Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Los progresos indican que se puede derrotar el retraso en el crecimiento infantil, dice UNICEF

En el mundo, uno de cada cuatro niños menores de 5 años padece retraso en el crecimiento

DUBLÍN, 15 de abril de 2013 – Un nuevo informe de UNICEF presentado hoy ofrece pruebas de que se están logrando progresos reales en la lucha contra el retraso en el crecimiento, el rostro oculto de la pobreza para 165 millones de niños y niñas menores de 5 años. El informe muestra que acelerar los progresos es posible y necesario.

Mejorar la nutrición infantil: el imperativo para el progreso mundial que es posible lograr confirma que una de las claves para el éxito contra el retraso en el crecimiento es centrar la atención en el embarazo y los primeros dos años de la vida del niño. El retraso en el crecimiento infantil no consiste solamente en tener una baja estatura para la edad. También significa sufrir un retraso en el desarrollo del cerebro y de la capacidad cognoscitiva.

“El retraso en el crecimiento puede eliminar las oportunidades en la vida de un niño y eliminar las oportunidades para el desarrollo de una nación”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Nuestras pruebas sobre los progresos logrados indican que ahora es el momento de acelerar”.

Uno de cada cuatro niños y niñas menores de 5 años en todo el mundo sufre de retraso en el crecimiento debido a la desnutrición crónica en las etapas cruciales del crecimiento. Alrededor del 80% de los niños y niñas con retraso en el crecimiento del mundo viven únicamente en 14 países.

El informe de UNICEF destaca los éxitos en la ampliación de la escala de la nutrición y en la mejora de las políticas, los programas y el cambio de comportamiento en 11 países: Etiopía, Haití, India, Kirguistán, Nepal, Perú, República Democrática del Congo, República Unida de Tanzanía, Rwanda, Sri Lanka y Viet Nam.

El daño que produce el retraso en el crecimiento en el cuerpo y el cerebro de un niño es irreversible. Afecta negativamente el rendimiento en la escuela y el sustento futuro. Es una injusticia que se transmite a menudo de generación en generación, y que reduce considerablemente el desarrollo nacional. Los niños y niñas con retraso en el crecimiento corren también un mayor riesgo que otros niños de morir debido a enfermedades infecciosas.

Pero en algunas partes de la India –donde viven 61 millones de niños con retraso en el crecimiento– se están alcanzando progresos. En Maharashtra, el estado más rico del país y el segundo en población, un 39% de los niños y niñas menores de 2 años sufrían de retraso en el crecimiento en 2005 y 2006. Sin embargo, según una encuesta nutricional realizada a nivel estatal, esta cifra descendió a un 23% en 2012, sobre todo debido a los trabajadores que actúan en primera línea en la mejora de la nutrición infantil.

En el Perú, el retraso en el crecimiento descendió un tercio entre 2006 y 2011 después de una Iniciativa contra la Desnutrición Infantil que presionó a los candidatos políticos para que firmaran el compromiso “5 por 5 por 5” para reducir el retraso en el crecimiento de los niños y niñas menores de 5 años en un 5% en 5 años, y para disminuir las inequidades entre las zonas urbanas y rurales. El Perú aprovechó su experiencia de proyectos más pequeños que habían dado resultados e integró la nutrición con otros programas. También se centró en los niños, las niñas y las mujeres más desfavorecidos, y descentralizó las estructuras de gobierno.

Etiopía redujo el retraso en el crecimiento de un 57% a un 44%, y la mortalidad de menores de 5 años de 139 muertes por cada 1.000 nacidos vivos a 77 por cada 1.000 entre 2000 y 2011. Las medidas más importantes incluyeron un programa nacional de nutrición que ofrecía una estructura de seguridad en las zonas más pobres y un impulso a la asistencia en materia de nutrición en las comunidades.

El retraso en el crecimiento y otras formas de subnutrición se reducen por medio de una serie de medidas simples y demostradas como la mejora de la nutrición de las madres, la lactancia materna temprana y exclusiva, la administración de suplementos de vitaminas y minerales, y el consumo de alimentos apropiados, especialmente durante el embarazo y los primeros dos años de la vida de un niño.

El informe indica que las soluciones existentes y la labor de nuevas alianzas como el movimiento Scaling Up Nutrition, ofrecen una oportunidad sin precedentes para abordar la desnutrición infantil a lo largo de los países y acelerar los progresos mediante proyectos coordinados con el apoyo de los donantes y con objetivos que sea posible medir.

-------------------
Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja en más de 190 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. Además de ser el mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición, el agua y el saneamiento adecuados, la prestación de educación básica de calidad, y la protección contra la violencia, la explotación y el sida para todos los niños y niñas. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información acerca de UNICEF y su trabajo, visite: www.unicef.org.

En junio de 2012, los Gobiernos de Etiopía, la India y los Estados Unidos presentaron junto a UNICEF una hoja de ruta mundial para poner fin a las muertes prevenibles de los niños y niñas menores de 5 años. Desde entonces, bajo el lema El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada, más de 170 países han firmado y renovado su compromiso con la supervivencia infantil.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Peter Smerdon, UNICEF Nueva York, Tel + 1 212 303 7984, móvil: + 1 917 213 5188, psmerdon@unicef.org
Sarah Crowe, Portavoz del Director Ejecutivo, Tel: +1 646 209 1590, scrowe@unicef.org

 

 
unite for children