Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Pese al progreso, las niñas siguen siendo víctimas de la violencia y la discriminación

UNICEF Bolivia/2004/F.Cuellar

NUEVA YORK, 5 de marzo de 2007 – La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las formas más extremas de desigualdad, dijo hoy Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, durante el 51º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas.

“Pese al progreso, en el mundo todavía hay millones de niñas desescolarizadas, víctimas de la explotación laboral y la trata de mujeres, y vulnerables al VIH/SIDA y a la violencia sexual”, dijo Veneman, adelantándose al Día Internacional de la Mujer, que se celebrará el 8 de marzo.

Al destacar la innegable relación que existe entre la discriminación contra las niñas y las mujeres, por una parte, y la violencia, por otra, Veneman llamó la atención sobre la violencia sexual que es frecuente en los conflictos armados, la trata de personas y ciertas prácticas culturales, como los crímenes asociados con la honra y la dote, el matrimonio precoz y la mutilación/ablación genital de la mujer.

“En demasiados países y regiones se hace caso omiso de la grave situación de las niñas o se niega esta realidad”, dijo Veneman. “Esto hace que las niñas se resignen a sufrir en silencio y tiene efectos devastadores sobre el bienestar de las familias y las comunidades”.

Veneman afirmó que la educación no solo es clave para solucionar el problema de la discriminación y la violencia contra las niñas, sino también para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las niñas que se educan cuentan con más medios para protegerse contra enfermedades que amenazan la vida, como el VIH/SIDA; tienen una probabilidad mayor de dar a luz bebés saludables que sobreviven y llegan a la edad adulta; y tienden a casarse más tarde y a procrear menos hijos.

“El desarrollo económico es mayor en las sociedades donde tanto las niñas como los niños reciben educación”, dijo Veneman. “Debemos intensificar nuestros esfuerzos para garantizar que las niñas accedan a la enseñanza y estudien en ambientes seguros”.

Esos esfuerzos deben incluir la abolición de los gastos de escolaridad, que impiden que muchas familias pobres envíen a sus hijas a estudiar; la construcción de instalaciones de saneamiento adecuadas para las niñas en las escuelas; el apoyo comunitario al desarrollo de los niños y las niñas en la primera infancia; y la protección de las niñas contra la violencia tanto en la escuela como en el trayecto que conduce desde el hogar hasta la escuela y viceversa.

Además de lo anterior, es fundamental que las niñas, incluidas las más desfavorecidas y marginadas socialmente, dispongan de espacios seguros para poder estudiar y disfrutar de actividades recreativas sin temor a la violencia o al abuso. Los hombres y los niños también deben comprometerse a combatir la discriminación y la violencia contra las niñas.

“Los hombres y los niños pueden ser poderosos aliados en la lucha por la igualdad de las mujeres y las niñas y contra la violencia que las afecta”, dijo Veneman. “Alcanzar la igualdad entre los géneros exige que toda la sociedad rechace las normas y las costumbres que permiten que las mujeres y las niñas sean menospreciadas y consideradas ciudadanas de segunda clase”.

“Hace ya mucho tiempo que los países, las culturas y las comunidades de prácticamente todo el mundo reconocieron que tratar a las niñas y a las mujeres como iguales redunda en su propio beneficio”, dijo Veneman. “El sentido común y las ciencias económicas indican que una sociedad no puede marginar a la mitad de su población y esperar obtener resultados positivos”.

___________________

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en 155 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, agua y saneamiento adecuados, educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Najwa Mekki, UNICEF
Sección de medios de comunicación
Nueva York, 1 212 326–7162
nmekki@unicef.org

 

 
unite for children