Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Adolescentes en el Seminario Internacional de Educación: "Necesitamos más diálogo con los docentes"

© UNICEF/Argentina/2008

Buenos Aires, 21 de septiembre de 2008 - Más diálogo con sus docentes y más espacios de participación, como los Centros de Estudiantes: estos fueron algunos de los principales reclamos de los 20 adolescentes de Argentina, Chile y Brasil que participaron de la primera disertación del Seminario Internacional de Educación que UNICEF lleva adelante en Buenos Aires. 

Juan, Julieta y Ángeles, son de Buenos Aires. Jimena es de Jujuy. Mario de Chaco. Daniel, Aldana, Silvia, Sonia, y Andrea, de Formosa, Argentina. Ariel, Héctor y Gonzalo, llegaron desde Chile. Nicolás, Joao, Amanda, Lucas, Cinthia, Pingo y Priscila, desde Brasil. Todos son adolescentes que están en la escuela media y participaron del Seminario Internacional en una entrevista abierta que moderaron la Oficial de Educación de UNICEF Argentina, Elena Duro, y el Oficial de Adolescencia de UNICEF Brasil, Mario Volpi. 

“¿Qué es lo mejor que tienen en la escuela secundaria a la que asisten?”, preguntó Duro y abrió el micrófono para que los chicos respondieran en base a sus experiencias personales, atravesadas por realidades muy distintas entre sí.

El primero en responder fue Ariel. “Para mí, el Centro de Estudiantes porque es la representación de todos los alumnos”, dijo y agregó que ése,  es un espacio importante de participación dentro del colegio.

Le siguió Mario. “Los profesores –indicó-, porque tienen una manera espacial de enseñar, son muy cálidos”. Lucas, también destacó a sus docentes, “porque nos contienen”, lo mismo que Julieta y que Aldana, quien contó que en su colegio los maestros organizan talleres para reforzar los contenidos que se vieron en clase.

“Lo mejor es que en mi escuela se trabajan las disciplinas asociadas a la realidad –intervino Amanda-. Por ejemplo, aprendemos Matemáticas haciendo cálculos agrarios y eso es muy útil porque estamos en una zona rural”.

“Lo mejor es un taller en el que se rescata la sabiduría ancestral que nos dejaron nuestros antepasados mapuches”, continuó Héctor, y dijo que la escuela en la que estudia, está en una localidad donde hay mucha población indígena.

La siguiente pregunta que les hizo Duro fue acerca de lo que no les gustaba de la escuela secundaria y pese a vivir en provincias e incluso en países diferentes, los chicos manifestaron muchas coincidencias. Así como algunos destacaron el vínculo con sus docentes a la hora de buscar “lo mejor” en el ámbito escolar, otros señalaron cierta falta diálogo y de compromiso por parte de los adultos y entre las principales falencias, señalaron la falta de infraestructura y de laboratorios de informática, tan necesarios para la educación contemporánea.
 
Uno de los estudiantes chilenos, Gonzalo, advirtió que en su colegio hay cierta actitud “represiva” de parte de la administración en contra el Centro Estudiantil a partir de la protesta que protagonizaron los secundarios de su país conocido como el “movimiento de los pinguinos” en el 2006.

© UNICEF/Argentina/2008

“Esa protesta fue porque los estudiantes queremos una educación igualitaria, equitativa, con respeto por las culturas originarias”, apuntó Héctor y pidió a la audiencia que no se use más la palabra “alumno”. “En francés significa no iluminado. ¿De que estamos hablando? ¿Qué somos entonces? Yo la cambiaría por estudiantes, que significa pensar, aprender, exigir –precisó-. Ya no somos alumnos, somos estudiantes y exigimos que se cumplan nuestros derechos”.   

Para Nicolás, en cambio, el problema en la escuela media pasa por los días perdidos de clase. “No veo mal que los docentes protesten por un aumento salarial, pero nunca se cumple con los 180 días de clases que las autoridades anuncian a principio de año –explicó-. En mi escuela ya perdimos varios días y eso no me parece bien”.

Los chicos brasileños fueron unánimes a la hora de señalar la falta de infraestructura escolar y de laboratorios de química e informática. Priscila dijo, además, que los profesores en su escuela son “bastante autoritarios”.

La última pregunta de la entrevista abierta, estuvo orientada a la búsqueda de soluciones, de estrategias efectivas para revertir todos los aspectos negativos que habían señalado antes. Volpi les pidió a todos que, brevemente, dijeran qué cosas cambiarían para mejorar la educación en sus escuelas.

Los chicos dijeron entonces, que necesitaban más diálogo con sus docentes, que los espacios de participación, como los Centros de Estudiantes, eran importantes para desarrollar actividades y ampliar la participación, y pidieron más compromiso con ellos y con la comunidad. “La escuela tiene que formarnos al servicio de la sociedad”, apuntó Juan, y abogo para que haya más proyectos comunitarios en los que, por ejemplo, se pongan en práctica los derechos humanos que se enseñan en las aulas.

El Seminario Internacional de Educación, que se extenderá hasta el jueves próximo, fue inagurado esta mañana por el Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, Nils Kastberg, las Representantes de UNICEF en Argentina, Gladys Acosta Vargas, y en Brasil, Marie Pierre Poirier, y los Ministros de Educación de Argentina, Juan Carlos Tedesco, y de Chile, Mónica Jiménez, y de la Secretaria de Educación Básica de Brasil, María do Pilar Maceda.

Para mayor información
María José Ravalli, mjravalli@unicef.org, UNICEF Argentina
Paula A. Chinellato, pchinellato@unicef.org, UNICEF Argentina
Ana María Odeja, amodeja@unicef.org, UNICEF Chile
Francisca Palma, fpalma@unicef.org, UNICEF Chile
Pedro Ivo Alcantara, pialcantara@unicef.org, UNICEF Brasil

---------------------------------

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children