Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Niños y niñas hablan sobre la prevención de desastres

Panamá, 11 de octubre 2006 – En ocasión del Día Internacional para la Reducción de Desastres, UNICEF ha entrevistado a niños y niñas de la Escuela Puerto Rico de la Ciudad de Panamá, para que ellos mismos puedan decir lo que piensan sobre la educación en situaciones de emergencias. 

Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, presente en el evento, compartió su experiencia con los niños y destacó que “en cada clase, en cada escuela, en toda la región, es importante que se enseñe qué hay que hacer cuando ocurre un desastre natural. Asimismo, saber cómo adaptar las situaciones de emergencias en cada país, dependiendo si se trata de huracanes, terremotos u otras calamidades, es determinante para la prevención y la mitigación”.

La entrevista refleja la participación activa de los alumnos, sus ganas de expresarse y su creciente interés en el tema de prevención de desastres. Entre los más de 100 niños participantes, éstas son las opiniones de algunos de ellos:
A la pregunta ¿qué se hace antes y después de una inundación?, Generet Valdia, de 12 años, responde: “Antes de una inundación debemos agarrar los alimentos y ponerlos en bolsas de plástico. También debemos: refugiarnos en el lugar más alto posible; apagar o desconectar los aparatos eléctricos, y después saber cómo encenderlos”.

Sara Vadar, de12 años, sabe que si hay fuertes vientos y ráfagas, y está en un lugar donde hay ventanas, debe protegerse cerca de las paredes, porque las ventanas pueden volar o romperse, generando accidentes graves.

Su compañera, Gerivet Jiménez, de la misma edad, es consciente de que si hay fuertes temblores o un sismo, y ella se encuentra en la escuela, tiene que refugiarse debajo de los pupitres, de las sillas y de las puertas, porque si las paredes se rajan o se caen, ella estaría protegida.

Jesús Quelne, de 11 años, sabe que si viene un tsunami, y a pesar de sus avisos nadie le cree, hay que insistir y enseñar a las personas para que se preparen aguardándose en lugares seguros, porque si permanecen en el mar el nivel del agua subiría.

Cuando se les pregunta sobre su propio lugar de estudio, los niños responden con seguridad. Todos tienen muy claro que si la escuela es derribada por un terremoto hay que volver a construirla para poder volver a dar clases. “No debemos quedarnos en la casa sin hacer nada, sin venir a estudiar, pero hay que volver a construirla porque nos gusta venir al colegio y los profesores son muy buenos”, comenta una niña.

Asimismo, tras hacer varias prácticas de desalojo cada año, saben que cuando en su colegio suena la alarma de incendio, no tienen que salir corriendo.Con relación a esto una niña comenta “nosotros hacemos una fila y salimos de la escuela ordenadamente, sin correr y por las áreas que están libres del incendio. También nos vemos en la salida todos juntos para estar lejos del peligro”. A su lado, un niño reafirma lo que su compañera acaba de decir, “tenemos que salir calmados, caminando por las orillas para que no pueda caer algo peligroso y para cubrirnos de peligros, como por ejemplo, de techos o árboles que puedan caer”.

Al finalizar el encuentro, Ricardo Duran, de sexto grado, dio su visión general sobre el evento. Dijo que hay que mantenerse refugiados en cualquier ocasión cuando hay temblores o lluvia con tormentas, y que es importante la vida de todos nosotros.

En ocasión del día, UNICEF, junto a Cruz Roja, la Estrategia Internacional para Reducción de Desastres (EIRD) y Plan Internacional, lanzaron, bajo el lema “La Prevención de Desastres Empieza en la Escuela”, un Concurso de Dibujo y Pintura para todas los centros educativos de la región.

Con tal propósito, el Sr. Nils Kastberg comentó: “Este Concurso ayudará a que los chicos mismos desarrollen su propio pensamiento alrededor de cómo se puede prevenir un desastre natural. El dibujo puede ayudar a ellos mismos a recordar el evento que han vivido, y esto es fundamental en un proceso de recuperación psico-emocional”.

El Concurso está abierto a los 35 países de América Latina y el Caribe.


Para más información:

Jerome Seregni - UNICEF Comunicación
jseregni@unicef.org

Isabel Benlloch - UNICEF Comunicación
ibenlloch@unicef.org

 

 

 

 

 

 

 

Ir a...

unite for children