Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Los servicios ambulatorios salvan las vidas de los niños y niñas gravemente desnutridos de Nigeria

© UNICEF Video/2012
Hauwa Nura con su hija de 16 meses, Mariam, en el poblado de Gishiraina (Nigeria). Mariam sufre desnutrición grave aguda.

Por Karen Allen

Katsina, Nigeria, 20 de julio de 2012 - Las primeras lluvias han llegado al norte de Nigeria. Plantas de sorgo brotan en el suelo aquí y allá.

Los agricultores se muestran optimistas de que la temporada de cultivo de este año produzca buenos resultados, y sin embargo cientos de niños están hacinados en una clínica comunitaria cerca de Katsina, para su tratamiento contra la desnutrición grave aguda.

"No es que tengan hambre", dijo Rabia Mohammed, nutricionista jefe del gobierno para el Estado de Katsina. "Es que están comiendo los alimentos equivocados".

Tratar la desnutrición en la comunidad

Se calcula que poco menos de un cuarto de millón de niños y niñas de Nigeria sufre desnutrición grave aguda, un trastorno que puede resultar mortal.

La dieta común aquí es el sorgo, la papilla de maíz y el arroz. Todos son ricos en carbohidratos de carbono, pero por sí solos no son suficientes para garantizar que el niño obtenga la gama de nutrientes que necesita.

Como resultado, miles de niños acuden ahora a los centros terapéuticos ambulatorios para recibir tratamiento. Estos centros forman parte de una estrategia integrada de salud que recibe apoyo de UNICEF y que se denomina Gestión Comunitaria de la Desnutrición Aguda.

Los niños esperan debajo de un árbol, que hace a modo de sala de espera de la clínica. Todos exhiben los síntomas clásicos de la desnutrición aguda: algunos tienen los miembros hinchados, un indicio claro de la carencia de proteínas; otros sufren diarrea crónica y vómitos. Su rehabilitación se realiza sin embargo en la comunidad, en lugar del hospital.

Aquí, a los niños los pesan, les ofrecen medicamentos y los alimentan con productos suplementarios. A las madres se les enseña sobre nutrición y higiene. En el mismo lugar se administran también las vacunas que los niños no hayan recibido.

Hasta ahora, el programa ha tratado a 16.000 niños y niñas menores de 5 años, de un objetivo de 31.000 en el Estado de Katsina. El programa se considera un modelo para la región.

"Con un 20% de la población menor de 5 años, este tipo de estrategias integradas son fundamentales", dijo Ibrahim Lawal Dankaba, el representante del gobierno local cuyos equipos trabajan en colaboración con UNICEF.

Promover lactancia materna exclusiva

Las familias de los niños reunidos a las puertas de la clínica están todas compuestas por agricultores.

Como miles de otras personas, Lawal Ramatu vende la mitad de lo que cultiva y trata de sobrevivir con lo que le queda, pero no es suficiente, como tampoco es apropiada la comida que recibe Saidu, de 10 meses, a quien le acaban de diagnosticar desnutrición grave aguda.

A las madres de los recién nacidos se les alienta a que amamanten exclusivamente a sus hijos para controlar la enfermedad, pero las tradiciones locales fomentan que las mujeres alimenten a sus hijos también con agua, incluso a pesar de que el acceso al agua potable es muy limitado.

"La falta de lactancia materna exclusiva es un gran problema", comentaba  Mohammed. "La pobreza complica también las cosas, así que es una combinación de ignorancia y enfermedad".

Persisten los desafíos

Uno de cada siete niños no logra sobrevivir sus cinco primeros años de vida en Nigeria y la desnutrición es un factor importante.

Saidu pasará las próximas ocho semanas en el programa y los trabajadores locales comunitarios de la salud garantizarán que su madre le conduzca al centro terapéutico ambulatorio para las visitas rutinarias.

UNICEF trata de ampliar la escala de estos proyectos en el norte, pero una falta de financiación está limitando estos esfuerzos. También hay problemas logísticos.

Un almacén cercano al centro terapéutico está lleno de cajas de suministros terapéuticos alimentarios recibidos recientemente, pero los retrasos en el puerto de Lagos, a cientos de kilómetros al sur, conducen a que estos artículos vitales no lleguen a veces adonde deberían estar.

Nigeria es la nación más poblada de África. Puede que su crisis alimentaria no aparezca en los titulares de los periódicos, pero sin una intervención, el número de víctimas puede ser enorme.

Para mayor información:
Margaret Duniya, mduniya@unicef.org, UNICEF Nigeria
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe
www.unicef.org/lac

--------------------
Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 190 países y territorios para ayudar a los niños a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 

 

 

Ver video [en inglés]


La corresponsal de UNICEF, Karen Allen, informa sobre la crisis de desnutrición en Nigeria.
unite for children