PREMIO PRINCIPE DE ASTURIAS DE LA CONCORDIA 2006: UN RECONOCIMIENTO A LOS NIÑOS Y NIÑAS DE TODO EL MUNDO

 

 

 


Ciudad de Panamá, 13 de septiembre 2006 –. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha recibido hoy, con gran alegría y orgullo, la noticia de que ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2006, precisamente el año del 60 aniversario de la organización. 
Como reza el Acta del Jurado, el Premio se otorga “en reconocimiento de un esfuerzo generoso durante sesenta años en favor de la infancia y, muy singularmente, de su lucha más reciente, en el continente africano, contra la ignorancia, la pobreza y la enfermedad.”

La nominación de UNICEF fue propuesta por el Sr. Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1982, que coordina el proceso iberoamericano que ha venido consolidando, año tras año, el gran compromiso de convertir a América Latina en “Una Región Apropiada para los Niños”, en el contexto del logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En América Latina y el Caribe, región con fuertes vínculos históricos y culturales con España, más del 50% de la población infantil vive bajo la línea de pobreza, particularmente los grupos indígenas y afrodescendientes.  “La desigualdad y la pobreza que afectan a millones de niños y niñas en nuestra región constituyen una negación absoluta de los derechos humanos, un freno para el desarrollo y para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio así como para la consolidación de nuestras democracias. Recibir un Premio tan prestigioso constituye una nueva inspiración para seguir luchando por los derechos de todos los niños y niñas”, expresó Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia galardona “a aquella persona o personas, o institución cuya labor ha contribuido o contribuye de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad. De la misma forma premia a aquellos que han abierto nuevos horizontes al conocimiento o se han destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad.”

UNICEF, también Premio Nobel de la Paz (1965),  fue creado por las Naciones Unidas en diciembre de 1946, para responder a las necesidades de emergencia de los niños en Europa y China durante la posguerra. En 1950 se amplió su mandato para abordar, a largo plazo, las carencias de la niñez y las mujeres en los países en desarrollo de todo el mundo. En 1953 UNICEF pasó a ser un organismo permanente de las Naciones Unidas y se decidió retirar las palabras “Internacional” y “Emergencia” de su  nombre, manteniendo las siglas originales.  Desde 1989, cuando la Asamblea General de la ONU aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño, UNICEF lucha a favor de los derechos de supervivencia, desarrollo, protección y participación de la infancia.  Opera en 157 países del mundo – 24 de América Latina y el Caribe – con un presupuesto nutrido exclusivamente por donaciones voluntarias, de gobiernos, individuos, instituciones y empresas privadas.  

 


Para más información diríjase a:
Isabel Benlloch, e-mail: ibenlloch@unicef.org
Página web UNICEF América Latina y el Caribe: http://www.unicef.org/lac/
Página web Fundación Príncipe de Asturias:www.fundacionprincipedeasturias.org