Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Promover la autonomía de la mujer es clave para cumplir los derechos de la infancia

© UNICEF Costa Rica/M. Martin/2006
De izquierda a derecha: María Elena Montenegro, Oficial de Programas de UNICEF, Jennette Carillo, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres y Mario Víquez, Presidente Ejecutivo del Patronato Nacional de la Infancia

Costa Rica, 11 de diciembre 2006 – Eliminar la discriminación entre los géneros, promover la autonomía de la mujer y su participación en la toma de decisiones produce un “doble dividendo” que beneficia tanto a la mujer como a la infancia. Además tiene consecuencias profundas y positivas sobre la supervivencia, el bienestar de la infancia, las familias, las comunidades y los países, indica el Estado Mundial de la Infancia presentado por UNICEF el día de la conmemoración del 60º aniversario de la organización.

En el acto de presentación del documento participaron la Sra. María Elena Montenegro, Oficial de Programas de UNICEF, Jeanette Carrillo, Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) y Mario Víquez, Presidente Ejecutivo del PANI.

El informe que analiza la igualdad de género en tres grandes ámbitos: el hogar, el empleo, la política y la gestión pública, señala que el círculo de la discriminación comienza en la niñez, por lo que es necesario asegurar que los niños y las niñas reciban una educación de calidad libre de estereotipos y desarrollen las mismas capacidades para luchar por sus derechos y participar en los procesos de toma de decisión.

”Cumpliendo con los derechos de la mujer y su autonomía hacemos realidad los derechos humanos de la infancia en la región. Alcanzar la igualdad de género implica, entre otros, poner fin a la división de roles, a las prácticas discriminatorias y a la violencia en las escuelas y en los hogares”, afirma Nils Kastberg, Director Regional de la Oficina de UNICEF para América Latina y el Caribe.

A pesar de los progresos en la situación de la mujer que en las últimas décadas se han logrado en América Latina y el Caribe, la discriminación, la falta de autonomía y la pobreza ensombrecen las vidas de millones de niñas y de mujeres en los hogares, el empleo y en la política.

En muchos de los hogares de esta región, las mujeres siguen teniendo menor poder de decisión y esto puede afectar a la infancia ya que las mujeres suelen priorizar la nutrición, la salud y la educación de los niños. La desigualdad en el hogar está también vinculada a la violencia doméstica que, en América Latina y el Caribe, afecta a entre un 10% y un 36% de mujeres y es la causa de la muerte de unos 80,000 niños cada año.

En América Latina y el Caribe, la mujer cuenta con condiciones laborales discriminatorias: reciben sólo el 69% del ingreso que ganan los hombres y están empleadas en puestos de trabajo con seguridad y beneficios sociales mucho más precarios. Progresar en este ámbito implica que se rompan los patrones discriminatorios y la división de roles desde la infancia y niños y niñas crezcan en un entorno de igualdad de educación y oportunidades.

La participación en la política y en el gobierno tanto de las mujeres como de los hombres es esencial para alcanzar una democracia para todos los ciudadanos, incluidos los niños. Aunque todavía existen barreras, la participación política de las mujeres ha aumentado en la última década en América Latina y el Caribe: en muchos países se han establecido sistemas de cuotas para puestos electivos parlamentarios y varias mujeres se han consolidado como líderes políticos en la región convirtiéndose en presidentes o en primeras ministras como es el caso de Bolivia, Haití, Jamaica, Nicaragua, Panamá o Chile.

De acuerdo al informe presentado por UNICEF, la igualdad de género también impulsará todos los demás objetivos del Milenio, desde reducir la pobreza y el hambre hasta salvar las vidas infantiles, desde mejorar la salud de las madres hasta asegurar la educación universal, combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, y asegurar la sostenibilidad del medio ambiente.

Costa Rica avanza hacia la igualdad de género:

En la conferencia de prensa realizada en Costa Rica, Jeannet Carillo, Presidenta Ejecutiva del INAMU, presentó los datos sobre la situación de la mujer en Costa Rica.

De acuerdo con el Estado Mundial de la Infancia, las niñas tienen más probabilidades que los niños de no recibir una educación secundaria en muchas regiones en desarrollo. Sin embargo, Costa Rica muestra una situación contraria. La tasa de escolarización de la enseñanza secundaria en el período 2000–2005 fue de 73% para las mujeres y 67% para los hombres. En la última década, el país ha avanzado significativamente en la reducción de las brechas educativas a favor de las mujeres. Esto se manifiesta en un aumento sostenido de las tasas de cobertura, rendimiento y permanencia de las mujeres en el sistema educativo.
 
Alrededor de un 20% de los hogares del mundo están encabezados por mujeres y en el caso de América Latina un 24%. En Costa Rica, los hogares con jefatura femenina representan un 27.9% en el 2006, casi 8 puntos por encima del promedio mundial y casi 4 puntos al promedio de América Latina. Lo que indica que es muy positivo desarrollar programas y proyectos dirigidos a mujeres jefas de hogar en situación de pobreza, el impacto se duplica. 

Al igual que sucede en otras regiones del mundo, la incidencia de pobreza es mayor en estos hogares, por la situación de desventaja y vulnerabilidad que le asignan a la mujer jefa de hogar la función de proveedora y de  cuido. 

En Costa Rica la participación política y la gestión pública es un ámbito que presenta avances significativos de las mujeres en la última década, aunque todavía no pueda hablarse de una participación y representación paritaria con los hombres. Tal y como se señala en este Informe, la representación de las mujeres en los parlamentos es baja: menos del 17 % de todos los parlamentos del mundo, aunque aumentó de forma constante en la última década. Así también, su presencia en el gobierno es incluso más limitada: sólo un 14 % de los ministros y un 6 % de los jefes de gobierno del mundo son mujeres.

También es necesario destacar algunos resultados bastante positivos que presenta el Informe y que como país hemos alcanzado en materia de salud y protección de los derechos de las mujeres, por ejemplo:

- Una tasa de cobertura de la atención prenatal de 92 % en el período 1997–2005.
- Un 99 % de partos atendidos con personal cualificado en el período 1997–2005.
- Una tasa de mortalidad materna de 36% en el período 1990–2005 y una tasa de mortalidad infantil de 11 % en el 2005.

De acuerdo con la presidenta del INAMU, e Estado costarricense seguirá trabajando en: La formulación y ejecución de políticas de corresponsabilidad, la generación de acciones para cerrar las brechas salariales entre hombres y mujeres, Impulsar la autonomía de las mujeres y el acceso a empleos y el aumento de la  participación de la mujer en la esfera política.

“Los resultados de las políticas públicas que se tomen sobre la base de importantes informes como el presente garantizarán a las generaciones venideras una sociedad fuerte, tolerante y justa de hombres y mujeres cada vez más iguales y niños y niñas cada vez más solidarios y comprometidos con la sociedad”, concluyó Carrillo.


Para  más información:

Michael Martin Cel: 875 63 59. Email: mimartin@unicef.org
Xinia Miranda Cel: 363 07 58. Email: xmiranda@unicef.org
Fresi Solano Tel: 253 8066 ext 216. Email: fsolano@inamu.go.cr

 

 
unite for children