Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Internacional de la Madre Tierra

22 de abril de 2010

 

La Madre Tierra, nuestro único hogar, está bajo presión. Cada vez le exigimos más sin que ello esté justificado, y está acusando la presión. Durante la historia de la humanidad hemos dependido de los recursos de la naturaleza para nuestro sustento, bienestar y desarrollo. Demasiado a menudo hemos retirado capital de la naturaleza sin devolverlo. Ahora empezamos a ver las consecuencias de no haber protegido nuestra inversión.

 

El cambio climático y el agotamiento de la capa de ozono son los ejemplos más evidentes. La diversidad biológica -la increíble variedad de formas de vida terrestre que nos sustentan- se está reduciendo rápidamente. El agua dulce y los recursos marinos están cada vez más contaminados; los suelos y los recursos pesqueros antes tan fértiles se están volviendo estériles.

 

Quienes más sufren los efectos de nuestra gestión negligente son los más vulnerables del mundo: los que viven en los márgenes de los desiertos, las comunidades indígenas, los pobres rurales y los habitantes de los sórdidos barrios marginales de las megalópolis cada vez más grandes del mundo. Para que estas personas puedan salir de la pobreza y prosperar necesitan, por lo menos, tierras fértiles, agua potable y un saneamiento adecuado.

 

La sostenibilidad del medio ambiente -la buena gestión de los recursos de la Madre Tierra- es uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio aprobado hace un decenio por los Estados Miembros de las Naciones Unidas. El plazo para lograr este objetivo es 2015. Este mes de septiembre convocaré una cumbre en Nueva York para examinar los progresos logrados hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y preparar un plan de acción -un plan práctico y orientado hacia la obtención de resultados, con medidas y plazos concretos. Proteger la Madre Tierra debe ser un componente integral de nuestra estrategia.

 

Sin una base ambiental sostenible tendremos pocas probabilidades de conseguir nuestros objetivos de reducir la pobreza y el hambre y mejorar la salud y el bienestar de los seres humanos. Por estas y otras razones, la Asamblea General ha decidido que el 22 de abril de todos los años se observe el Día Internacional de la Madre Tierra. Insto a todos los gobiernos, empresas y ciudadanos del mundo a que den a la Madre Tierra el respeto y la atención que merece.

Fuente: Noticias de Naciones Unidas

 

 
unite for children