Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

El René Schick me robó el corazón

© UNICEF Nicaragua/2009/Martha C.Ruiz
El canta-autor Rommel Ocampos, fue uno de los artistas nicaraguenses que se movilizó en los medios de comunicación para promover la vigencia de la Convención de los Derechos del Niño

Por Esther Guerreo, cooperante del país Vasco
UNICEF Nicaragua

El corazón de numerosos artistas fue secuestrado por el júbilo y entusiasmo de cientos de alumnos del centro René Schik en la celebración del 20 aniversario de la Convención sobre los  Derechos del Niño.

La emoción de estudiantes, maestras, maestros, artistas, poetas y cantantes se percibía en cada cubículo de aire que se respiraba aquella mañana en la Escuela René Schick,  distrito V de Managua. El patio del centro escolar, convertido temporalmente en un escenario y palestra magistral, recibía las interpretaciones constantes de los alumnos, alumnas y artistas profesionales que habían abandonado sus compromisos esa mañana para poder celebrar el 20 aniversario de  la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) con el estudiantado del citado centro. El Grupo Literario Pandemonio, con el apoyo de UNICEF, convocó la brigada cultural “Artistas unidos por la niñez” para  festejar la ratificación de la Convención.

Esa mañana nadie faltó a la cita, y cerca de 800 estudiantes de primaria disfrutaron de un evento que, según citó Nubia Méndez, profesora del centro desde hace  22 años, creó historia, no sólo personal, sino institucional. A lo largo de aproximadamente 5 horas, se sucedieron 15 actuaciones de niños y niñas del centro con 6 interpretaciones de profesionales como La Nueva Compañía, La Escuela de Marimba Flavio Galo, los cantautores Danny K.-LI y Benjamín Hernández, Daddy Yankee Nica y la escritora Magaly Incer, conducidos todos ellos por el periodista Dino Andino.

Los derechos de la niñez nicaragüense fueron declamados, recordados, señalados, interpretados y evocados para refrescar el rol y  compromiso que tenemos todos los actores de la sociedad, entre ellos los profesores, padres y madres, artistas, periodistas, y las niñas y niños que estaban presentes, para su cumplimiento. 

Aunque el revuelo y el espectáculo  pasaron como si un huracán hubiera atravesado aquellas aulas, la presencia de los derechos permanece con más vigor que antes. Según Jasser Arbizu, alumno de sexto grado de 12 años de edad, “los derechos más importantes son tener un hogar, alguien que nos apoye con amor y eduque en valores”. Brian Carballo, compañero de aula de Jasser, comenta que “uno de los derechos fundamentales es la educación, pero tristemente no todos los niños pueden ir a clase por falta de dinero”.

Suspendimos nuestros compromisos para estar hasta el final del evento
“La disponibilidad de los artistas fue increíble”,- comenta Julio Cáliz, poeta y uno de los organizadores del evento. Todos los artistas que convocamos no dudaron en aceptar nuestra invitación y entregarse por completo. Tanto La Nueva Compañía como Dino Andino y  Elisabeth Galo, de la Escuela de Marimba, tenían compromisos para esa tarde, pero una vez inmersos en el calor del espectáculo y la calidez del público presente, decidieron cancelar sus citas y permanecer hasta el final,  realizando incluso una gira por las aulas de los estudiantes para charlar con ellos sobre los derechos que ampara la Convención y sus experiencias y. “Los artistas fueron recibidos por los alumnos de la escuela como si hubieran recibido un Grammy,- explica Julio Cáliz.- se fueron muy impactados y emocionados. Incluso Dino Andino, - agrega Julio aún emocionado,- señaló que además de estar disponible para cualquier otro evento que se realice, se alegró de conocer esa otra cara del René Schcik más allá de la violencia que aparece en los medios”.

Según Jimmy Javier Obando, poeta y organizador también del evento, “fue una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. Estuve tres días sin dormir de la emoción que me embargaba, fue algo fantástico que esperamos poder seguir alimentado y nutriendo. Ya tenemos propuestas como la de  Elisabeth Galo, quien  se ha mostrado disponible para dar clases de marimba a los alumnos del centro que estén interesados, para que éstos puedan a posteriori replicar lo aprendido en el centro”-  concluye satisfecho.

Todos se volcaron en la organización del evento
Al rededor de 50 personas, entre profesores, alumnos, personal de limpieza y de seguridad, padres y madres de familia se involucraron  a través de ocho comisiones de trabajo en los preparativos requeridos para que el evento fuera un absoluto éxito.

Los maestros y maestras se entregaron con entusiasmo y devoción a la preparación de las actuaciones artísticas, fueron coreógrafos y profesores de baile y canto para apoyar a sus pupilos en las interpretaciones. “Nunca se había celebrado antes un acto de tal magnitud en la escuela,- comenta una de sus profesoras más veteranas, Nubia Méndez,- estábamos muy emocionados, los profesores parecíamos niños corriendo de arriba para abajo con todos los preparativos Yo no podía ni dormir esos días de la emoción. Realmente fue un día que vamos a guardar para siempre en nuestros corazones.. Los niños nos han pedido que compartamos las fotos de ese día y las pongamos en un mural en la escuela. Esperamos que nos vuelvan a visitar y podamos seguir celebrando juntos.”- finaliza con entusiasmo.

María de los Ángeles Salazar, promotora de la comunidad, puso su cocina, utensilios y agua a la disposición  de los organizadores, y junto a tres madres de familia y tres alumnos pelaron, lavaron y exprimieron mil naranjas para ofrecer un refrigerio a todo aquel que se acercara. “Aunque estábamos cansados, lo hicimos porque estábamos también emocionados e ilusionados. Muchas veces nos dedicamos a poner peros a la vida y no soluciones, pero debemos salir adelante. Por este motivo- continúa María de los Ángeles,  el hecho de que se haya desarrollado esta actividad en un barrio tan conflictivo como lo es el centro escolar René Schick, donde abundan los riesgos de drogas y pandillas,  tiene un valor agregado. Se ha inspirado a muchos niños a plantearse una salida y futuro diferente, se les llevó su derecho a recrearse, y se les permitió  aunque fuese por un momento olvidar su sufrimiento."

Este evento, sin precedentes para la comunidad educativa del centro, fue una pequeña antesala del Festival de la Radio y la Televisión que se esperaba tres días más tarde, el sábado 31 de octubre, en las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Deportes, donde también participaron con actuaciones artísticas y reivindicaron una vez más la defensa de los derechos de la niñez y la adolescencia.

Citas textuales de algunos de los presentes
“El evento desarrollado fue espectacular, tuvo un impacto incalculable en los niños del centro. El recuerdo que van a tener del evento y la Convención sobre los Derechos del Niño en marcado en ese festejo no lo van a olvidar nunca. El festival del jueves estuvo excelente, y la actividad maratónica que se hizo el sábado 31 lo reforzó aún más”.
Ramón Monterrey, padre de un alumno del centro.

“La celebración del 20 aniversario de la Convención sobre los derechos de la niño me ha cambiado la vida, y me ha hecho adquirir un compromiso con la niñez del país más allá de la propia celebración”
Poeta nicaraguense Julio Cáliz.

 “Niños victimas de la pobreza y en ocasiones hasta victimas de abusos físicos y verbales por parte de sus propios progenitore, ese día se olvidaron de todas estas malas jugadas de la vida y fueron niños felices, llenos de sueños y esperanzas, los mismos que serán los futuros artistas de nuestro país”.
Juan D´Trinidad, profesor de la escuela René Schick.


Mayores informes:
Olga Moraga, omoraga@unicef.org, UNICEF Nicaragua;
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe
www.unicef.org/lac

Acerca de UNICEF:
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children