Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Pasada la emergencia, El Salvador sigue necesitando apoyo

© UNICEF El Salvador/2011
La toma de temperatura la realizan a diario, los encargados son los empleados de la unidad de salud en Sacacoyo.

Por: Julio Mejía y Armando Carballido

Noviembre 2011 - Erick Alberto Montano, 25 años, nunca imaginó que llevar a su pequeño hijo a casa de la abuela le salvaría la vida. Llovía en abundancia. El agua no había dejado de caer en los cuatro últimos días sobre El Salvador. Erick, como cada sábado, tomó a Abner en brazos y caminó a casa de su madre. Al regresar, Erick y el resto de su familia tuvieron que abandonar precipitadamente su hogar. Un alud de tierra sepultó la habitación donde solía dormir el pequeño.

En la localidad de Sacacoyo, en el departamento de la Libertad, son muchas las familias que, como la de Erick, lo han perdido todo. Ropa, alimentos, cosechas, animales, juguetes… “Se salió el río que pasa junto a nuestra casa. Hemos podido recuperar algunas cosas, otras no”, cuenta entre sollozos, Julia Margarita Rodas, 28 años.

Las fuertes lluvias que asolaron el país durante diez días seguidos han dejado un triste recuerdo en este municipio situado a unos 50 kilómetros de la capital de El Salvador. “Para quienes lo vivimos fue algo serio. Todavía nos despertamos por la noche, temerosos. Por suerte, todos estamos con vida”, dice Erick.

Carolina Isabel, 12 años, y su familia también lograron salvarse de la fuerza de las aguas. “Me dio lástima ver a la gente saliendo de su casa con los niños tiernitos (bebés) en brazos”, recuerda con tristeza.

La rápida actuación del Sistema Nacional de Protección Civil permitió desalojar rápidamente a miles de personas en todo el país, la mayoría niños, niñas y adolescentes. La pronta respuesta permitió evitar males mayores.

Más de 40,000 personas tuvieron que ser albergadas en los diferentes refugios habilitados en todo el país. Aunque ya luce el sol, muchos de ellos todavía no han podido regresar a sus casas. “Ahora lo principal es establecer las prioridades de ayuda al país en un mediano y largo plazo”, señala Gordon Jonathan Lewis, Representante de UNICEF en El Salvador.

El 27 de octubre el Gobierno de El Salvador y las Naciones Unidas lanzaron un llamamiento internacional por el que se solicita ayuda por un valor de $15.7 millones para atender las necesidades básicas de casi un millón de personas afectadas por las lluvias.

“Estoy feliz porque nos han ayudado. Estoy agradecida por los alimentos, ropas y otras cosas que nos han dado en el refugio”, dice Carolina. A pesar de estar contenta por como la han tratado en estos días, Carolina quiere regresar a su casa y a la escuela. Volver a la normalidad de su vida anterior a las lluvias.

Erick y su hijo Abner ansían también volver pronto a su hogar. Todavía no saben cuando. El lodo sigue acumulado sobre su humilde casa.

Para mayor información
Karla Rodríguez, krodriguez@unicef.org, UNICEF El Salvador
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe

--------------------
Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor visite: www.unicef.org/lac

 

 
unite for children