Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Entregan radiografía de niños, niñas y adolescentes que viven en campamentos en Región de Antofagasta

© UNICEF Chile/2010
Una familia delante de su vivienda en un campamento de Antofagasta.

Estudio de UNICEF y UTPCH consigna principales características

 

Antofagasta 08 de abril de 2010 - Tienen en promedio entre 10 y 13 años, la mayoría está estudiando, casi la mitad ha repetido algún curso, muchos de ellos trabajan para ayudar a sus familias, sueñan con ser profesionales y prácticamente todos han pasado la mitad de su vida en un campamento. Así son, según sus propios testimonios, los niños, niñas y adolescentes que viven en campamentos en la Región de Antofagasta, consignados en el estudio “Vivir en Campamentos: La Voz de los Niños, niñas y adolescentes” de UNICEF y Un Techo para Chile, realizado con el aporte de la Fundación Minera Escondida.

 

Las principales conclusiones de este estudio fueron presentadas hoy por el Representante de UNICEF para Chile, Gary Stahl; el Director (s) de Fundación Minera Escondida, Javier Muñoz; y el director regional de Un Techo para Chile, César Rodríguez.

 

Se trata del primer estudio en su tipo que se hace en el país y recoge la opinión de los niños sobre la vida que llevan en los campamentos, sus hábitos y dinámicas familiares, sus expectativas y sueños. La iniciativa se desarrolló en las regiones de Antofagasta, Biobío y Metropolitana, las cuales concentran el 56% de los campamentos del país.

 

Se estima que actualmente en Chile hay más de 20 mil familias que viven en campamentos y que cerca de 50 mil son personas menores de 18 años. En el caso de Antofagasta, existen 632 familias que viven en 19 campamentos.

 

Resultados Región de Antofagasta

En términos generales, el estudio entrega cifras muy preocupantes en los ámbitos de deserción escolar, repitencia escolar y trabajo infantil.

 

Las cifras nacionales indican que la deserción escolar en enseñanza básica es de un 0,93% y en media de un 6,8%; mientras los niños y niñas que viven en campamentos en la Región de Antofagasta esa cifra llega el 10,4%.

 

En el caso de la repitencia escolar, en básica es de un 4,5% y en media de un 8,1%; sin embargo el 52,2% de los niños que viven en campamentos en esta región ha reprobado algún curso.

 

En cuanto a trabajo infantil, las cifras nacionales indican una baja prevalencia, ya que cerca de 240 mil niños y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan, en el caso de aquellos que viven en campamentos, esta cifra es casi de un 24%.

 

Según el estudio, el 69,9% del total de jefes de hogar son hombres y un 26,2% son mujeres. Un 46,6% de los jefes de hogar está cesante, un 47,6% no terminó octavo básico y un 13,6% no terminó cuarto medio, el 53,4% declara un ingreso familiar de $200.000 o menos y el 76,7% pertenece a FONASA en el nivel de gratuidad.

 

El Representante de UNICEF, señaló que al igual que en otras partes del mundo los niños y niñas son los más pobres entre los pobres. Recordó que según la encuesta CASEN un 20,3% de los niños entre 4 y 17 años vive en situación de pobreza, mientras que a nivel nacional ese porcentaje es de 13,7%.

 

Agregó que este estudio entrega información preocupante respecto de la situación en que viven los niños y adolescentes en los campamentos. “Según este estudio, prácticamente uno de cada cuatro niños trabaja, uno de cada dos han reprobado un curso y sobre el 10% ha dejados sus estudios. Todas estas cifras están muy por encima de los promedios nacionales”.

 

En este sentido, el Representante de UNICEF dijo que “esperamos que este estudio constituya una valiosa herramienta para la elaboración de políticas públicas dirigidas a superar la pobreza, de manera que tengan una mirada especial hacia la infancia que vive en campamentos. Los niños, niñas y adolescentes que viven en estos campamentos tienen muchos sueños y expectativas, están esperanzados en que las autoridades sabrán responder a ellas”.

 

Javier Muñoz, Director (S) de Fundación Minera Escondida, destacó la importancia de la realidad que refleja este estudio, “Al interior de nuestra Fundación, al igual que como nuestra compañía, seguiremos trabajando con acciones concretas en mejorar la educación y entregar herramientas reales que constituyan mejores y nuevas oportunidades para las niñas, niños y jóvenes de la Región de Antofagasta”, aseguró.

 

En tanto, el Director Regional de la Fundación Un Techo para Chile, señaló “El trabajo que debemos realizar está en las manos de cada uno de los chilenos. Debemos transformar la mirada y dejar atrás la discriminación con la cual se trata a quienes viven en campamentos. Los niños son los inocentes receptores de ello, desde los primeros años aprenden que la discriminación existe, al vivir la manera en que son tratados en sus colegios, por profesores y alumnos”, enfatizó.

 

Educación y trabajo

Según el estudio el 89,6% de los niños, niñas y adolescentes se encuentra estudiando y un 52,5% dice que ha repetido algún curso. En tanto, un 10,4% ha dejado los estudios, señalando como las principales razones de la deserción las “dificultades económicas” y la “maternidad o paternidad”.

 

Un 23,9% de los niños, niñas y adolescentes que viven en campamentos dice que ha trabajado para ayudar a sus familias como ayudantes en la construcción, cuidando niños o como vendedores en el comercio informal. La mayoría de ellos ingresó al mundo laboral cerca de los 14 años.

 

Dinámica familiar, habitabilidad y tiempo libre

En términos generales, los niños, niñas y adolescentes afirman que le gusta vivir en el campamento. Cerca de un 50% se declara conforme con ello. No obstante, el 97% preferiría vivir en otro lugar.

 

A lo anterior se agrega que, el 82,1% dice que no ha sido molestado por sus compañeros por vivir en un campamento.

 

Lo que más les gusta de vivir en el campamento es que tienen amigos, conocen a sus vecinos y tienen mucho espacio para jugar. Lo que menos les gusta; la basura en las calles, la tierra y las peleas entre vecinos.

 

Cuentan que la principal actividad que realizan fuera del horario de clases es ver televisión, en el caso de las niñas, y jugar a la pelota, en el de los niños. Y que tienen cerca de 4 amigos dentro del campamento.

 

El 59,7% de los niños, niñas y adolescentes encuestados tiene también otros familiares en el campamento.

 

Un 34,3% de los niños, niñas y adolescentes dice que comparte su cama con alguien de la familia, en la mayoría de las veces se trata de los hermanos.

 

Para mayor información:
Francisca Palma, fpalma@unicef.org, UNICEF Chile

Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe

www.unicef.org/lac

 

---------------------
Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.
 

 

 

 
unite for children