Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Geraldinho Vieira: Red ANDI en LAC

El futuro de la Red ANDI: Una fuerte sinergia

Por Jerome Seregni

Entrevista a Geraldinho Vieira: B
rasileño, periodista desde 1979, Ex Director Ejecutivo (1996 – 2002) y actual Vicepresidente de la Agencia de Noticias por los Derechos de la Infancia (ANDI). ANDI es una organización no gubernamental, cuya misión es contribuir, a través  de los medios de comunicación, a construir  una cultura que priorice la promoción y defensa de los derechos de los niños y los adolescentes. Es pionero de la expansión de ANDI en América Latina – a  partir del 2003 nace la Red ANDI.

Es también Director de Comunicación para América Latina de la Fundación AVINA y autor del libro “Complejo de Clark Kent – ¿Son súper hombres los periodistas?”. Fue nominado en 1997, por el trabajo desarrollado en ANDI, para el Premio Nacional de los Derechos Humanos, dentro de la categoría "Personalidades".  Fue Jefe de Gabinete del Ministerio de la Cultura durante la gestión del filólogo Antonio Houaiss y Asesor de comunicación de la Associaçao Nacional de Jornais.

¿En vista de su creciente expansión, cómo visualiza el futuro de la Red ANDI?

Con el apoyo que la Red ANDI, América Latina ha recibido hasta el momento de organizaciones aliadas como Petrobras, Save the Children Suecia, Plan Internacional, Fundación AVINA y principalmente a partir de la alianza histórica entre ANDI y UNICEF en Brasil (y ahora con el apoyo de la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe), llegamos a lo que era impensable 10 años atrás. Se han abierto muchas ventanas de oportunidades para los próximos años.

Pienso que la Red y sus agencias deben mantener el excelente monitoreo cuantitativo sobre el desempeño editorial de los medios en temas relacionados con la infancia y adolescencia. Estamos convencidos de que es esencial para generar conciencia (mejor comprensión de los varios temas) entre los propios periodistas y medios, que contribuyen así a los cambios necesarios al buscar la profundización de la información.

Con la aprobación del primer plan estratégico regional de largo plazo, que establece metas y resultados esperados hasta el 2011, inauguramos una nueva base de articulación entre las agencias y profundizamos las estrategias de actuación en red. Este es un paso importante en el proceso de fortalecimiento y consolidación de la iniciativa a nivel regional para que los esfuerzos de las agencias converjan en temas e iniciativas comunes y a la vez generen mayor impacto y calidad.

¿Cuáles considera la Red ANDI como sus temas centrales de acción?

La Red seleccionó la violencia, la educación y la lucha contra la pobreza e inequidad como sus temas centrales para los próximos años; y la articulación con otros actores sociales como su estrategia central de actuación. De esta manera busca influir de forma efectiva en los procesos de construcción de políticas públicas a nivel regional o de cada país.  

Un ejemplo de este tipo de actuación en red fue el trabajo desarrollado para preparar el lanzamiento del Estudio del Secretario General sobre Violencia contra los niños, que se llevó a cabo  en la sede de las Naciones Unidas. A partir de un trabajo de seguimiento de la cobertura, se hizo un informe especial sobre el manejo del tema en los medios. La coordinación de la Red utilizó este informe como insumo para realizar tres talleres sub regionales en donde participaron periodistas de 17 países, quienes analizaron la cobertura del tema violencia. A continuación se utilizó la página Web de Acción 17, iniciativa que tiene el apoyo de la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, para favorecer la movilización de periodistas. El resultado fue una cobertura periodística del estudio global de la mejor calidad. Todas las acciones estuvieron integradas: esto es lo que caracteriza el futuro de la Red ANDI, los procesos en fuerte sinergia. Al estar capacitados, los propios medios y la sociedad pueden mantener un seguimiento más cercano de las respuestas de los gobiernos de la región a las recomendaciones del estudio de las Naciones Unidas, y para ello, la Red buscará dar continuidad al trabajo en el 2007.

La Red organizará cada vez más talleres de derechos de la niñez y periodismo. Conducidos de manera organizada, se pueden impulsar cambios más rápidos en la calidad de las noticias. De todas maneras, una misión importante para la capacitación de periodistas es la de movilizar eficazmente los currículos de periodismo en las universidades, con el fin de sintonizarlos con el siglo XXI.

El futuro apunta también hacia la necesidad de que la Red se prepare para replicar su metodología en otros continentes y regiones, una demanda que ya existe pero que encuentra limitaciones para su viabilidad.

Por supuesto existe siempre el desafío de garantizar la sostenibilidad financiera de la Red a largo plazo, pues su potencial de herramienta de cambio en favor del desarrollo social, no siempre se comprende.

Por su pragmatismo en la búsqueda de resultados y por su dedicación a la propia gestión, la Red ANDI América Latina tiende a ser una referencia mundial sobre el trabajo social en red.   

Hay quienes consideran el periodismo social un tema aburrido ¿De qué manera ANDI interesa a los distintos públicos hacia sus temas centrales de acción?

El periodismo, de modo general, es aburrido (más para quien lo consume que para quien lo hace). Son pocos los momentos en que el periodismo emociona y eso no es distinto en las áreas de deportes, política, economía y artes. Cuando emociona, lo hace gracias a una narrativa ágil, con un poco de poesía y más información puntual, con muchas voces de opiniones que nos hacen pensar y nos movilizan a cambiar de ideas, visión y valores. Igualmente, una historia periodística raramente es “aprobada” por los críticos expertos en los temas.

Hay que considerar que - además de la buena o mala calidad de algunas publicaciones - hay distintos perfiles de público. Para unos la información debe ser más densa y formal. Para otros, los mensajes deben ser directos, con poca información y más literarios. Una mejor opinión dependerá también del objetivo de aquel tipo de periodismo: en algunos casos será la movilización de la sociedad ante un tema; otras veces se pretende un periodismo de tipo educativo. Para cada objetivo y público, uno debe siempre buscar el medio correcto, el momento oportuno para difundir la información y el mejor lenguaje.

Ocurren muchos casos de “buena conjugación” de estos elementos, lo que nos hace creer que no todo está perdido en este siempre controversial mundo del periodismo (a quien un día el cineasta Luis Buñuel llamó la “bestia del Apocalipsis) y de las motivaciones de los periodistas (a quien el escritor brasileño Nelson Rodríguez denominó “bestias de la objetividad”). Esta tensión entre las lógicas de nosotros los periodistas, proveedores de información y la audiencia, es el desafió y también el atractivo del periodismo.

¿Qué significa para usted el “periodismo comprometido con la verdad”?

La verdad cambia con los tiempos, con las culturas. De todos modos, se puede decir que es un periodismo que reconoce algunos aspectos de la realidad humana y que protege los mejores principios éticos de la profesión. Entre estos aspectos y principios están: (a) la importancia de oír muchas voces, pero no voces que se complementan para validar una tesis preconcebida en las redacciones, sino voces que aumenten distintos colores al debate; (b) el deber de mantener los ojos de los ciudadanos abiertos, críticos y con una visión amplia de la complejidad de la vida en sociedad; (c) la conciencia de que en el mundo hay problemas y también que existe mucha gente aportando soluciones concretas o ideas de soluciones, es decir, hay que tener conciencia que la vida no cabe exclusivamente en el paradigma de las denuncias, que es un juego entre actores con distintos intereses y sensibilidades; (d) que dedique atención permanente a la memoria de los hechos como criterio para una buena investigación (periodismo sin memoria es periodismo que no contextualiza y, consecuentemente, no es periodismo de verdad, es panfleto diario); y, (e) la necesidad de ser critico, sin ser hipócrita ni cínico frente al mundo y la gente.   

 

Para más información:

Ana María Ortiz

amortiz@unicef.org

 Jerome Seregni – UNICEF Comunicación

jseregni@unicef.org

 

 

 
unite for children