Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Comunidades Religiosas de América Latina y El Caribe refuerzan sus compromisos en la atención del VIH y el SIDA

Por Claudia Florentín

Buenos Aires, 17 de abril, 2007 -  “De la apertura de corazones, estoy satisfecho”, afirma Elías Szczytnicki, director de la Oficina Regional Latinoamericana y Caribeña de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), coordinando el Pre-Foro Ecuménico e Interreligioso del IV Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH/SIDA e ITS, celebrado por Religiones por la Paz, con la cooperación de la Pastoral Ecuménica y Solidaria con Personas Viviendo con HIV-SIDA, la Alianza Ecuménica de Acción Mundial (EAA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Iniciativa de Políticas en Salud de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Institucional (USAID/HPI) y la Comunidad Judía de Buenos Aires (AMIA), en la sede de esta ultima.

“Todos y todas hemos venido con la conciencia de que la diversidad es el eje central y debemos practicarlo entre nosotros, y sabemos que sobre algunos temas, particularmente lo que hace a la sexualidad, no todos pensamos igual, pero nos sentimos hermanados por el gran dolor de oír las cifras alarmantes de crecimiento del VIH y el SIDA en América Latina y el Caribe" expresa Szczytnicki.  La epidemia crece entre las mujeres, los jóvenes y los pobres en nuestra región.  De los aproximadamente dos millones y medio de personas que viven con VIH, setecientos cincuenta mil son jóvenes.  El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) hace una proyección para el 2010 calculando que habrá un millón cien mil niños y niñas huérfanas por la muerte de los padres a causa de la epidemia.  Szczytnicki sueña con comunidades de fe que se organicen alrededor del tema y puedan incidir en la agenda pública de sus países.  "En aquellos países donde se implementaron masivamente testos para varones y mujeres la epidemia no ha avanzado”, afirma, “y no hay nada en las convicciones religiosas de ninguno de nosotros que impida que cumplamos con los testos y los fomentemos".

También es parte de ese sueño, Nils Katsberg, director de la Oficina Regional para las Américas y el Caribe de UNICEF.  En su intervención, invitó a las comunidades de fe a organizarse y seguir los avances en el tema a nivel regional.  La violencia, el abuso sexual y el VIH van de la mano en la región, afirma, y tomando una imagen del mundo religioso, expresa, "El pecado se expande en el silencio y la impunidad, la violencia y las violaciones también y no hay que ocultarlas más".  El acceso universal a la prevención y el tratamiento, dice, no cambia por si solo la realidad, debe cambiar la actitud y para eso las comunidades de fe son importantes.  Destaca como ejemplo que el 95% de los hombres en la región nunca se ha hecho un test de VIH y no siempre esto es por falta de acceso a los mismos.

A su turno, la pastora luterana Rev. Judith VanOsdol, coordinadora de la Pastoral de las Mujeres del Consejo Latinoamericano de Iglesias y moderadora de la Red Latinoamericana y Caribeña de Mujeres de Fe, arremetió contra las injusticias relacionadas con la epidemia, principalmente la de género. En una presentación titulada "Mantengamos la promesa", apelación hecha a las comunidades de fe para que vigilen a los gobiernos que han adherido a distintas convenciones y declaraciones internacionales, mostró las irrefutables cifras de desigualdad en lo que hace al VIH y el SIDA en América Latina y el Caribe.  Incentivó a las y los líderes religiosos presentes a un mayor compromiso con la igualdad de las mujeres y a asumir que no es un problema de las mujeres, sino de justicia, de inclusión social, de derechos humanos, "podemos decir en términos religiosos, que es un llamado", finalizó.

La Sheila Amina al-Jerrahi, de la Orden Sufi Jalveti Yerraji y presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales del Consejo Interreligioso de México (CIM), subrayó la gran experiencia que es para ella trabajar en este espacio el tema del VIH y el SIDA en mujeres y niños.  "Nuestra orden es mística y no hemos enfocado directamente el tema, pero el intercambio religioso fomenta el conocimiento y el crecimiento personal de la conciencia, va permeando la comunidad, en la educación y el acompañamiento". Consultada sobre las prácticas y/o restricciones de su orden en conducta sexual y prevención dice "no tutelamos las conductas de las personas, pero sí fomentamos el cuidarse y cuidar al otro.  Las mujeres religiosas del Islam en México lidiamos con el peso de toda mujer latinoamericana que es muy distinto del peso que carga la mujer islámica en países teocráticos, donde las interpretaciones del Coran han sido viciados por un extremo patriarcado.  El Corán es liberador para la mujer, porque establece la equidad".

La bienvenida al Pre-Foro Ecuménico e Interreligioso estuvo a cargo de Luís Grynwald, presidente de la Comunidad Judía de Buenos Aires (AMIA), y el Rev. Lisandro Orlov, coordinador de la Pastoral Ecuménica y Solidaria con Personas Viviendo con HIV-SIDA, que fue seguida por una introducción del evento, a cargo de Elias Szczytnicki, de Religiones por la Paz.  A continuación, se desarrollo el panel inaugural, titulado: “El rol de las comunidades religiosas en la atención del VIH y el SIDA”, que fue moderado por Ramón Soto, asesor en VIH/SIDA de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de Visión Mundial, y contó como panelistas a Nils Katsberg, de UNICEF, Ernesto Guerrero, coordinador de País de Panamá y México del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA), Daniel Fontana, director del Programa Nacional de Lucha Contra los Retrovirus de los Humanos, SIDA y ETS del Ministerio de Salud de la Argentina, y Paula Sousa, coordinadora del Grupo de Trabajo de las Religiones del Programa Estatal de ETS/SIDA de Sao Paulo.

Seguidamente, se realizo la segunda sesión de la mañana: “Los desafíos particulares del VIH y el SIDA en la Infancia y las Mujeres”, en la que actuó como moderadora, Viviana Figueroa, presidenta de la Asociación de la Juventud Indígena Argentina, y como panelistas, Vivian López, oficial de Programas de VIH/SIDA de la Oficina Regional para las Américas y el Caribe de UNICEF, la Rev. Judith VanOsdol, de la Pastoral de las Mujeres del CLAI  y  la Red Latinoamericana y Caribeña de Mujeres de Fe, Elizabeth Nicholas, coordinadora del Programa Regional de VIH/SIDA de la Conferencia Caribeña de Iglesias (CCC), Noemí Espinoza, asesora de Abogacía y Alianzas del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y Deborah Williams, miembro de la Junta de Directores de la Red Regional Caribeña de Personas Viviendo con VIH/SIDA (CRN+).

Posteriormente, fueron recibidos los saludos de Rosa Lavecchia, representante de País para el Cono Sur, Bolivia y Brasil del Servicio Mundial de Iglesias (CWS), y de Ernesto Guerrero, en representación de Cesar Núñez, director del Equipo de Apoyo Regional para América Latina de ONUSIDA.  La jornada continuó con la sesión: “Las respuestas de las comunidades religiosas latinoamericanas y caribeñas frente al VIH y el SIDA”, en la cual intervinieron como panelistas, el Hno. José Bernardi, secretario ejecutivo de la Pastoral de ETS/SIDA de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), Ester Almeida, asesora del Programa Salud y Derechos de Koinonia Presencia Ecuménica y Servicio, el senador Noble Khan, secretario de la Organización Interreligiosa de Trinidad y Tobago (IRO), y José Marmo da Silva, secretario ejecutivo de la Red Nacional de Religiones Afro-Brasileras y Salud, y como moderador, Luis Escoto, coordinador de VIH/SIDA del Secretariado Latinoamericano y Caribeño de Caritas (SELACC).

El evento concluyó con la sesión: Construyendo una Red Interreligiosa Latinoamericana y Caribeña sobre VIH y SIDA y apoyando a la Plataforma Ecuménica e Interreligiosa para la XVII Conferencia Internacional del SIDA, que fue moderada por la sheija Amina al-Jerrahi, del CIM, y contó como panelistas al Rev. Lisandro Orlov, de la Pastoral Ecuménica, Hernán Quezada, director del Centro de Formación Humanista de la Universidad Iberoamericana Puebla y asesor en VIH y SIDA de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social - Caritas Mexicana, y el obispo Juan Edghill, co-presidente de la Organización Interreligiosa de Guyana (IROG).  A continuación, fue aprobada una moción que establece la continuidad de un marco de encuentro de las redes participantes, cuya próxima reunión se realizara en los días previos a la XVII Conferencia Internacional del SIDA, en la ciudad de México, a finales de julio de 2008.  Seguidamente, realizaron comentarios finales, Elias Szczytnicki, de Religiones por la Paz, Luís Saguier, director general de Culto Católico de la Secretaria de Culto de la Argentina, y Gracia Violeta Ross, responsable nacional de la Red Nacional de Personas que Vivimos con el VIH y el SIDA de Bolivia (REDBOL).  El Pre-Foro Ecuménico e Interreligioso finalizó con una plegaria celebrada por el Anciano Oxlajuj Quiej, representante de la Conferencia Nacional de Ministros de la Espiritualidad Maya de Guatemala (Oxlajuj Ajpop).

Para mayor información
Elias Szczytnicki, Religiones por la Paz América Latina y el Caribe (Lima)
E-mail: eliass@religionesporlapaz.org

Andrea Louie, Religiones por la Paz Internacional (New York)
E-mail:
alouie@wcrp.org

 

 
unite for children