Centro de Prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

En su discurso de la Conferencia Internacional sobre el SIDA, Ann Veneman afirma que se debe "mantener la promesa"

© UNICEF/2008/ Ramos
Ann M. Venemanm, Directora Ejecutiva, fue una de los oradores principales en la 17a Conferencia Internacional sobre el SIDA. Se dirigió a la sesión especial llamada Mantener la promesa: Únete por la niñez, únete con la juventud, únete para vencer al SIDA.

Por Thomas Nybo

Ciudad de México, 5 de agosto de 2008 - Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, encabezó la delegación de ese organismo que asiste a la 17ma. Conferencia Internacional sobre el SIDA, que se lleva a cabo en la Ciudad de México, donde ayer presidió una sesión especial bajo el lema "Mantener la promesa: Únete por la niñez, únete con la juventud, únete para vencer al SIDA"

"Hasta ahora, los niños y niñas han sido el rostro ausente de la pandemia de SIDA, y eso debe cambiar", dijo la Sra. Veneman, que pronunció el discurso inaugural. "Los resultados se medirán por el número de vidas que se salven y el número de vidas que se mejoren".

Enfoques satisfactorios

En la sesión se pusieron de relieve diversas innovaciones en materia de prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo, y otras referidas al tratamiento y la protección de los niños y niñas que viven con el VIH/SIDA. Veneman hizo hincapié en el éxito logrado por los gobiernos, la sociedad civil y los aliados de las Naciones Unidas en la lucha por detener la pandemia. Sin embargo, destacó que es necesario ampliar el alcance de los enfoques de tratamiento que han demostrado ser satisfactorios.

"En 2007, unos 270.000 niños y niñas menores de 15 años murieron por causas relacionadas con el VIH, mientras que 15 millones perdieron a uno o ambos progenitores como resultado del SIDA", afirmó la Directora Ejecutiva de UNICEF. "Debido a la pandemia, otros millones de niños y niñas han sufrido los efectos de la creciente pobreza y la discriminación y han tenido que abandonar sus estudios. Otros efectos de esta pandemia han sido la violencia por razones de género, la explotación de las niñas y hasta la violación de bebés debido a la creencia de que de esa manera se puede curar el SIDA".

UNICEF y MTV

En un popular sector de la conferencia que está abierto al público y que se denomina Aldea Global, UNICEF y MTV auspiciaron la proyección de "XPRESS", un documental sobre la juventud de América Latina y el Caribe y el VIH/SIDA. Se trata del tercer documental sobre el VIH, la sexualidad, la violencia y la homofobia producido conjuntamente por UNICEF y MTV.

Una de las cuestiones que han surgido en esta conferencia es la manera en que se pueden reconocer los avances logrados en algunos aspectos de la lucha contra el VIH/SIDA -como la prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo durante el alumbramiento- sin que ello implique dormirse en los laureles o perder de vista que en otros aspectos de esa lucha no se han logrado suficientes progresos.

Disparidad en materia de tratamiento

El Dr. Peter Piot, Director Ejecutivo de ONUSIDA, se refirió a ese desafío en una conferencia de prensa que se llevó a cabo el domingo.

"Por cada persona infectada que inicia su tratamiento se producen casi tres nuevos casos de infección", explicó el Dr. Piot. "De manera que la disparidad entre los que necesitan tratamiento y quienes lo reciben es cada vez más profunda. Para detener la epidemia debemos intensificar las labores de prevención a largo plazo. Entretanto, también es necesario ampliar la cobertura del tratamiento, Es bueno saber que en el mundo hay tres millones de personas que reciben terapia con medicamentos antirretrovirales, pero no se debe olvidar por ello que hay un número dos veces mayor de personas infectadas que no tienen acceso a ese tratamiento".

Entre quienes escuchaban las palabras del Dr. Piot se encontraba Keren González, una activista hondureña de 12 años de edad. Keren, que contrajo el VIH desde que nació, escuchó con especial atención el mensaje del Director Ejecutivo de ONUSIDA, consciente de que hay muchos niños y niñas menos afortunados que ella que no disponen de acceso a los medicamentos antirretrovirales que podrían salvarles la vida.

La Conferencia Internacional sobre el SIDA continuará hasta el 8 de agosto.

 

 

 
unite for children