Centro de prensa

Últimos comunicados de prensa

Actualidad

Convocatorias de prensa

Notas de prensa de otras fuentes

Historias de vida

Recursos audio visuales

Medios aliados

UNICEF en las Redes sociales

Documentos de referencia

 

Con motivo del Día Mundial de la Salud de 2008, UNICEF advierte sobre las repercusiones del cambio climático en la salud de las mujeres y los niños

Nueva York, 7 de abril – Las mujeres y los niños corren el riesgo de sufrir desproporcionadamente los cambios climáticos, según ha advertido UNICEF con motivo del Día Mundial de la Salud de 2008.

La celebración, que conmemora la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene este año por lema el cambio climático y la salud.

“Cerca de 10 millones de niños menores de cinco años mueren anualmente debido a enfermedades que habría sido posible evitar”, dijo Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Muchas de las principales enfermedades responsables de la muerte de niños y niñas en el mundo, como el paludismo y la diarrea, son sensibles a los cambios de la temperatura y del nivel de las precipitaciones, y podrían hacerse más frecuentes si cambian los patrones climáticos”.

Además, las mujeres y los niños sufren a menudo desproporcionadamente los efectos de los huracanes y las inundaciones que, según los científicos estudiosos del cambio climático, podrían aumentar en frecuencia e intensidad a lo largo de los próximos años. La destrucción de hogares, escuelas y centros de salud debido a las catástrofes naturales entraña una reducción de los servicios destinados a la familia.

Los expertos en el cambio climático predicen también que el recalentamiento y las modificaciones pluviométricas podrían afectar el estado de las cosechas, y reducir de este modo la disponibilidad de alimentos. En 2006, alrededor del 36% de los niños del mundo sufría una insuficiencia ponderal moderada o grave.

Según el informe publicado el año pasado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la desnutrición y las enfermedades, entre ellas las que se relacionan con el crecimiento y el desarrollo del niño, podrían aumentar como consecuencia de los cambios climáticos en el planeta. En algunas regiones, la disminución de las reservas de agua potable podría aumentar la carga de las mujeres y las niñas de las zonas rurales, quienes se ocupan a menudo de buscar agua para la cocina y el aseo.

Es preciso escuchar las opiniones de las mujeres y los niños y evaluar sus necesidades como parte de la respuesta internacional a los posibles cambios en el medio ambiente. También deben disponer de acceso los conocimientos y los instrumentos necesarios para protegerse ellos mismos y proteger a sus comunidades.

Para mayor información

Brian Hansford, UNICEF, Medios de comunicación, NY, +1 212 326 7269, bhansford@unicef.org
Kate Donovan,  UNICEF Medios de comunicación, NY, +1 212 326 7452, Kdonovan@unicef.org

------------------
Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, y apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 
unite for children