Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Concluye Reunión Mesoamericana y del Caribe para el Fortalecimiento de Programas y Servicios Integrales del VIH y Salud Sexual y Reproductiva para la Eliminación de la Transmisión Materno Infantil del VIH y de la Sífilis congénita

En San Salvador

El Salvador, C.A., 1 de Junio (OPS / UNICEF) – El Salvador fue escenario de la reunión de técnicos y especialista en la temática  mencionada, para discutir las estrategias que puedan fortalecer las capacidades de los países de la región con el fin de aumentar el acceso a servicios integrales, de todas las mujeres y sus parejas, en particular a las de mayor vulnerabilidad. Organizaciones del Sistema de Naciones Unidas, la Comisión de Ministros del sector Salud de la región centroamericana, con la cooperación bilateral de GIZ y la Embajada de Noruega, fueron los encargados de promover el encuentro liderado por el Ministerio de Salud de El Salvador.

Expertos de la región se reunieron durante 3 días para discutir estrategias que puedan ser aplicables a la realidad de cada país y conocer experiencias exitosas. Algunos resultados importantes de esta reunión han sido los planes de acción propuestos por los equipos de país, que contribuirán a  la vinculación de VIH y Salud Sexual y Reproductiva, y manejo de información homogénea a nivel de la región.

"Esta reunión muestra el alto nivel de compromiso de los sectores de salud en proporcionar una respuesta más fuerte al tema de prevención del VIH, incluida la promoción de la salud sexual y la provisión de la educación en sexualidad," dijo la Ministra de Salud de El Salvador, Dra. María Isabel Rodríguez, ante la presencia de representantes de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional, GIZ, y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF.

Durante el encuentro se reconocieron los avances a nivel regional en la integración de programas de salud sexual y reproductiva, VIH, salud de los adolescentes y violencia de género. Sin embargo, se consideró que aún existen brechas entre los diferentes países de la región y, a menudo, no se sistematizan las experiencias para mejorar el trabajo que se realiza en el tema en base a las lecciones aprendidas.

Entre los temas analizados está la situación de la información estratégica para la iniciativa de eliminación para VIH y sífilis congénita, en donde todavía se detectan algunas brechas, y la integración de los diferentes sistemas de información que todavía presentan retos que deben ser abordados para facilitar el monitoreo y la gestión de los programas integrados.

A pesar del potencial de la educación en sexualidad para prevenir la transmisión del VIH, la respuesta del sector educativo a menudo ha sido inadecuada. Una encuesta de las Naciones Unidas en el 2004 reveló que la mayoría de los ministerios de educación crearon estructuras que se centraron en la prevención del VIH. Sin embargo, en la práctica, un poco más de la mitad (59%) de los 71 países que respondieron a la Encuesta Mundial de Disposición Frente al VIH/sida (Global HIV/AIDS Readiness Survey) habían dedicado presupuestos para la implementación de actividades.

Los resultados de diversos estudios también han indicado el valor de la familia en la vida de las y los jóvenes. Aquellos que se sienten conectados a su familia tienen menor probabilidad de fumar, consumir alcohol, usar drogas y tener relaciones sexuales a una edad temprana. Así mismo, se involucran con menor frecuencia en actos de violencia.

La reunión Mesoamericana también examinó la necesidad de fortalecer los servicios de salud sexual para los adolescentes y jóvenes. El número estimado de nuevas infecciones por VIH en las Américas en 2007 fue de 160,000 y el número total de personas con VIH en la región hoy es de 3,1 millones. A nivel mundial, se estima que la mitad de todas las nuevas infecciones ocurre en personas jóvenes entre los 15-24 años de edad.

Los participantes concluyeron sobre la necesidad de recomendar a los gobiernos la promoción de políticas, programas y provisión de servicios incluyentes, fortaleciendo el papel rector de las autoridades para la implementación de las políticas integradas, con igualdad de género y enfoque intercultural, destinando recursos para ello. A su vez instaron a socios internacionales y agencias de cooperación, a unir esfuerzos para  una mayor integración y vinculación entre servicios, proponiendo esfuerzos más coordinados, fortaleciendo la asesoría técnica en esta área.

Uno de los puntos más significativos del encuentro fue la participación de niñas, niños y adolescentes infectados por el VIH, quienes presentaron propuestas para mejorar su calidad de vida y garantizar su integración social y económica sin discriminación. También se contó con la presencia de un grupo de adolescentes y jóvenes salvadoreños que han sido capacitados  con el apoyo de UNICEF conjuntamente con UNFPA y la Procuraduría de Derechos Humanos, para realizar una labor de abogacía y movilización social entre su mismo grupo de edad.

Para mayor información:
Karla Rodríguez, krodriguez@unicef.org, UNICEF El Salvador
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe
www.unicef.org/lac

 

 

 

 

 
unite for children