Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

En el marco del Día mundial contra el trabajo infantil, OIT y UNICEF reiteran su compromiso de apoyar los esfuerzos de México hacia su erradicación

El diseño de políticas para el combate al trabajo infantil requiere de información actualizada y del compromiso firme de los actores del mundo del trabajo y de la sociedad civil: afirman los organismos.

México, DF, 12 de Junio de 2008 - La erradicación del trabajo infantil sigue siendo una realidad lejana para más de 165 millones de niños y niñas (entre 5 y 14 años) en todo el mundo y para 5.7 millones en América Latina que se ven obligados a trabajar y no pueden ejercer plenamente sus derechos. El trabajo infantil constituye una de las principales causas que provocan que los niños, niñas y adolescentes no accedan a la escuela y no concluyan su educación, perpetuando así el estado de exclusión y marginación en el que se encuentran.

La Convención sobre los Derechos del Niño establece “el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecezca su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social”, y el Convenio número 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) compromete a todos los estados miembros a tomar acciones inmediatas para la eliminación de las peores formas del trabajo infantil.

México ha ratificado ambos compromisos internacionales y la Ley Federal del Trabajo prohibe el trabajo para menores de 14 años y prevé que los mayores de 14 y menores de 16 no podrán ser contratados para trabajos que puedan perjudicar su desarrollo o que sean peligrosos o insalubres. No obstante, el trabajo infantil sigue siendo una realidad en México, debido a la situación de pobreza, vulnerabilidad y exclusión social en la que se encuentra un gran número de familias. Se impone, en este marco, un esfuerzo concertado de largo plazo para la eliminación progresiva de todas las formas de trabajo infantil, como lo dispone el espíritu del Convenio 138 de la OIT.

Actualmente, se desconoce el número exacto de niños y niñas que trabajan así como las características de la labor que desempeñan. Las últimas estimaciones disponibles datan de 2002 e indican que en México 3.3 millones de niños y niñas entre los 6 y los 14 años trabajan (INEGI). Por esta razón, será de suma importancia contar con los resultados del "Módulo de actividades de niños, niñas y adolescentes” en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que, por primera vez desde 1999, brindará información detallada y actualizada sobre el trabajo infantil. Este módulo,que se levantó durante el último trimestre de 2007, fue diseñado por el INEGI, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la OIT y UNICEF, entre otras instituciones.

Esta encuesta permitirá acercarse a la realidad de todos los niños y niñas que, en lugar de ir a la escuela, se ven obligados a trabajar, conocer los motivos por los que trabajan, quiénes son sus empleadores, a qué edad empezaron a trabajar y en qué condiciones desempeñan su labor. También se conocerá de manera detallada el impacto que tiene el trabajo infantil en la educación.

“Contar con información actualizada y confiable es el primer paso para diseñar acciones efectivas orientadas a la erradicación del trabajo infantil y al pleno cumplimiento del derecho que tienen todos los niños del país a la protección y a la educación”, expresó Susana Sottoli, Representante de UNICEF en México.

Miguel Del Cid, Director de la OIT para México y Cuba, enfatizó que “se requiere el mayor compromiso de los actores del mundo del trabajo y de la sociedad civil para avanzar en la elaboración de un programa nacional para la erradicación del trabajo infantil, priorizando inicialmente en sus peores formas. Además, una condición fundamental hacia ese objetivo es el logro de trabajo decente para los adultos, que a su vez es un requisito para reducir los niveles de pobreza prevalecientes”.

La OIT y UNICEF reconocen los esfuerzos de México para combatir el trabajo infantil y reafirman su compromiso de seguir colaborando con el país para que ningún niño o niña se vea obligado a trabajar y que todos tengan garantizado su derecho a ser protegidos de la explotación, a aprender y a desarrollar plenamente su potencial.

Para mayor información
OIT www.oit.org.mx
UNICEF  www.unicef.org/mexico
Francoise Vanni, fvanni@unicef.org, UNICEF México

---------------------

Acerca de OIT
La OIT, punto de encuentro del mundo del trabajo, y única agencia tripartita del Sistema de las Naciones Unidas, está comprometida a promover el trabajo decente y productivo para mujeres y hombres, en condiciones de libertad, seguridad, equidad y dignidad humana. El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), fue creado en 1992 y su objetivo general es la erradicación progresiva del trabajo infantil, cometido que habría de alcanzarse fortaleciendo la capacidad de los países y promoviendo un movimiento mundial de lucha contra este flagelo.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children