Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Diario de joven argentino desde la reunión del G20 en Londres

© UNICEF Argentina/2009
Juan Nascimbene, tomando notas en la reunión del G20.

Juan Nascimbene, jóven argentino, relata su participación en la reunión del G20, llevada a cabo en la ciudad de Londres del 29 de marzo al 3 de abril de 2009

Primer Día: Domingo 29 de marzo
El domingo llegamos los 20 jóvenes del los países del G 20 a Greenwich, Londres, seleccionados por el British Council, para exponer las inquietudes de la juventud ante los líderes del G20. Algunos nos conocíamos de antes y para otros éramos desconocidos. Sin embargo, lentamente pudimos conectarnos, principalmente con el hecho de que todos estamos propulsando un cambio en la lucha contra las injusticias en nuestras sociedades. A las 6:30,bastante raro para un argentino, cenamos todos juntos y el grupo del Consejo Británico que organiza el evento, nos dio la bienvenida y nos explicó como se desarrollarán las actividades lo días siguientes.

Al terminar la cena, hicimos un ejercicio de reconocimiento de todos, en el que nos teníamos que presentar a otro de los jóvenes diciendo nuestro nombre, el país de donde veníamos y qué animal nos gustaría ser. Claramente, este juego actuó como un “rompe hielo”para la actividad más significativa: la de priorizar tres problemas principales que creemos que los líderes del G 20 deben analizar al asignar recursos para resolver la crisis económica mundial.

En estos términos, propusimos:

• Un incremento en el gasto público en inversión social
o Educación
o Salud
o Trabajos
o Combate de la pobreza
• La estimulación de la inversión en desarrollo sustentable y energías verdes
• Humanizar la economía de tal manera que se priorice al ser humano antes de la economía.

Sentimos que la crisis debe ser tratada a partir de políticas de corto plazo, pero al hacerlo no debemos olvidar soluciones a largo plazo que analicen el nuevo paradigma para este mundo post-crisis.

Día 2: lunes 30 de mayo
El lunes partimos los 20 temprano hacia la oficina central de la prestigiosa Revista, The Economist, donde nos reunimos con el editor de negociosos de la misma, con una importante CEO, el director de la ONG Global Witness y una psicóloga social. La principal conclusión fue la necesidad de una reforma del sistema capitalista en si mismo que promueva una educación no sólo de la mente, sino también del corazón para preservar los valores ante la avaricia y al ser humano antes de las ganancias.

Luego, fuimos a una sala de conferencia en Londres donde nos reunimos con 20 jóvenes de Inglaterra para compartir miradas acerca de la crisis económica mundial. Durante toda la mañana expusimos nuestras visiones sobre los factores que desencadenaron la crisis y perspectivas para tratar de solucionarla. Entre otras surgieron: la necesidad de la reforma de los organismos multilaterales financieros como el Banco Mundial y el FMI, la humanización de la economía, pero sobretodo el imperativo categórico de no posponer los problemas de la pobreza, el calentamiento global y la falta de educación al resolver la presente crisis.

Después del almuerzo, los 20 jóvenes internacionales y los otros 20 de Inglaterra nos reunimos con el Ministro de Economía, Alistar Darling, en su residencia de la calle Downing número 12. La reunión fue muy positiva dado que le pudimos preguntar libre y abiertamente nuestras principales inquietudes al Ministro y éste las trató de contestar lo mejor posible. Mi principal conclusión de dicha reunión fue la necesidad de promover una reforma estructural al sistema de avaricia capitalista que sólo ha incrementado las inequidades y utilizado indiscriminadamente los recursos naturales.

Al finalizar la reunión, los “Global Changemakers”, nombre con el que se denomina a los 20 jovenes participantes, tuvimos la oportunidad de conocer al primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown y al presidente de México, Felipe Calderón. Brown, mencionó su reciente reunión con la presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del foro progresista que se desarrolló en Chile la semana pasada.

Finalmente, terminamos el día con una charla con Cherrie Blair, la ex primera dama, sobre su acción en términos de la igualdad entre géneros. Fueron muy interesantes sus visiones sobre la necesidad de un número de mujeres determinado en el congreso y de cómo la educación sexual es primordial en las escuelas, pero también en las familias.

Día 3: martes 31 de abril
La mañana del martes fue muy intensa ya que trabajamos nuevamente con los 20 chicos de Inglaterra sobre cómo había afectado la crisis económica mundial a nuestros respectivos países. Mi grupo puso su foco en el impacto de la crisis en Brasil y Argentina, en cuanto al incremento del desempleo, de la pobreza, la baja en los precios de los commdities y la reducción en la producción industrial. Nuestro grupo reflexionó sobre las principales políticas que podrían aliviar las consecuencias de la crisis en este par de países.

Consecuentemente, sugerimos mantener los niveles de empleo, incentivar el consumo a partir de cortes fiscales, incentivar la inversión (principalmente en trabajos verdes) y continuar garantizando la seguridad social de cada familia asícomo una buena inversión en salud, educación e infraestructura.

Luego de almorzar, fuimos al Banco Central de Inglaterra, en donde, después de visitar el museo, nos reunimos con el Director del banco. Nos explicó que las funciones principales del mismo es el de controlar la inflación y fijar las tasas de intereses. Yo le pregunté: ¿Cuál será el rol del gobierno de Inglaterra y del Banco en el futuro, ante una falencia importante de la famosa teoría del laissez-faire que nos llevó a esta crisis? Su respuesta fue: seguramente se necesitará una regulación más rigurosa de la economía pero tampoco asfixiarla al punto del agotamiento.

Finalmente, a las 6 de la tarde, tuvimos un cocktail en la casa de los Lores en donde conocimos a distintos miembros de dicha casa y a varios miembros de ONGs y del gobierno de Inglaterra. Particularmente, conocí a una integrante de Amnesty Internacional con la que hablé acerca de la importancia de la promoción y aseguración de los Derechos Humanos y del reciente trabajo de todos los ciudadanos comprometidos que lucharon contra la última dictadura argentina y promovieron los derechos humanos. También, hablamos de la importancia de no perder el idealismo, la innovación y no comprometer nuestras ideas una vez que entremos dentro del sistema.

Finalmente, conocimos al ministro de relaciones internacionales, David Milliband, al que le entregamos nuestras preocupaciones e inquietudes que los 20 jóvenes teníamos para que este lo presentara ante el G 20.

Espero y estoy seguro que este proceso de involucrar a la juventud en grandes decisiones se convierta en un hábito de los líderes mundiales y que nos den una voz en la arena internacional.

Día 4: Miércoles 1 de abril
El miércoles continuamos trabajando en el centro de conferencia en Londres. Para ello comenzamos el día con distintos talleres: uno de pobreza, otro de proyectos a futuro y otro que se encargaría de producir una respuesta al comunicado oficial que divulgaría el G20.

En el taller de pobreza, el cual moderé, pudimos explorar todos los problemas subyacentes de las personas con un ingreso nulo o muy bajo y llegamos a la conclusión principal que son esas personas quienes se encuentran en una posición de vulnerabilidad extrema ante la crisis, principalmente por la falta de oportunidades inherente a esta condición socio-económica y por los masivos desempleos globas.

Hay 1.4 billones de personas en el mundo que viven, o tratan de hacerlo, con alrededor de U$ 1.2, lo cual no alcanza para satisfacer sus necesidades básicas y muchos sufren, consecuentemente, de desnutrición. Por lo tanto los líderes mundiales deben plantear un claro plan de acción para combatir la pobreza, pero también un plan de prevención, para que las personas que se encuentran al borde de esta situación, mantengan su empleo y salario. ¿Cuanto tiempo más tendrá que pasar para que se implemente un plan coordinado globalmente para evitar que 8 millones de personas sigan muriendo anualmente por causas relacionadas con la pobreza? Es hora de dejar de pensar en las próximas elecciones y comenzar a preservar las próximas generaciones.

Por otra parte, a partir de esto último surgió el tema de la desconfianza de la juventud en la política en general y se planteó la importancia de si es que decidimos continuar el camino de la política, siempre conservemos nuestro idealismo y ganas de construir un mundo más justo. Pero también se destacó la importancia y la necesidad social de que los jóvenes se comprometan con la política y no necesariamente la política partidaria, sino con el pleno ejercicio de nuestros derechos cívicos y democráticos. Dentro del último punto entra nuestro deber de votar, de informarnos, de peticionar y por sobretodo de defender nuestros derechos a partir del diálogo y el consenso.

Día 5: jueves 2 de abril
El jueves fue el último día que trabajamos en el taller en Londres. Es por ello que nos levantamos temprano y fuimos a lo que sería el último intento de concretar ideas de los temas y problemas que cada uno consideraba más importante para poder hacer un documento interno.

Luego, tuvimos la visita de un miembro del Parlamento Inglés, el honorable John Mc Fall,  presidente del comité del tesoro de Inglaterra. Mc Fall  destacó la importancia del comercio libre y justo como un método para salir de la crisis. Estuvo muy abierto a las preguntas que teníamos para hacerle y trató de contestarlas lo mejor posible. Yo le pregunté ¿cómo entraba la política europea de la Common Agriculture Policy y sus consecuentes políticas de dumping, a la concepción de un comercio mundial justo y libre? A lo que me contestó que están tratando de combatir esta política desde el Parlamento Inglés.

Al mediodía fuimos a ver un concierto de piano de una Global Changemaker, el proyecto del British Council a partir de cual me invitaron a esta reunión. La jóven pianista, oriunda de Irak, está tratando de hacer la orquesta nacional de juventud en Irak. La verdad que su música y su proyecto fueron muy inspiradores y nos recuerdan las famosas palabras de Ghandi: “Se el cambio que quieres ver en el mundo”.

Finalmente, ya hacia la tarde y luego de leer y releer el comunicado presentado por el G20, acordamos entre los 21 jóvenes los puntos positivos, los negativos y las inquietudes a futuro. En cuanto a los puntos positivos, creímos fundamental la reestructuración y el flujo de un trillón de dólares al Fondo Monetario Internacional, el compromiso  con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la lucha contra el calentamiento global y la pobreza. No obstante, no vimos ninguna idea concreta de cómo asignar recursos concretos para aliviar la pobreza mundial, ni fomentar el acceso a la educación. Tampoco hubo ningún tipo de plan concreto de invertir en energías renovables para reducir las emisiones de dióxido de carbono equivalente, ni de cómo ayudar a los países menos desarrollados para que éstos produzcan trabajos verdes. Nos pareció muy bueno que se vuelvan a reunir a finales de año, empero, cada día que pasa más gente pierde su empleo y casa. Recientemente el Banco Mundial dijo que a causa de la crisis, otras 50 millones de personas han caído en la pobreza. Por lo tanto necesitamos un liderazgo mundial visionario que concrete políticas claras para luchar contra la crisis y que ésta no profundice la pobreza, la falta de educación, ni el detrimento ambiental. Un liderazgo que priorice al hombre frente a las ganancias económicas.

Por último, señalamos la necesidad de continuar participando a la juventud en la toma de decisiones o en reuniones de la magnitud del G20, ya que seremos nosotros los que heredaremos el mundo por venir y por lo tanto queremos participar en la asignación de recursos para construirlo.

Día 5: viernes 3 de abril
El día viernes el programa dejó de tratarse en la exposición de nuestra visión para hacer escuchar nuestra voz, sino de cómo podemos producir un cambio significativo cuando volvamos a nuestra comunidad y de cómo maximizar ese cambio y nuestra acción social o ambiental, etc. Consecuentemente, trabajamos todo el día no sólo en adquirir nuevas herramientas sino también en desarrollar un proyecto para poder aplicar una vez que volvamos a nuestro país.

Yo pude desarrollar dos proyectos que tengo ganas de poder aplicar en el futuro.
El primero se trata de construir una red de jóvenes en Argentina con el claro propósito de combatir la apatía general. Esta red sería principalmente en Internet y una vez que esté bien establecida, publicaría un diario semanal que será distribuido en las escuelas para tratar de involucrar también a los jóvenes que no tienen acceso regular a Internet. Aunque el proyecto es bastante inmaduro todavía, creo que se dividiría en tres ramas principales. La primera se dedicará a la información y fomentación de la opinión de los jóvenes. Por lo tanto habrá notas de actualidad hechas por y para jóvenes y se proveerá un espacio de opinión e interacción entre jóvenes de distintas partes. La segunda rama, se dedicará a la concientización de los principales problemas como la pobreza, el calentamiento global, etc., pero también habrá una parte de información e implementación de nuestros derechos cívicos y democráticos. Por último, la tercera rama se dedicará a promover la acción comprometida en la lucha contra los problemas principales problemas locales, provinciales o nacionales. La red proveerá un espacio de acción y proyectos para que jóvenes de distintas partes se involucren, pero también contactará a los jóvenes con organizaciones acorde a su interés o campo donde desea realizar su trabajo social. Por ahora, recibo voces de jóvenes a través de mi blog: jovenesg20.blogspot.com.

El segundo proyecto, que desarrollé con jóvenes de Brasil, Estados Unidos, India y Sudáfrica, se basaba en la alfabetización financiera y un posible proyecto de microcréditos para jóvenes en lugares humildes. Sin embargo todavía estamos desarrollando este proyecto. Toda ayuda o consejo está más que bien recibido.

En conclusión y reflexionando acerca de todo este proceso, creo que fue una experiencia muy productiva y única. Esto se debe a que no sólo nos concentramos en hacer escuchar la voz de la juventud en un foro tan importante como lo es el G20, sino que también desde el British Council, nos dieron las herramientas necesarias para volver a nuestro país y continuar promoviendo el cambio y la lucha contra las injusticias.

Finalmente, me gustaría poder canalizar toda la energía y el impulso que gané de esta experiencia, al continuar luchando contra la pobreza, la falta de educación y por la igualdad dentro de organizaciones que promueven el entendimiento cultural como lo son UNICEF y las Naciones Unidas. Agradezco profundamente al British Council para darme la oportunidad de participar en este evento.

Saludos muy grandes,
Juan

 

 

 
unite for children