Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Efectivos militares bolivianos serán capacitados en la adopción de actitudes y prácticas para la prevención del VIH/SIDA

La Paz, Bolivia, 6 de febrero de 2007 -  El Grupo Temático de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA (ONUSIDA) firmó hoy un acta de acuerdo con el Ministerio de Defensa Nacional, el Ministerio de Salud y Deportes, y el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas para la ejecución del proyecto “Adopción de Actitudes y Prácticas para la Prevención del VIH-SIDA al interior de las Fuerzas Armadas”.

El proyecto busca contribuir a que el personal profesional de las Fuerzas Armadas, soldados, marineros y premilitares asuman comportamientos sexuales responsables y seguros frente a las ITS y VIH-SIDA, fomentando la participación activa de los jóvenes informando a sus pares sobre protección, prevención, respeto y ejercicio de los derechos humanos. 

Con una inversión de 75 mil dólares americanos, 25 mil a cargo de ONUSIDA y el resto como contraparte del Ministerio de Defensa, Ministerio de Salud y Deportes, las Fuerzas Armadas de la Nación y UNICEF, los beneficiarios alcanzarán aproximadamente la suma de 53 mil uniformados.

El acta de acuerdo lleva la firma del Ministro de Defensa Nacional, Walker San Miguel, la Ministra de Salud y Deportes, Nila Heredia, del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, Gral. de Ejercito Wilfredo Vargas Valdez, Antonio Molpeceres, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia y Gordon Jonathan Lewis, Representante de UNICEF en Bolivia.

Las actividades del proyecto se realizarán en el marco del programa “Centinela de la Salud”  del Programa de Instrucción Integral para el Soldado iniciado en 1987, bajo la iniciativa del Ministerio de Defensa Nacional, el Ministerio de Salud y Deportes y el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas. Se enfocará en el conocimiento y el ejercicio de los derechos humanos, promoviendo el cambio hacia prácticas saludables de salud sexual y reproductiva y disminuir el estigma y la discriminación que afectan a las personas viviendo con VIH o Sida.

El personal de salud de las Sanidades Operativas de las Fuerzas Armadas conocerá y velara por el cumplimiento de la Resolución Ministerial 0711 al interior de las Unidades Militares,  única normativa legal vigente en el país hasta la fecha. De igual manera aplicará medidas preventivas con los contingentes de paz  coordinando las actividades con el Programa Nacional de ITS-VIHSIDA. 

Los 53.000 uniformados partícipes del proyecto podrán acceder de manera voluntaria y gratuita a la prueba del VIH en las Sanidades Operativas de los cuarteles. Se espera que este servicio, no sólo  ayude a la captación de nuevos casos y a frenar la cadena epidemiológica, sino también de acercar a los jóvenes a la posibilidad de vivir con el virus  y entender que el VIH y Sida son una realidad en Bolivia, y que a todos, si no tomamos las medidas necesarias, nos puede afectar.

Población vulnerable

De acuerdo a un estudio mundial realizado por ONUSIDA los servicios uniformados representan un grupo vulnerable frente al SIDA. La investigación demostró que el riesgo de adquirir alguna infección de transmisión sexual en este grupo de población son 2 a 5 veces más altas que en la población civil por diferentes causas, tales como los largos períodos lejos del hogar que provocan sentimientos de soledad y tensión sexual.    El sistema de valores de los militares tiende a excusar o incluso a estimular la adopción de riesgos (machismo), bajo la presión del grupo.  

Al respecto el Dr. Christian Darras, Presidente Grupo Temático de las Naciones Unidas para el VIH-Sida en Bolivia, resaltó que “la  mayoría de los soldados son jóvenes entre 17 y 24 años sexualmente activos; algunos de ellos pueden ser atraídos por las trabajadoras sexuales comerciales que se instalan en las cercanías de los campamentos militares, lo cual incrementa la posibilidad de infectarse con enfermedades de transmisión sexual si no se usa preservativos.  Al volver a sus familias, el soldado infectado por ITS o VIH puede transmitir la infección a su pareja “habitual” o donando sangre sin analizarla’”.

Para mayor información:

Cristina Gonzáles,
Consultora VIH/SIDA, UNICEF
Teléfono (591-2) 2770222, interno 127
cgonzales@unicef.org
 

Delina Garsón,
Asistente de Comunicación, UNICEF
Teléfono (591-2) 2770222, interno 149
dgarson@unicef.org

 

 

 
unite for children