Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF hace un llamado para que se priorice a la niñez y brinda asistencia en agua, saneamiento y nutrición a los afectados por las recientes inundaciones en Bolivia

La Paz / Bolivia, 20 de Febrero de 2007 -  UNICEF, en coordinación con las agencias del Sistema de Naciones Unidas, autoridades nacionales y departamentales, organizaciones no gubernamentales, esta apoyando las labores de asistencia humanitaria en las áreas de agua, saneamiento, nutrición y refugio a los afectados de los Departamentos de Santa Cruz, Beni y Cochabamba.

En el área de nutrición, 3.300 niños y niñas menores de cinco años de los municipios de Saavedra, Warnes, Okinawa, San Pedro y Mineros del Departamento de Santa Cruz y de los municipios de Sinahota, Puerto Villarroel y Villa Tunari del Departamento de Cochabamba  recibieron 24.000 bolsas galletas fortificadas donadas por UNICEF. Estas galletas son un alimento suplementario, a las comidas que diariamente reciben los infantes, su aporte nutricional proporciona proteínas, calcio, hierro y vitaminas C, A, B1, B2, B12, acido fólico y zinc. Cada familia, con niños menores a cinco años, recibe una bolsa de 250 gramos de galletas para una semana.  

En el Departamento de Santa Cruz, UNICEF esta apoyando las acciones de asistencia en agua y saneamiento.  Con el apoyo de un especialista de nacionalidad  sueca  de la Swedish Relief Agency, se ha apoyado a los municipios afectados en la evaluación de los daños en los sistemas de agua y saneamiento, así como en la instalación de tanques de agua y en la logística de distribución de agua mediante cisternas. A la fecha se han entregado 90 carpas y se han instalado 75 retretes móviles y 50 envases de basura para los refugios.    También se han distribuido 1000 kits de higiene (que contienen cepillos de dientes, pasta dental, toallas medianas, jabón, toallas higiénicas, papel higiénico, vasos plásticos y peines), 20 kits de análisis de agua para detectar contaminación fecal en el agua.
 
En el Departamento del Beni, UNICEF también cuenta con un experto en agua y saneamiento que esta apoyando al Centro de Operaciones de Emergencia  y al equipo de UNDAC (UN Disaster Assessment and Coordination) en las tareas de visitas de campo, la coordinación de la respuesta humanitaria y las condiciones de agua y saneamiento de los refugios.  Al momento se han instalado tres tanques de agua en los refugios y se han distribuido dos mil hojas informativas sobre higiene.  Así mismo, UNICEF realizó un censo de la población que se encuentra albergada en los refugios temporales, para iniciar tareas de  prevención contra la violencia intrafamiliar y promover la recuperación psicoafectiva.  A la fecha se cuentan 2,115 niños y niñas y  84 mujeres embarazadas.

Estas acciones en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y Beni ya suman a la fecha una inversión aproximada de $us230 mil dólares.

Situación humanitaria en continuo deterioro
De acuerdo a Defensa Civil y la información recolectada por el Sistema de Naciones Unidas, 67.899 familias han sido afectadas (más de 339.495 personas) en ocho de los nueve departamentos de Bolivia.

Los Departamentos más afectados son Santa Cruz y Beni donde la situación permanece crítica debido a la continúa subida de las aguas de los ríos Grande y  Mamoré.     De acuerdo al Servicio de Navegación Amazónica si el agua en la ciudad de Trinidad, capital del Departamento del Beni, sube 17 centímetros más alcanzará el registro histórico de 1992, cuando se produjo una inundación generalizada en esa región. 

Se cuentan aproximadamente 5 mil familias en todo el país que están viviendo en refugios temporales.  En Santa Cruz se encuentran 32,  44 en el Beni y  dos en Cochabamba.  Muchos de los refugios están instalados en las escuelas.  Algunas familias solamente pudieron huir del agua llevando sus pertenencias a la vera de los caminos.

La mayor amenaza para los afectados, es el inminente incremento de enfermedades infecciosas producto de las deficientes condiciones de agua y saneamiento.   Los reportes en el área de salud indican que se han incrementado los casos de malaria, Leishmaniasis, hanta virus, dengue, infecciones respiratorias, enfermedades de la piel, diarrea y conjuntivitis. También se prevé un brote de dengue.

Incierto reinicio de clases
El Ministerio de Educación ha suspendido las clases en  casi todas las áreas afectadas de Santa Cruz y Beni, y está buscando asistencia para proporcionar lugares alternativos para ser usados como refugios y de esta manera asegurar el retorno de los estudiantes a sus escuelas.  De acuerdo al Servicio Departamental de Educación de Santa Cruz, en la ciudad de Santa Cruz durante la semana pasada 178 escuelas no pudieron iniciar clases, a la fecha solamente se cuentan 30 escuelas.

En la provincia Saavedra 30 escuelas se encuentran afectadas por las inundaciones. En Yapacani 40 de 86 escuelas no podrán iniciar clases en el futuro cercano, porque la mayoría de ellas se encuentran usadas como refugios. Doce escuelas de 162 en el Municipio de San Julián han sufrido grandes daños en su infraestructura.  En Cotoca solamente 22 de 44 escuelas iniciarán clases. En Guarayos 10 de 31 escuelas están muy afectadas por las inundaciones.

Llamado a la asistencia humanitaria

Las Naciones Unidas, el pasado miércoles 21 de febrero hizo un llamamiento de ayuda humanitaria por $ 9.2 millones a la comunidad internacional para responder a un amplio número de necesidades urgentes en siete de los nueve departamentos de Bolivia.

Sobre UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en 155 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, agua y saneamiento de calidad, educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para mayor información:

Clara Marcela Barona, Oficial de Comunicación
Teléfono (591-2) 2770222, interno 184
cbarona@unicef.org

Delina Garsón, Asistente de Comunicación
Teléfono (591-2) 2770222, interno 149
dgarson@unicef.org

 

 

 
unite for children