia durante un mes.

------------------------------------

Para mayor información
Mónica Días, mdias@unicef.or, tel: 926-7584/5 o 324-4924, UNICEF Jamaica

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, y apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children