Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Seguridad Ciudadana: Una de las principales demandas de la sociedad en la región

Destaca Informe Sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos

 

Ciudad de Panamá, 16 de junio de 2010 - Los actuales índices de violencia y criminalidad en Panamá han posicionado a la seguridad ciudadana como una de las principales exigencias de la sociedad. Así lo destaca el Informe sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos* presentado hoy en la ciudad de Panamá y elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con la colaboración de UNICEF y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

 

Este informe busca contribuir a la construcción y el fortalecimiento de los estados para prevenir y responder a la delincuencia y la violencia respetando los derechos humanos,  cambiando  el foco de las  políticas exclusivas de represión que no han tenido los resultados esperados a las de prevención. Esta violencia es el resultado de varios factores de tipo social, económico, cultural e institucional, que han derivado en la generación o reproducción de este fenómeno y en la agudización de las modalidades delictivas, poniendo en riesgo el ejercicio efectivo de los derechos humanos de la población.

 

Paulo Sérgio Pinheiro, Primer Vicepresidente de la CIDH y Relator sobre los Derechos de la Niñez, destacó durante la presentación del Informe, que la región de América Latina y el Caribe “aún no ha superado el legado autoritario en las políticas de seguridad ciudadana”, lo que ha llevado a sus estados a realizar “improvisaciones mediáticas” en esta materia.

 

Según Pinheiro, "normalmente en los Estados no hay políticas públicas de seguridad, sino que se responde con pequeñas reformas a casos que generan impacto". El comisionado indicó que "la situación es catastrófica" y que en América Central "los niños y las niñas pagan la incompetencia de los gobiernos contra el crimen organizado". “Hay que implementar alternativas que promuevan el desarrollo de la población adolescente y joven y que contribuyan a la prevención, así como métodos eficientes para conseguir la reinserción social de quienes han infringido la ley”.

 

Por su parte, Carmen Rosa Villa Quintana, Representante Regional para América Central de OACNUDH, señalo que "en materia de seguridad ciudadana las políticas represivas son mucho más fáciles de medir y vender que las políticas que adoptan un enfoque de derechos. Las políticas represivas aparentan obtener   resultados rápidos y concretos para (algo que ofrecer a) los medios de comunicación. Los datos que se ofrecen no son indicadores del impacto de estas políticas sobre la inseguridad, sino que se limitan a medir directamente las acciones emprendidas".

 

La Representante de la OACNUDH indicó que contrario a esta posición, "necesitamos medir el impacto de las políticas con un enfoque de derechos en la disminución real de la violencia y proponer experiencias exitosas. Este enfoque supone en primer lugar, redefinir la seguridad en términos de disfrute de los derechos, como el derecho a la vida y a la integridad física de las personas". Por ello, destacó que no es posible desarrollar una política de seguridad sin contar con una amplia participación de la sociedad.

 

La Comisión expresa en el informe que los Estados Miembros tienen el deber de proteger y garantizar el ejercicio de los derechos humanos comprometidos en el área de la seguridad ciudadana, a través de planes y programas de prevención, disuasión y, cuando ello sea necesario, de medidas de represión legítima respecto a los hechos de violencia y criminalidad, a partir de las orientaciones y dentro de los límites que establecen los estándares y los principios de derechos humanos.

 

*El informe fue elaborado en el marco del memorándum de entendimiento entre la CIDH, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OACNUDH. Su preparación y publicación ha sido posible gracias al apoyo financiero de UNICEF, OACNUDH, el Gobierno de Italia y la Fundación Open Society Institute. Asimismo, las organizaciones de la sociedad civil de las Américas apoyaron la elaboración de este informe con valiosos aportes y contribuciones.

 

Para mayor información

María Isabel Rivero, mrivero@oas.org, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Tel. +1 202 458-3867

Marti Ostrander, mostrander@unicef.org, UNICEF, Tel. +507 3054831

Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF, +507 3017400

Luis Carlos Sanjur, lsanjur@ohchr.org, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Tel. +507 302-4567


Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.  
www.unicef.org/lac


 .

 

 
unite for children