Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

En el contexto de la epidemia de influenza A (H1N1), la oficina regional de UNICEF para América Latina y el Caribe llama a proteger a los niños contra toda forma de discriminación

La salud y todos los derechos de los niños, niñas y adolescentes deben estar siempre en primer lugar

 

Panamá, Mayo 8 de 2009 -  En línea con el pronunciamiento del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) resaltando que la ley internacional prohíbe toda forma de discriminación, la oficina de UNICEF para América Latina y el Caribe llama a todos los países de la región a proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

 

El contexto de epidemia puede dar lugar a fenómenos de estigmatización y exclusión en contra de los niños y adolescentes, sea en su escuela, sus actividades recreativas o su comunidad en general. Para evitarlos, es fundamental que ellos cuenten con información clara y fidedigna sobre la epidemia y las medidas de prevención, en base a lo que marcan la Organización Mundial de la Salud y las autoridades nacionales correspondientes.

 

Dichas medidas deben de garantizar en todo momento un trato digno a los niños, niñas y adolescentes y potenciarlos como protagonistas de su salud, fomentando una cultura de tolerancia y respeto.

 

 “Debemos unir esfuerzos para asegurar que ante cualquier sospecha de contagio o contacto con el virus de influenza A (H1N1), no se genere discriminación contra los niños, sus familiares o sus vecinos, sea por su estado de salud, su parentesco, su origen geográfico, su situación migratoria o su nacionalidad”, declaró Nils Kastberg, Director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

 

UNICEF recuerda que el principio de no discriminación constituye un eje central de la Convención sobre los Derechos del Niño, ratificada por 193 países. Esto implica que todos los Estados parte respeten “todos los derechos enunciados en la Convención, a cada niño sujeto a su jurisdicción sin distinción alguna”, y que tomen “todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, tutores o familiares” (Convención sobre los Derechos del Niño, articulo 2, párrafos 1 y 2).

 

En la respuesta a la epidemia del virus A (H1N1), es de suma importancia que los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes permanezcan siempre en primer plano, y estén protegidos sin discriminación alguna, en todo momento, en todo lugar y en toda circunstancia.

 

Para mayor información 

Tamar Hahn, thahn@unicef.org, UNICEF América Latina y el Caribe

www.unicef.org/lac

 

 
unite for children