Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF reitera Importancia de cuidar a las niñas, niños y adolescentes afectados por las lluvias en centroamérica

Panamá, 19 de octubre de 2011. – UNICEF junto con las agencias que conforman el equipo de Naciones Unidas esta trabajando de forma coordinada con los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua en las principales acciones establecidas para la atención de la actual emergencia generada por las lluvias e inundaciones que azotan a la subregión. La depresión 12-E causó fuertes lluvias en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua y ha dejado más de 90 personas fallecidas y cerca de 600 mil afectados, muchos de ellos niños. El fenómeno ha sido altamente destructivo por haberse estacionado sobre algunos países y ha generado una pluviometría superior a 1,200 milímetros, sobrepasando los huracanes Mitch e Ida, considerados los más destructivos en años recientes.

 

El Salvador, considerado uno de los países más vulnerables del mundo a los efectos de desastres naturales, ha sido el país más afectado. El Presidente Mauricio Funes declaró estado de emergencia nacional el 14 de octubre, seguido por una solicitud de un llamamiento internacional de ayuda humanitaria el 16 de octubre. Datos oficiales proporcionados por el Sistema Nacional de Protección Civil suman un total de 200,000 personas afectadas, entre las cuales 48,723 se han guarecido en 546 albergues distribuidos en los 14 departamentos del país. Se registran 32 fallecidos. UNICEF estima que aproximadamente la mitad de todos los albergados son niñas, niños y adolescentes. A estos se sumaría la población infantil que vive en zonas inaccesibles o no han sido reportadas a las autoridades, por lo que estos datos deben considerarse como preliminares.

El número de Centros Escolares utilizados como albergues asciende a 257. En el país hay un total de 267 centros educativos que han sufrido daños leves y severos, 88 con amenazas de inundación y 6 con peligro de derrumbe, representando a una población estudiantil de aproximadamente 87,700 alumnos y pérdidas económicas de aproximadamente US$4.2 millones. Las clases siguen suspendidas en la mayor parte del país. Aproximadamente 170,000 estudiantes han sido afectados directamente. El sector agropecuario ha sufrido inmensas pérdidas, y la estructura vial ha sufrido impresionantes deterioros. 

 

La respuesta de UNICEF ha sido condicionada por la falta de recursos financieros. Sin embargo, entre las principales acciones que UNICEF ha llevado a cabo, es el apoyo a la activación de las comisiones técnicas en el sector educativo y el sector de protección. El primero es liderado por el Ministerio de Educación y el segundo por la Secretaría de Inclusión Social.

 

Además, UNICEF participa activamente en la Comisión de Albergues instalada desde la semana pasada. En este sentido, contribuyó inicialmente con la entrega de 101 juegos de afiches informativos-educativos sobre el  Manual de Administración de Albergues; 67 sobre Convivencia en Albergues; 185 afiches y 743 hojas volantes con recomendaciones de “Lavado de Manos” y 3,000 hojas volantes sobre el cuidado de la higiene personal. Este material sería distribuido a través de las misiones de campo de la comisión de albergues y de logística del gobierno central, coordinado por la Dirección General de Protección Civil.

 

Así también se están apoyando acciones dentro de la comisión técnico-sectorial del Ministerio de Salud, en lo referente al agua y saneamiento básico para monitorear y garantizar el acceso o abastecimiento del vital líquido tanto en los albergues como en las comunidades afectadas.

 

En los próximos días, UNICEF dispondrá de 1,000 kits de higiene para niñas y niños menores de dos años y 1,000 kits recreativos infantiles. Como parte de los esfuerzos de movilización inmediata de recursos financieros para acelerar la respuesta humanitaria, UNICEF participa, con las agencias del Sistema de Naciones Unidas, en la preparación de un llamamiento internacional.

 

Al mismo tempo realizan evaluaciones de daños y análisis de necesidades en comunidades afectadas en Guatemala. Los últimos datos procesados al 19 de octubre indican 524,480 personas afectadas; 78,029 personas damnificadas, 29,618 personas evacuadas, más de 14 mil personas albergadas, se reportan 5 personas desaparecidas, 18 heridas y 38 fallecidos. Se reportan 13,544 viviendas con daño leve, 3,766 con daño moderado y 617 con daños severos. Se identificaron 3,415 viviendas en situación de riesgo a inundaciones, derrumbes o deslizamientos.

 

La afectación a la infraestructura escolar incluye 300 escuelas con daños en la infraestructura, 94 establecimientos afectados por inundaciones, 211 con problemas para el acceso, 48 edificios escolares que se encuentran en riesgo, 11 edificios colapsados y 64 establecimientos que están sirviendo de albergues, que hacen un total de 728 instalaciones escolares. El martes 18 de octubre se emitió el decreto gubernativo No. 10-2011 que declara el Estado de Calamidad Publica en toda la República de Guatemala.

 

UNICEF Guatemala ubicó 10 plantas potabilizadoras y suministros para garantizar la calidad del agua y servicios de saneamiento e higiene en todas las áreas de salud departamentales del Ministerio de Salud. Alimentos terapéuticos y leche F-100 y F-75 han sido pre posicionadas en la mayoría de los departamentos para tratamiento de niños y niñas con desnutrición aguda severa. Se ha capacitado a 75 personas en la metodología de Retorno a la Alegría, y están listas para primera intervención psicosocial para niños y niñas afectadas.

 

Adicionalmente UNICEF ha destinado un poco más de US$350,000.00 de recursos disponibles para contribuir en la atención de la emergencia en los temas de agua, saneamiento e higiene; nutrición y protección para importar vía aérea F 75, F 100 y plumpy nut. Se proporcionará insumos para facilitar la realización de las actividades de apoyo emocional en albergues por un monto de US$35,000.00.

 

En Nicaragua las lluvias han afectado a 13 departamentos (de 15), 80 municipios y 546 comunidades del país. El presidente de la República declaró el 14 de octubre alerta amarilla en los 13 departamentos y el 17 de octubre ha declarado el Estado de Calamidad y Desastre a nivel nacional. Se reportan 12 fallecidos, 1 desaparecido, 27,796 familias con 133,858 personas afectadas, de las cuales 73,708 han sido afectados indirectamente por haber quedado aisladas en comunidades rurales, por la inundación o los daños en las vías de comunicación, la ruptura de puentes (15 en total) y los derrumbes. 10,300 personas han sido evacuadas y un total de 104 albergues ha sido activados. Alrededor de 3,100 viviendas han sido afectadas 158 fuentes de agua han sido dañadas o destruidas así como cientos de kilómetros de carreteras y líneas eléctricas. Se registran serios daños a los cultivos en varios departamentos, aunque no han sido todavía cuantificados, lo cual va a causar afectaciones serias a la seguridad alimentaria de esas zonas en los próximos meses.

Se registra además un repunte del H1N1 con un total de 99 casos a nivel nacional.

 

El grupo UNETE, del cual UNICEF es parte, está activado desde el 11 de Octubre con el empeorarmiento de la situación debido a la Depresión Tropical 12 E. UNICEF Nicaragua está previendo una intervención en el sector de agua y saneamiento, por un lado, en los albergues temporales, priorizando el suministro y la calidad del agua, el saneamiento y saneamiento ambiental y las acciones de  sensibilización para mejorar las condiciones de higiene; por otro lado, se prevén acciones de respuesta a nivel de las comunidades más afectadas, para el restablecimiento del suministro de agua potable y de los servicios de saneamiento básico, además de campañas de sensibilización sobre los hábitos de higiene. En el sector de Protección, se prevé la posibilidad de acciones en: prevención para los niños, niñas y adolescentes en los albergues para evitar que sean víctimas de distintas formas de violencia; reunificación familiar (en caso de separación) y apoyo psicosocial para la reintegración. En Educación, se prevé: el apoyo al establecimiento de puentes educativos con el desarrollo de actividades lúdicas y pedagógicas para la recuperación emocional y el logro educativo; el componente educativo de "El Retorno de la Alegría" como apoyo psicosocial en conjunto con salud y protección; la creación de espacios amigables para la atención a la primera infancia, con la participación de padres y madres. En Salud/Nutrición, se ofrece apoyo para mejorar los mecanismos de monitoreo del estado nutricional de mujeres embarazadas y de niños y niñas, así como el cumplimiento de la lactancia exclusiva y extensiva; en los albergues y en las comunidades afectadas.

 

En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias ha reportado la muerte de 13 personas, evacuación de 11,297 y 8,183 en albergues. Tambien se reportaron daños en 60 escuelas.

 

Hasta el momento UNICEF, en coordinación con socios locales ha ubicado 750 kits de higiene para distribución a la población afectada y 1,200 kits más están siendo transportados a las poblaciones afectadas en el sur del país. UNICEF ubicó también 2 plantas potabilizadoras, 2,132 filtros de agua potable, 20 tanques de agua colapsables y 30 bombas achicadoras. Más de 500 filtros de agua portátiles están siendo transportados al sur del país para asegurar que las poblaciones afectadas cuenten con agua potable.

 

Kits de Escuela y otros materiales educativos estan siendo distribuidos para asegurar la continuidad educativa y 100 cajas del suplemento nutricional Plumpy Nut ya se encuentran en áreas afectadas para contribuir a las necesidades alimenticias de los más pequeños. 

 

En vistas de la grave situación que se vive en estos países, UNICEF reitera la importancia de proteger a las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en los albergues y hace un llamado a la población para que contribuya con actividades de atención psicosocial, especialmente a quienes han sido víctimas directa de esta emergencia. Asimismo UNICEF enfatiza la importancia de re-establecer las clases donde se hayan interrumpido para asegurar la continuidad educativa de los niños y niñas y así permitir que la normalidad vuelva a sus vidas lo antes posible.

 

··························

 

Para mayor información contactar a:

Tamar Hahn,  thahn@unicef.org , UNICEF América Latina y el Caribe
Tel.: + 507 64302505:

       

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 155 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 

 

 

 
unite for children