Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Enfoque en Haití: Una madre afectada por el terremoto identifica sus necesidades

© UNICEF Haiti/2010/J. Bakody
Daniel, hijo de Nadine Laguerre Lamatiniere, una de las víctimas del terremoto, nació prematuramente en República Dominicana. Dos de sus hijos están hospitalizados en Santo Domingo y su esposo y sus dos hijas viven en las calles de Haití.

Por: Jennifer Bakody

Santo Domingo, 11 de febrero 2010 – Por no contar con una alternativa mejor, Nadine Laguerre y su hijo recién nacido, Daniel, viven en una habitación de unos 2.5 por 2.5 metros en un refugio seguro en el centro de Santo Domingo.  Como ocurre con cualquier madre nueva, el día de Nadine gira en torno a las necesidades de Daniel: él tiene hambre y ella lo alimenta; él llora y ella lo mece.

En los momentos cuando duerme Daniel, Nadine lava la ropa y prepara la próxima comida para ella y unos 30 niños y adultos más. Son todos víctimas del terremoto del 12 de enero en Haití. Después de recibir tratamiento para salvarles la vida en otro lado, este grupo ahora es albergado y nutrido en el centro de atención temporal Posada de Belén, apoyado por el Consejo Nacional de Niños y Adultos.


En esta misma fecha en el mes de enero, la vida de Nadine era muy distinta.  Ella y su esposo administraban una tienda exitosa que vendía bienes domésticos. Vivían con sus cuatro hijos en las afueras de Puerto Príncipe, y Nadine tenía casi ocho meses de embarazo con el quinto hijo de la familia.

 

Una familia dividida

Cuando les sorprendió el terremoto, Nadine daba de comer a su hijo de dos años, Andy. Salieron corriendo, juntos con su esposo y los otros tres hijos. Cayó una roca en el brazo de Andy, aplastándolo, mientras que una placa de concreto colapsó en su hija mayor, Loudyne, abriendo un hueco en su brazo y pecho.

Nadine buscó tratamiento de urgencia para sus dos hijos heridos en la República Dominicana.  Su esposo Louison quedó atrás en las calles de Puerto Príncipe con las otras dos hijas de la pareja, Mushecaina, de nueve años, e Ismael, de 15.

 

Respondiendo a las necesidades da la infancia y sus cuidadores   

Se estima que entre la población de Haití hay un estimado del 38 % de niños y niñas menores de 15 años, por lo tanto esta es una emergencia de la niñez.  Responderla requiere de un enfoque integral y coordinado para apoyar las necesidades de la niñez y sus cuidadores.

Los pasos urgentes brindados por UNICEF y sus aliados ayudan a cada miembro de la familia Lamatiniere. La oficina de país de UNICEF en la capital dominicana de Santo Domingo aporta apoyo financiero a la Posada de Belén, permitiendo que Nadine y Daniel accedan a alimentos seguros y ricos en nutrientes. Mientras tanto, en el Hospital Darío Contreras, también en Santo Domingo, UNICEF trabaja con el Ministerio Dominicano de Salud para suministrar los médicos, los kits de higiene, los suplementos de alto contenido energético y los kits de recreo para niños y niñas como Andy y Loudyne.

Al otro lado de la frontera en Haití, UNICEF y sus aliados han emprendido un esfuerzo masivo por brindar refugio, alimentos y agua segura a nivel nacional, enfocándose en las personas vulnerables como el esposo de Nadine y sus dos hijas.  Además UNICEF ha comenzado una campaña masiva de inmunizaciones para 500,000 niños y niñas haitianas menores de siete años.

 

Reconstruyendo desde los escombros

En una reciente entrevista con Radio UNICEF, Nadine confesó que apenas puede dormir o comer, debido a su ansiedad. Se refiere a un futuro incierto para sus dos hijos mayores, que pronto iban a graduarse de la secundaria, mientras que su nuevo bebé, nacido prematuro pero sano hace tres semanas en la República Dominicana, no tiene hogar.

“Estoy extremadamente agradecida con cada persona y organización que ha pensado en nosotros y nos ha ayudado”, afirmó. “Ahora mi deseo es poder lograr alguna ayuda para reconstruir mi negocio porque tengo muchas responsabilidades. En vez de darnos dádivas, preferiría (que nos dieran) asistencia a más largo plazo, porque quiero poder mantener a mi familia y su futuro por mi propia cuenta.”

Cuando el enfoque global de los medios de comunicación inevitablemente se desplace del terremoto en Haití, las necesidades de la infancia y sus familias no desaparecerán. Es por eso que UNICEF y sus aliados están comprometidos con el bienestar de la infancia de Haití y sus familias a largo plazo.

 

Para más información: 
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe, Tel (507) 301 7485
www.unicef.org/lac

Acerca de UNICEF 
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.  

 

 
unite for children