Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Dirigentes mundiales hacen un llamamiento conjunto por un mundo sin poliomielitis

Nuevos y antiguos donantes destacan la posibilidad de eliminar para siempre la poliomielitis y afirman que oportunidades como ésta sólo se presentan una vez por generación

Naciones Unidas, 27 de septiembre de 2012 – En una clara demostración de solidaridad, los dirigentes del mundo se comprometieron hoy a aprovechar los avances logrados este año y a redoblar sus esfuerzos por eliminar la poliomielitis. Los jefes de Estado y Gobierno del Afganistán, Nigeria y el Pakistán se unieron a funcionarios de gobiernos donantes y representantes de nuevos donantes de los sectores público y privado para explicar cómo se puede lograr la desaparición final de la enfermedad: el compromiso de suministrar recursos a largo plazo, la aplicación de prácticas innovadoras más eficaces, la capacidad de liderazgo y la obligación de rendir cuentas a todos los niveles gubernamentales de los países donde la poliomielitis tiene carácter endémico.

“Este momento histórico decisivo se refiere a la salud y la justicia”, afirmó Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas. “Todos los niños y niñas deberían disfrutar del derecho de comenzar sus vidas con igual protección contra esta enfermedad. Por eso es que en mi segundo período como Secretario General he asignado la máxima prioridad a la eliminación de la poliomielitis”.

La poliomielitis es una enfermedad prevenible mediante la vacunación que ha sido eliminada en más de un 99% en todo el mundo. Hoy en día hay menos casos de esa enfermedad en menos distritos de menos países que en cualquier otro momento de la historia de la humanidad. En 1998, cuando comenzó la lucha mundial contra la poliomielitis, la enfermedad hacía estragos en 125 naciones. En la actualidad sólo se registran casos en Nigeria, el Pakistán y el Afganistán. La India, que durante muchos años se consideró el país con más dificultades para eliminar la poliomielitis, no ha sufrido un solo caso en más de 18 meses.

“Las pruebas son claras. Si hacemos lo que debemos hacer, podremos poner fin a esta enfermedad. Pero debemos pasar a la acción rápidamente para poder tener más posibilidades de éxito”, afirmó Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, una de las principales entidades donantes de la Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis (GPEI). “Cuando hayamos derrotado a la poliomielitis, nos sentiremos más motivados para tratar de alcanzar otras grandes metas en las esferas de la salud y el desarrollo”.

A principios de este año, con ocasión de la Asamblea Mundial de la Salud, 194 estados miembros declararon que la erradicación de la poliomielitis constituía una “emergencia programática de salud pública mundial”. La Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis se propone ver más allá de los desafíos inmediatos, y para ello está elaborando un plan de acción a largo plazo con el objetivo de eliminar completamente esa enfermedad. Se trata de una estrategia que también garantizará que el legado de inversiones destinadas a la lucha contra la poliomielitis sirva para conquistar otros objetivos relacionados con las enfermedades que se pueden evitar mediante la vacunación.

“Sería imperdonable que no lográramos eliminar la poliomielitis, de manera que no podemos contemplar la posibilidad de un fracaso. Ninguno de nosotros puede, por sí mismo, superar el último obstáculo de esta prolongada y difícil campaña. Pero juntos, sí podremos lograrlo”, apuntó la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud.

La eliminación de la poliomielitis es una importante meta inicial del Decenio de las Vacunas, un compromiso global y una visión mundial cuyo objetivo consiste en inmunizar a todos los niños y niñas con las vacunas que necesitan. Cuando el mundo esté libre de la poliomielitis se podrán sentar las bases de mejores sistemas de salud pública que presten servicios sanitarios esenciales a los niños y niñas de los sitios más pobres e inaccesibles del planeta.

“Juntos podemos erradicar la poliomielitis y hacer historia, gracias principalmente a los héroes y heroínas que se desempeñan en el terreno, que se juegan la vida, día tras día, para vacunar a los niños y niñas de algunos de los lugares más peligrosos del mundo”, comentó Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF.

La conducción de la reunión de altos dirigentes y donantes, que se llevó a cabo bajo el lema “Nuestro compromiso con la próxima generación: El legado de un mundo libre de poliomielitis”, estuvo a cargo del senador estadounidense Timothy E. Wirth, que preside la Fundación pro Naciones Unidas. El discurso inaugural de la reunión estuvo a cargo de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas.

También hicieron uso de la palabra los líderes de los tres países aún afectados por la poliomielitis, Hamid Karzai, Presidente de la República Islámica del Afganistán; Goodluck Jonathan, Presidente de la República Federal de Nigeria; y Asif Ali Zardari, Presidente de la República Islámica del Pakistán. A principios de año, estos tres dirigentes habían puesto en marcha planes nacionales de emergencia para evitar la propagación de la enfermedad en sus respectivos países.

“Para lograr un mundo sin poliomielitis, los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos y cumplir con sus compromisos con respecto a la erradicación de esa enfermedad”, detalló Wilfrid J. Wilkinson, Presidente de la Junta de Directores de la Fundación Rotaria. “Debemos aprovechar la ventaja lograda pasando de inmediato a la acción, porque de otra manera corremos el riesgo de no cumplir la promesa que hicimos a los niños del mundo”. El Movimiento Rotario Internacional, que ya ha aportado 1.200 millones de dólares a la lucha por la erradicación de la poliomielitis, anunció que en los próximos tres años aportará 75 millones de dólares a GPEI.

Julia Gillard, Primera Ministra de Australia, reiteró el compromiso de su país y exhortó a las demás naciones de la  Commonwealth a que hagan la parte del esfuerzo que les corresponde. En octubre del año pasado, Australia se comprometió a asignar 50 millones de dólares a la iniciativa durante la Reunión de Jefes de Gobierno de la Commonwealth.  Kathleen Sebelius, Secretaria de Servicios Humanos y de Salud de los Estados Unidos, también hizo declaraciones durante la reunión en Nueva York. Los Estados Unidos no sólo son el principal país donante de GPEI sino que le brinda apoyo técnico por medio de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

“Tenemos frente a nosotros una oportunidad inédita de poner fin a la poliomielitis y  dejarles a los niños y niñas del mundo un legado perdurable”, añadió el Dr. Thomas Frieden, Director de CDC. “Debemos esforzarnos por conquistar ese importante hito histórico”.

El Banco Islámico de Desarrollo, que recientemente comenzó a efectuar donaciones a los esfuerzos de erradicación de la poliomielitis, anunció este año la asignación en los próximos tres años de 227 millones de dólares para financiar la mayor parte de las actividades de la campaña de vacunación contra la poliomielitis en el Pakistán. El Banco también anunció un subsidio de tres millones de dólares para las labores de lucha contra la poliomielitis en el Afganistán. 

Otros líderes mundiales anunciaron nuevos compromisos –o la renovación de compromisos previos–  en favor de la erradicación de la poliomielitis. Entre ellos:

  • S.E. Julian Fantino, Ministro de Cooperación Internacional del Canadá, que anunció la puesta en marcha de una iniciativa destinada a recaudar de la sociedad civil fondos de contrapartida para GPEI;   
  • S.E. Koichiro Gemba, Ministro de Relaciones Exteriores de Japón;
  • El Honorable Alan Duncan, Ministro de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, cuyo Gobierno comprometió 25 millones de libras esterlinas adicionales para la eliminación de la poliomielitis en 2012;  
  • El Sr. Sandro Rosell, Presidente del Football Club Barcelona (FCB) y de la Fundación FCB, que anunció el compromiso de su club con la lucha contra la poliomielitis en colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates y con Etisalat, la mayor empresa de telecomunicación del Oriente Medio; y
  • La Sra. Aseefa Bhutto Zardari, Embajadora de Buena Voluntad en pro de la Erradicación de la Poliomielitis del Pakistán.

El 29 de septiembre, la organización Global Poverty Project, cuya meta es la eliminación de la pobreza extrema, auspiciará el Global Citizen Festival, un concierto que se llevará a cabo en el Parque Central de la Ciudad de Nueva York y al que se espera que asistan más de 60.000 personas. El propósito del festival consiste en iniciar un movimiento mundial de apoyo a la erradicación de la poliomielitis y la eliminación de la pobreza extrema.

Nota a los editores: 
La reunión de alto nivel de las Naciones Unidas será transmitida en vivo de 12:30-1:30 p.m. hora del este de los Estados Unidos (EDT), por http://webtv.un.org/.

También se podrán obtener fotos y videos de la reunión en www.rotary.org/mediacenter y en http://www.gatesfoundation.org/press-room/Pages/news-market.aspx.

Acerca de GPEI

La Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis (GPEI), que se puso en marcha en 1988, está encabezada por gobiernos nacionales, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Movimiento Rotario Internacional, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, de los Estados Unidos (CDC), y UNICEF, y recibe apoyo de diversos aliados importantes, entre ellos la Fundación Bill y Melinda Gates.  

Desde el inicio de las actividades de GPEI,  la incidencia de la poliomielitis ha disminuido en más del 99%. En 1988, más de 350.000 niños y niñas de 125 países quedaban paralizados anualmente por la enfermedad. En 2012, solamente se han registrado 145 nuevos casos y la poliomielitis sólo tiene carácter endémico en Nigeria, el Pakistán y el Afganistán. 

http://www.poliomielitiseradication.org/

 

 
unite for children