Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Haití - ¿Es suficiente reconstruir?

© UNICEF Haiti/Chris Tidey
Escuela primaria en ruinas.

Por:  Chris Tidey, UNICEF Canada

Port-au-Prince, Haití  4 de febrero, 2010 – Después de más de tres semanas del terremoto de enero 12, los esfuerzos de la ayuda internacional se han concentrado con fuerza en una nueva etapa.  La respuesta de la emergencia inmediata, rescate y recuperación ha mermado. Ahora, las organizaciones humanitarias se están concentrando en las necesidades y la sobrevivencia a largo plazo de centenares de miles de personas sin hogar que estarán viviendo en albergues temporales durante el futuro previsible.

Ahora, la pregunta es, ¿qué sigue?  La respuesta obvia  y la que a menudo se menciona en los medios de comunicación es que Haití deber ser reconstruido. Pero, ¿reconstruido hasta qué nivel, exactamente?

La pobreza abrumadora, los tugurios extensos, y el desempleo endémico ya estaban presentes antes del terremoto. El casi medio millón de huérfanos, las tasas más altas en el hemisferio occidental de mortalidad infantil en niños menores de cinco años, y los bajos niveles de matricula escolar, existían antes del 12 de enero.  ¿Será este el estado al cual debemos reconstruir Haití?

Haití no debe simplemente reconstruirse: debe transformarse, y la transformación requiere de un compromiso a largo plazo de parte de la comunidad internacional, en alianza con el gobierno y el pueblo de Haití.

Además, la transformación tiene que comenzar con la infancia del país. Por eso UNICEF se ha comprometido con el esfuerzo de largo plazo, a sabiendas que la recuperación comienza con los niños, las niñas y sus comunidades.  Sólo colocando la infancia en el centro del esfuerzo de reconstrucción será posible construir un nuevo Haití.

Como centro de la recuperación y reconstrucción, la sobrevivencia y el bienestar de la infancia deben ser garantizadas mediante la provisión de suministros para salvar vidas, la atención médica, y la protección de la explotación y el abuso. A las niñas y los niños hay que darles las herramientas que necesitan para llegar a ser los futuros líderes de la transformación de Haití, algo que solamente se puede lograr a través de la educación.

Antes del terremoto, aproximadamente solo la mitad de la población infantil en edad escolar efectivamente asistía a la escuela, con sólo un 20 por ciento continuando hasta la secundaria.  El reciente desastre habrá empeorado una situación que ya estaba grave, al adicionar aún más obstáculos a la entrega de la educación efectiva para esta población.

Se ha destruido gran parte de la infraestructura educativa en Puerto Príncipe y otras áreas afectadas. Docenas – si no centenares – de escuelas están arruinadas (ver fotos) y el mismo Ministerio de Educación ha sido reducido a un montón de escombros.  Fueron cerradas todas las escuelas del país inmediatamente después del terremoto, y solo aquellas ubicadas en las áreas no afectadas volvieron a abrir el 2 de febrero.

Nuevamente, preguntamos: ¿Qué sigue?  ¿Qué sigue para los centenares de miles de niños y niñas que continúan fuera de la escuela?

Los niños y las niñas tienen el derecho y la necesidad de contar con la educación, y su retorno a las aulas tiene que ser una máxima prioridad.  UNICEF trabaja con el Gobierno de Haití para emitir mensajes sobre “el retorno a la escuela” en las áreas no afectadas por el terremoto, para asegurar a los padres de familia que las escuelas se han vuelto a abrir.  De igual manera UNICEF ha comenzado a distribuir útiles escolares en áreas de Puerto Príncipe donde las escuelas siguen destruidas o cerradas, para garantizar que los niños y las niñas puedan continuar su educación en casa o en los asentamientos temporales.

Sin embargo, eventualmente hay que reconstruir las escuelas de Puerto Príncipe, Leogane, Jacmel y otras áreas afectadas.  Está en los mejores intereses de la infancia y de la transformación del país que las escuelas se vuelvan a abrir nuevamente para educar, y pronto.  Dado los severos daños a la infraestructura educativa, esta va a ser una tarea muy difícil, mas sin embargo es una tarea esencial.

Para mayor información
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF Amèrica Latina y el Caribe
www.unicef.org/lac

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 

 
unite for children