RELIGIONES POR LA PAZ Y UNICEF CONSOLIDAN SU COMPROMISO CONJUNTO FRENTE A LA VIOLENCIA CONTRA LA INFANCIA

 

 

 

 

El pasado 21 de junio en la Ciudad de Panamá, Religiones por la Paz y UNICEF clausuraron su primer encuentro a nivel regional en el que la nota predominante fue el trabajo conjunto para asumir y afrontar una grave situación de nuestra sociedad actual, la Violencia contra la Infancia.

La consulta entorno a esta temática constituye una réplica a nivel regional del encuentro mundial entre Religiones por la Paz y UNICEF del pasado mes de mayo en Toledo (España). De acuerdo con Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, “este diálogo tiene que reproducirse a nivel nacional, provincial y local para lograr una movilización más amplia en la defensa y protección de los derechos de la infancia”.

Durante día y medio, los principales grupos religiosos de América Latina y el Caribe han manifestado su sólido compromiso para trabajar junto a UNICEF en temas críticos que afectan a la infancia como la violencia, la pobreza, VIH/SIDA y educación. Tal y como expresó James Cairs, Director de Abogacía y Acción por la Infancia de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz, “la consulta es un ejemplo excelente de cómo la cooperación multireligiosa puede fortalecer el impacto y el compromiso de todos los religiosos para abordar los problemas comunes que afectan a la infanciay el trabajo en la región es parte del esfuerzo global de Religiones por la Paz y UNICEF”.

De izquierda a derecha:

Elias Szczytnicki (Religiones por la Paz, Oficina Regional Latinoamericana y Caribeña), Nils Kastberg (Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe), Carmen Rodríguez Rubert (Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina), James Cairs (Religiones por la Paz, Secretariado Internacional)

Millones de niños y niñas son víctimas en la actualidad de la violencia y, contrariamente a lo estipulado y ratificado por casi todos los estados del mundo, no disfrutan de sus derechos básicos. Las cifras tienen rostros y es necesario asumir que su existencia supone un fracaso para todos los actores de la sociedad. Así, según reiteró Alfredo Mora, del Foro Iberoamericano de Diálogo Evangélico (FIDE), que también estuvo presente en el anterior encuentro de Toledo, “las respuestas tienen que ser unidas y tienen que estar basadas en el interés de mejorar la calidad y lo estratégico del trabajo que hacemos, por la urgencia de ofrecer alternativas masivas multiplicable, debido a la gravedad del problema”.

En una de las regiones más violentas del mundo “la familia y niñez en particular, está pasando por etapas críticas, y tenemos que poder responder con herramientas adecuadas y adaptadas al contexto y coyuntura en que vivimos” declaró la Revenda Judith VanOsdol, Pastoral de la Mujer y Genero del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI).

Desde que en 1990 se firmara una alianza entre Religiones por la Paz y UNICEF para apoyar la supervivencia y el desarrollo de la infancia, ambas organizaciones han trabajado juntas para contribuir al cumplimiento de los derechos consagrados en la Convención de los Derechos del Niño, El Mundo Apropiado para la Infancia y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 

Isabel Benlloch

Oficina Regional para América Latina y el Caribe

23 de Junio 2006