Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Mensaje conjunto de UNESCO, PNUD, UNICEF, OIT e Internacional de la Educación con motivo del Día Mundial de los Docentes

5 de octubre de 2011

Hoy, en el Día Mundial de los Docentes, rendimos homenaje a los millones de educadores de todo el mundo que consagran sus vidas a enseñar a los niños, jóvenes y adultos.

El tema de este año, “Los docentes en favor de la igualdad entre hombres y mujeres”, nos recuerda que para lograr la Educación para Todos (EPT) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), se debe prestar especial atención a las cuestiones de género en la enseñanza, empezando por el acceso de las niñas a la escuela. Sabemos, por ejemplo, que en numerosas regiones un bajo porcentaje de maestras significa la presencia de menos niñas en la escuela y, por ende, un número aún menor de maestras en el futuro. Ahora bien, educar a las niñas y mujeres tiene ventajas en cascada para el desarrollo humano: menos fallecimientos de parturientas; bebés más sanos; más niños en la escuela; niños y mujeres mejor protegidos contra el VIH y el SIDA, la trata y la explotación sexual; y el empoderamiento económico y político de las mujeres, conducente a un desarrollo más sólido e inclusivo.

Si queremos brindar igualdad de oportunidades a nuestras hijas e hijos para que se realicen plenamente y reivindiquen sus derechos, debemos concebir políticas y estrategias que atraigan a la enseñanza a hombres y mujeres capaces y los motiven, y que les permitan también crear entornos de aprendizaje que respeten la igualdad entre hombres y mujeres. Una mayor y mejor educación para todos exige buenos docentes e incentivos para estimular a los profesores y profesoras en todos los ámbitos y niveles de la enseñanza. Así se logrará que los niños y niñas tengan modelos a imitar a todo lo largo de su escolaridad.

Las mujeres constituyen la mayoría de la profesión docente en el nivel primario, el 62% a escala mundial, pero en algunos países alcanzan el elevado porcentaje del 99%. Sin embargo, al tiempo que se feminiza cada vez más la profesión, las condiciones de servicio, la remuneración y la condición de los docentes se han ido deteriorando. A fin de que los docentes sean buenos ejemplos a seguir para niños y niñas con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres, es preciso subsanar las desigualdades en la profesión docente. Debemos promover la igualdad de oportunidades para las mujeres a fin de que éstas puedan ser dirigentes escolares, administradoras institucionales y encargadas de la adopción de decisiones en los ministerios de educación, de que haya cada vez más profesoras de ciencias, matemáticas y tecnología, y de que haya más hombres contratados como educadores de la primera infancia y la escuela primaria.

Es importante también determinar las causas de la escasez de profesoras allí donde se observa. Es esencial adoptar las disposiciones suficientes para la protección de la maternidad y la licencia por nacimiento de un(a) hijo(a), así como para la protección efectiva contra la violencia y los abusos sexuales. Si profesoras cualificadas evitan ser destinadas a zonas rurales desfavorecidas, ¿cómo podemos convencer a padres renuentes de que manden a sus hijos a la escuela?

Tales problemas, así como la posibilidad de que los docentes influyan en las decisiones relativas a la educación mediante el diálogo social, deben solucionarse para hacer realidad un trabajo decoroso para los docentes y una educación de calidad para los niños. Exhortamos a todas las partes interesadas en la educación a que obren en favor del pleno respeto de los derechos y responsabilidad enunciados en la Recomendación relativa a la Situación del Personal Docente de 1966 de la OIT y la UNESCO, y la Recomendación de la UNESCO relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior de 1997, punto de partida de este día especial. Estos son los cimientos sobre los cuales hay que construir una fuerza docente profesional de calidad.

Reiteramos nuestra gratitud y aprecio por los esfuerzos y la entrega de las profesoras y los profesores, que asumen la responsabilidad de educar a las generaciones futuras para que edifiquen sociedades basadas en el desarrollo sostenible, la paz, la democracia, los derechos humanos y la igualdad.

¡Únanse a nosotros hoy día, 5 de octubre de 2011, para homenajear a los docentes de todo el mundo!

Irina Bokova, Directora General - UNESCO
Juan Somavia, DirectorGeneral - OIT
Helen Clark, Administradora - PNUD
Anthony Lake, Director Ejecutivo - UNICEF
Fred van Leeuwen, Secretario General - Internacional de la Educación

 

 
unite for children