Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

UNICEF acompañó la maratón de los chicos y chicas Wichí contra el cáncer de cuello uterino

Salta, 26 de agosto de 2009 - Más de 500 niños y adultos Wichí corrieron este domingo  la sexta maratón que organizó la Fundación Siwok, con el apoyo de UNICEF Argentina y los Ministerios de Salud de la Nación y de Salta, a través del Programa Nacional y Provincial de Prevención de Cáncer Cérvico- Uterino.

La Maratón Wichí es una estrategia innovadora de promoción de la salud y de los derechos humanos en las comunidades indígenas. Este año, la edición estuvo dirigido a las mujeres para incentivarlas a realizarse un Papanicolaou (PAP), un estudio gratuito que detecta lesiones en el cuello de útero para tratarlas antes de que se conviertan en tumor.

Salta es la segunda provincia del país que registra más muertes por este tipo de cáncer: según cifras oficiales, 80 mujeres mueren cada año por esta causa y como muchas de ellas son madres, dejan huérfanos a alrededor de 240 niños. En el chaco salteño no hay estadísticas precisas, pero cada vez se conocen más casos de mujeres indígenas que mueren por un cáncer uterino terminal. Si bien el PAP es un estudio gratuito que todas las mujeres tienen derecho a exigir, la mayoría de las mujeres Wichí no lo sabe y en consecuencia, no lo reclama. A la falta de conocimiento se suman determinantes culturales que se expresan en como mujeres Wichí sienten mucha vergüenza en la consulta ginecológica sobre todo si se trata de un médico varón. 

En el último año, sólo en Misión Chaqueña al menos cinco mujeres fallecieron de cáncer de cuello uterino, a pesar de ser una enfermedad prevenible y potencialmente curable. Esta situación alarmó a los líderes Wichí quienes con el apoyo de UNICEF pudieron contactarse con las autoridades sanitarias y con una maratón promover la toma de PAP, con el lema “PAP hape m’ak ta atsina matche ta isej”: Mujer hacete un PAP.

Los referentes del Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cérvico- Uterino, y del programa a nivel provincial recorrieron Misión Chaqueña junto a UNICEF. El equipo se entrevistó con los médicos del Hospital de Embarcación y la posta de salud del chaco salteño, donde se atiende la población Wichí. En los días previos a la maratón conversaron con las mujeres y se realizaron talleres en los que se entregó material de información y prevención del cáncer de cuello uterino editado en español y en Wichí, financiado por UNICEF. La consejería se repitió durante la largada de la carrera y en la entrega de premios, donde se reunieron más de 800 personas entre los competidores y familiares.

La enfermedad de la pobreza

Primero fue Nélida Palacios, una de las mujeres más activas de la comunidad. Después la hija del pastor, Eliana Rojas. Después la esposa del artesano Elías Vaca. La semana pasada, otra comadre que tenía varios hijos. Unos meses antes, la gente recuerda un caso más. Son cinco muertes por cáncer de cuello uterino en un mismo año, cinco mujeres que vivían en Misión Chaqueña y recibieron el diagnóstico tarde, cuando ya no tenían posibilidades de acceder a un tratamiento. Las autoridades sanitarias de Salta señalaron que es probable que estos cinco casos registrados por la propia comunidad no reflejen la totalidad de fallecimientos por esta causa: muchas mujeres Wichí no llegan al hospital y mueren en sus casas por las fuertes hemorragias que provoca el tumor, y estas muertes sin atención médica no siempre son registradas con precisión en el diagnóstico ni son notificadas en las estadísticas sanitarias.

Muchas de las mujeres de la comunidad corrieron la maratón junto a sus hijos, muchos descalzos, y asistieron a las charlas que dieron las referentes de los ministerios de Salta y Nación. Lo primero que preguntaron las sanitaristas fue si sabían que era el cáncer de cuello de útero y si alguna vez les habían hecho un PAP sobre todo, a las mayores de 30 años. Ninguna sabía y muy pocas dijeron que sí, que les habían hecho un PAP aunque tampoco entendían bien qué era.  La iniciativa Maratón Wichí dejó además de información acerca del PAP y de lo que este previene el compromiso de los ministerios de ofrecer tomas de PAP en las consultas y hacer un seguimiento de cada caso, como indica el Programa que se debe hacer.-

La voz de las mujeres Wichí

Griselda Díaz es enfermera. Y es Wichí. Nació en Misión Chaqueña, al nordeste de Salta, y estudió tres años en Tartagal para volver a su comunidad y asistir a sus hermanas, a las que llegan a la posta de salud con los chicos en brazos o en el aguayo angustiadas porque se sienten mal.

“Yo conocía a una comadre que también estudiaba y me consiguió una beca de la Iglesia Anglicana, como la que tenía ella, y me fui a Tartagal”, contó Griselda. Estudiar no fue fácil para las jóvenes Wichí, las únicas indígenas de la Escuela de Enfermería que más de una vez, perdían la mitad de la clase porque no entendían las palabras en español que utilizaban los profesores para enseñar y eran miradas “raro” por sus compañeros de curso.

Todo lo que Griselda había aprendido en la escuela de la comunidad, todo lo que se había preparado en la secundaria, parecía poco frente a la exigencia de sus profesores del terciario y los tres años de carrera se le hicieron cuesta arriba, tan arduos como las prácticas en el hospital donde su título parecía valer menos que el título de los demás. De los demás enfermeros criollos. “Los médicos no me escuchaban; lo que yo decía, no era tomado en cuenta”, señaló Griselda que en los años de estudio y residencia hospitalaria pensó varias veces en dejar Tartagal y volver a Misión Chaqueña, donde viven sus paisanos.

No obstante, a los 23 años se recibió y hace dos que está de vuelta en su comunidad, en una posta sanitaria que comparte con otro enfermero, Rosario Campos, y un médico que llegó hace siete meses y que de a poco se va conociendo con la gente de los parajes del chaco salteño que son muchos y tienen muchas necesidades. Ni el médico ni el enfermero de la posta de salud hablan Wichí. Griselda sí (es la lengua que hablaban sus abuelas) y como es la única mujer del equipo, es la confidente de las comadres y de los chicos que confían en ella y en sus saberes y le explican qué les duele, qué les pasa, por qué no se sienten bien.

PACES, una iniciativa de UNICEF por los derechos de los chicos indígenas

La propuesta llegó a través de un mensaje de texto, de uno de los líderes  indígenas de Misión Chaqueña Manuel Palacios. “Maratón Wichí contra el cáncer de cuello de útero. ¿Nos ayudan?”. Y así empezaron los contactos.

Manuel es referente indígena de la Iniciativa PACES (Políticas y Acciones Concertadas para la Educación y Salud de niñas, niños y los adolescentes indígenas), una iniciativa de UNICEF para promover el conocimiento y cumplimiento de la infancia  indígena y mejorar las políticas destinadas a esta población, mediante la participación de los referentes comunitarios en el proceso.

En Argentina existen 600,329 personas que se auto reconocen como Indígenas y perteneciente a 30 Pueblos Indígenas según la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) del INDEC. De ellos, casi un cuarto de los hogares (23.5%) se encuentran con las necesidades básicas insatisfechas. Las provincias que muestran los mayores niveles de NBI en los hogares indígenas son: Formosa (74.9%), Chaco (66.5%) y Salta (57.4%).

En muchos territorios de nuestro país, las niñas, niños y adolescentes indígenas viven en condiciones de extrema pobreza, conviven con insuficiente atención de los servicios básicos o ausencia de los mismos, están expuestos a contaminantes, la violencia, el abuso y la explotación. Esta experiencia de marginación vulnera sus derechos y los pone en situación de exclusión social y extrema vulnerabilidad.

“PAP hape m’ak ta atsina matche ta isej”: Mujer hacete un PAP.

El Papanicolau (PAP) es un estudio que detecta lesiones en el cuello del útero que pueden ser indicadoras de un diagnóstico actual o probable de cáncer. El PAP es gratuito y se realiza en los centros de salud y hospitales de todo el país.

Todas las mujeres tienen derecho a exigirlo en los hospitales públicos y a las prestadoras médicas privadas y a retirar los resultados, para saber cuál es su estado de salud y si tienen que iniciar un tratamiento o no.  El Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cérvico- Uterino empezó a implementarse en junio del año pasado, bajo la coordinación ejecutiva de Rosa Laudi y la coordinación científica de Silvina Arrossi. 

Según el Ministerio de Salud de la Nación en Argentina cada año se diagnostican alrededor de 3.000 casos nuevos y mueren 1.800 mujeres. El objetivo del Programa Nacional, que coordina las acciones junto a los distintos programas provinciales, es reducir la incidencia y la mortalidad por cáncer de cuello de útero a través de una alta cobertura de la población más expuesta, que son las mujeres de entre 35 y 64 años, un testeo de calidad y un adecuado seguimiento y tratamiento de las lesiones precancerosas y cáncer detectadas.


Para mayor información
María José Ravalli, mjravalli@unicef.org, UNICEF Argentina
Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe
www.unicef.org/lac


Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.


 

 

 
unite for children