Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF apoya con donación de material a estudiantes de las escuelas destruidas por las lluvias en Honduras

© UNICEF Honduras/2011/Héctor Espinal
Un niño carga uno de los paquetes de higiene distribuidos por UNICEF junto con la Cooperación Canadiense.

Tegucigalpa, Honduras, 01 de noviembre de 2011 - UNICEF donó mochilas pedagógicas con material didáctico para que puedan continuar con su formación los estudiantes de los 97 centros educativos destruidos o afectados por las lluvias torrenciales provocadas por la depresión tropical 12-E, y que causó graves daños especialmente en el sur de Honduras.

El material donado ayudará a que estas niñas y niños puedan terminar el curso escolar mientras permanecen en albergues provisionales, centros comunales o iglesias. Varios municipios, sin embargo, han reconocido no disponer de ningún espacio alternativo para continuar con el proceso educativo del alumnado.

Previamente, y en coordinación con sus socios y el resto de agencias de Naciones Unidas, UNICEF distribuyó 2,200 paquetes de higiene y un equipo para asegurar agua potable y condiciones adecuadas de salubridad en las zonas más afectadas, que incluía plantas purificadoras, bombas achicadoras, filtros y letrinas portátiles. Además, se repartieron decenas de cajas del suplemento nutricional ‘Plumpy Nut’ para satisfacer las necesidades alimenticias de las niñas y niños.

La atención se centró después en prevenir enfermedades o epidemias que podrían aparecer en albergues y centros comunales tras la bajada de las aguas: enfermedades respiratorias o de la piel, diarreas, dengue, malaria. Las bajas temperaturas de los últimos días han contribuido a la aparición de afecciones como gripes, tos o amigdalitis entre las personas que permanecen en los albergues, especialmente entre niñas y niños.

Fantasma del Mitch
Las lluvias torrenciales que azotaron Centroamérica entre el 10 y el 22 de octubre causaron serios daños en el sur de Honduras -donde el Gobierno declaró estado de alerta roja-, especialmente en los departamentos de Valle y Choluteca tras el desbordamiento del río del mismo nombre.

Según datos de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), 29 personas fallecieron a causa de las inundaciones. Además, casi 70,000 se vieron afectadas por la catástrofe, de las que más de 12,000 tuvieron que ser evacuadas de sus hogares. 7,000 hondureñas y hondureños se alojaron en albergues temporales, y muchos de ellos aún permanecen allí.

El Gobierno también informó de serios daños a la economía del sector. Cerca de 11,000 hectáreas de cultivos se vieron afectadas en diversos municipios, dejando a miles de familias sin granos básicos ni sustento. Además, decenas de puentes, carreteras y vías de comunicación quedaron totalmente destruidas, como es el caso del puente que permite el acceso a Morolica, Choluteca. Inevitablemente, los habitantes de este municipio recuerdan lo sucedido en 1998 tras el huracán Mitch, cuando quedaron incomunicados durante casi dos años.

Educación en emergencia
La donación de material didáctico por parte de UNICEF pretende contribuir a que las niñas y niños que han perdido sus escuelas a causa de las lluvias puedan seguir recibiendo una educación de calidad. UNICEF recuerda que toda la infancia tiene derecho a disfrutar de este derecho, incluyendo a quienes estudiaban en los centros afectados por la catástrofe. Las situaciones de emergencia no deben ser causa de pérdida de clases para la infancia, por lo que UNICEF está comprometida a apoyar su retorno a las aulas lo antes posible al tratarse de un espacio vital para la recuperación psicosocial de quienes se ven afectados por un desastre natural como éste.

Las clases puedan ser impartidas en lugares alternativos de la comunidad como edificios públicos, iglesias, espacios abiertos como campos deportivos o debajo de árboles, siempre que se garantice la seguridad de niñas y niños. Consciente de las dificultades para encontrar alternativas en algunos casos, y sin olvidar que la educación es una responsabilidad compartida entre todos, UNICEF insta al Ministerio de Educación a trabajar conjuntamente con instituciones y municipalidades para hallar un espacio lo más adecuado posible donde los miles de niñas, niños y adolescentes afectados por esta catástrofe puedan seguir recibiendo clases en esta recta final del curso escolar y vean garantizado su derecho a recibir una educación de calidad.

Para mayor información:
Héctor Espinal: hespinal@unicef.org, UNICEF Honduras
Marcos González: magonzalez@unicef.org, UNICEF Honduras
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe
www.unicef.org/honduras

-------------------
Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor visite: www.unicef.org/lac

 

 

 
unite for children