Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF efectúa un llamamiento de ayuda de emergencia por 1.200 millones de dólares

Ginebra, 4 de febrero de 2010 - Mientras la atención mundial está centrada en los esfuerzos por brindar apoyo a los pobladores de Haití, cuyas vidas continúan corriendo peligro, UNICEF dio a conocer hoy su Informe de Acción Humanitaria 2010. Se trata de un informe anual que pone de relieve las crisis más graves que afectan a los niños, niñas y mujeres del mundo y en el que figura un llamamiento de ayuda adicional.

El informe de este año destaca la situación de los niños, niñas y mujeres de 28 países y territorios a quienes se considera como los más necesitados de asistencia urgente y en él figura un llamamiento por 1.200 millones de dólares para financiar esa asistencia humanitaria. En el Informe de Acción Humanitaria 2010 hace hincapié en la creciente importancia que revisten las alianzas con respecto a la satisfacción de las necesidades de los niños, niñas y mujeres afectados por las situaciones de emergencia.

“Haití es uno de los países a los que UNICEF clasificaba como ‘en crisis’ cuando el Informe de Acción Humanitaria ya estaba en prensa, antes de que ocurriera el terremoto”, afirmó Hilde F. Johnson, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF. “Debido a que había sufrido los efectos de varios huracanes, además de disturbios y enfrentamientos civiles, Haití aún requería ayuda humanitaria”.

 “El reciente terremoto es un terrible ejemplo de un desastre por partida doble, ya que no sólo destruyó vidas y eliminó los medios de subsistencia del pueblo haitiano, sino que también dejó en ruinas la infraestructura y los diversos sistemas que se requieren para que las actividades humanitarias logren los efectos deseados”, agregó la funcionaria. “Sin embargo, estamos obteniendo resultados. Ejemplo de ello es la campaña de vacunación de unos 500.000 niños y niñas menores de siete años que se puso en marcha esta semana para inmunizarles contra el sarampión, la difteria y el tétanos”.

“Al mismo tiempo que hace todos los esfuerzos posibles por acelerar y aumentar la ayuda humanitaria y la protección de todos los niños y niñas haitianos, UNICEF debe continuar con su labor de cambiar para bien las vidas de los niños del resto del mundo”, añadió la Sra. Johnson.

“Hay muchos sitios en el mundo donde los niños sufren por razones diversas. Y todos esos niños también necesitan nuestra ayuda”, continuó diciendo la Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF. “En 2009, la región de Asia sudoriental sufrió los efectos de una sucesión de desastres naturales y causados por los seres humanos de gran magnitud, mientras que en el Cuerno de África, el Afganistán, el Pakistán, la República Democrática del Congo y el Sudán se agravaron las situaciones de emergencia. Los niños son siempre los más afectados, y los desastres aumentan el peligro de que sufran abuso o violaciones graves de sus derechos, como la violencia sexual, las lesiones, la muerte o el reclutamiento forzado en las agrupaciones armadas”.

Como promedio, UNICEF responde anualmente a unas 200 situaciones de emergencia en todo el mundo. En el Informe de Acción Humanitaria 2010 se analizan las crisis más graves, que requieren niveles excepcionales de apoyo.

Los criterios que se emplearon para escoger a los 28 países y territorios que aparecen en el Informe de este año fueron la escala y la naturaleza crónica o prolongada de sus crisis; la gravedad que revistieron sus consecuencias para los niños, niñas y mujeres; y las posibilidades de lograr resultados que mejoren y salven las vidas de los damnificados. En esos casos, se requiere con carácter urgente medidas que salven vidas y que garanticen el acceso al agua potable, al saneamiento y la higiene adecuada, así como a los servicios de salud, nutrición y protección de los niños y niñas contra las peores formas de violencia, además de posibilitar su educación aún en las peores circunstancias.

El Informe de Acción Humanitaria de este año también hace referencia a ciertas tendencias mundiales que conllevan peligros crecientes para los niños y niñas, como el cambio climático, la inestabilidad de la economía mundial y los cambios sustantivos en la naturaleza de los conflictos armados, especialmente la práctica generalizada de la violencia sexual contra los niños y las mujeres. Esos factores aumentan la vulnerabilidad de las comunidades pobres y amenazan la supervivencia y los derechos fundamentales de los niños.

La crisis financiera mundial, combinada con la inestabilidad y el aumento de los precios de los alimentos, es causa de un aumento de la pobreza y la desnutrición, y constituye una grave amenaza para los avances en pro de los niños que se habían logrado hasta ahora en algunos países en desarrollo. Los niños, niñas y mujeres han sufrido los peores efectos de esas crisis. En 2009 aumentó notablemente el número de familias pobres que se vieron obligadas a reducir la cantidad y la calidad de los alimentos que consumieron. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, en 2009 sufrieron hambre más de 1.000 millones de habitantes del mundo, lo que representó un aumento de por lo menos 100 millones con respecto a número de personas afectadas por el hambre en 2008.

Se supone que debido a la gravedad de las crisis que ocurren en Asia –ya se trate del Pakistán, el Afganistán o Filipinas–las necesidades financieras para esa región en 2010 serán por lo menos dos veces más elevadas que en 2009. Sin embargo, la región con más necesidades continúa siendo África subsahariana, donde más de 24 millones de habitantes del Cuerno de África sufrieron en 2009 los efectos de la sequía, la inseguridad alimentaria crónica y el conflicto armado. En el Sudán, el Chad, la República Centroafricana y la República Democrática del Congo, la población sufre los efectos de la violencia interna o transfronteriza y de los desplazamientos a gran escala, así como de las limitaciones en materia de acceso que se imponen a las organizaciones humanitarias. La situación también continúa siendo grave en Zimbabwe, lo que aumenta la vulnerabilidad de los niños, niñas y mujeres de ese país.

El tema central del Informe de Acción Humanitaria de este año son las alianzas. En todos los países y territorios mencionados en la publicación UNICEF colabora con diversos aliados para obtener resultados. Entre ellos figuran las organizaciones humanitarias, las agrupaciones de la sociedad civil, los sectores empresarial y privado y las fundaciones.

En los últimos años, UNICEF y sus aliados han realizado importantes inversiones en materia de reducción del riesgo, preparación para las situaciones de emergencia, mecanismos de alerta temprano y sistemas de respuesta y recuperación. La índole dinámica y cambiante de las situaciones de emergencia requiere una constante adaptación para garantizar un óptimo estado de preparación ante las próximas crisis, así como la capacidad de anticipar tendencias futuras para poder dar respuesta inmediata a las crisis y facilitar la recuperación.

Las alianzas que establece UNICEF también alientan la innovación y fomentan la promoción, la participación y la programación eficaz que hacen posible marcar una diferencia apreciable para el número cada vez mayor de niños y niñas que se encuentran en situación de necesidad.

“En colaboración con sus aliados, UNICEF busca constantemente maneras innovadoras de satisfacer las necesidades desesperadas de los niños, niñas y mujeres atrapados en las situaciones de emergencia”, terminó diciendo la Sra. Johnson. “Sólo mediante la colaboración podremos cumplir eficazmente nuestra misión de fomentar y proteger los derechos de los niños y niñas, satisfacer sus necesidades básicas y hacer posible que logren un desarrollo pleno”.

Los interesados en obtener la versión completa del Informe pueden consultar en: http://www.unicef.org/lac/library.html 
Nota a los editores y teledifusores: Para obtener conjuntos de materiales multimedia, que contienen fotos y video de archivo, sírvanse dirigirse a: www.thenewsmarket.com/unicef

Para mayor información: 
Veronique Taveau, mailto:vtaveau@unicef.org UNICEF Ginebra, Tel + 41 22 909 5716
Patrick McCormick, pmccormick@unicef.org, UNICEF  Nueva York, Tel + 1 212 326 7426
Kate Donovan, kdonovan@unicef.org, UNICEF Nueva York, Tel +1 212 326 7452
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICF América Latina y el Caribe, Tel + 507 3017485
www.unicef.org/lac

---------------------
Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 

 

 

Enlace al reporte

English
[Full report]
[Summary]

Español 
[Resumen]


unite for children