CONSEJO CONSULTIVO
DE UNICEF MÉXICO


Índice de los Derechos de los Adolescentes Mexicanos

de 12 a 17 años demuestra avances y retos

 

 

 


 

 

México, D.F., 28 de agosto de 2006 – México ha alcanzado significativos avances en materia de los derechos de sus adolescentes. Sin embargo, quedan importantes retos hacia la meta de un pleno cumplimiento de estos derechos. Además, persisten enormes disparidades entre los estados. Estas son las conclusiones principales del tercer Índice de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia Mexicana (12 a 17 años) que UNICEF México y su Consejo Consultivo presentaron hoy.

En una escala de 0 a 10, el Índice llegó a 5.53 en 2004, comparado con 4.47 en 1998. La tasa de crecimiento promedio anual fue de 3.6%. De las 32 entidades de México, 19 quedaron por encima del promedio nacional.

“La adolescencia es una época de grandes cambios físicos y emocionales en que se define la personalidad de los seres humanos. Es una época de búsqueda y de aprendizaje en que los adolescentes todavía necesitan apoyo de su familia, de la escuela y de la sociedad en su conjunto. Los resultados del Índice para los jóvenes de 12 a 17 años son un llamado a estos grupos y a las instituciones gubernamentales en México para dar más atención al cumplimiento de los derechos básicos de los adolescentes,” dijo la Representante de UNICEF en México, Yoriko Yasukawa.

El Presidente del Consejo Consultivo de UNICEF México, Vicente Corta, subrayó el papel importante del Índice para el desarrollo de políticas públicas a favor de la niñez y adolescencia mexicana. “Es la primera vez en la historia de México que tenemos un instrumento tan sólido para medir el cumplimiento de los derechos humanos para un grupo específico de la sociedad,” dijo Corta.

Los Índices se basan en los derechos definidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por la Convención sobre los Derechos del Niño. El Índice de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia Mexicana para las edades de 12 a 17 años, mide el grado de cumplimiento de los derechos a la vida, a la educación y a no ser explotado. Se calcula en base a 9 indicadores, los cuales son las muertes causadas por enfermedades que se pueden prevenir o tratar, por accidentes, por homicidios y suicidios, la inasistencia y el rezago escolar, así como la ineficiencia terminal de la educación, y el trabajo prohibido, perjudicial y mal remunerado.

Los indicadores son convertidos en una escala de 0 a 10 de la cual se obtiene un promedio que es el Índice. El 0 significa el nivel más bajo encontrado para cada indicador en 1998. El 10 representa el pleno cumplimiento de los derechos. Todos los datos usados provienen de estadísticas oficiales.

 ”El cálculo del índice por sexo muestra que la garantía de derechos es mejor para las mujeres que para los varones en el promedio nacional,” explicó Clara Jusidman, miembro del Consejo Consultivo de UNICEF México. Una de las razones es que la tasa de

mortalidad por accidentes, homicidios y suicidios de los hombres es mucho más alta. Las mujeres también tienen mejores indicadores con respecto a la educación y son menos afectadas por los trabajos prohibidos y las bajas remuneraciones.  

Según las cifras de la Secretaría de Salud, se registraron 1,434 muertes de adolescentes entre 12 y 17 años por accidentes de tránsito en el año 2004. De estos, 1,148 fueron hombres y 286 mujeres. Asimismo, hubo 625 homicidios en estos grupos de edad (505 hombres, 120 mujeres) y 537 suicidios (casi 4 de cada 5 eran hombres). Según demuestran las cifras de la Secretaría de Educación Pública, casi 30 % de los adolescentes (3,9 millones) no asistieron a la escuela.
 
El Índice para el grupo de los jóvenes de 12 a 17 años es más bajo que para el de las  edades de 0 a 5 años (5.71 en 2003) y que el Índice para el grupo de 6 a 11 años (6.53 en 2003). Ambos Índices se publicaron el año pasado. Esto se debe al hecho de que la cobertura educativa es mucho más alta en primaria que en secundaria y media superior; y de que la mortalidad por causa de accidentes y de la violencia es particularmente alta para los adolescentes. 

UNICEF México y su Consejo Consultivo apelan a las autoridades del país a usar estos datos para desarrollar estrategias que ayuden a mejorar rápidamente el cumplimiento de los derechos de los adolescentes, lo que debe incluir:

  • La investigación de cada muerte, con el fin de obtener la información necesaria para el desarrollo de acciones de prevención, y la apertura de centros de denuncia sobre el maltrato y la violencia con el objetivo de reducir las muertes de adolescentes causadas por accidentes y por violencia;
  • La identificación con nombre y dirección de todos los adolescentes que no van a la escuela para poderles dar el apoyo individual que requieran;
  • El control eficaz de la explotación laboral de los adolescentes y la persecución  estricta de violaciones a la prohibición del trabajo de adolescentes de 12 a 13 años.

 

“Además es fundamental asegurar que los adolescentes mismos puedan participar en el desarrollo de todos estos programas,” dijo Sandra Jiménez, miembro del Consejo Consultivo de UNICEF México.

El Consejo Consultivo es un grupo de ciudadanos independientes, de diferentes sectores de la sociedad, de diversos pensamientos y trayectorias, que se han unido para trabajar por el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes mexicanos.

 

Para mayor información: UNICEF México. Área de Comunicación. 52 84 95 30

      Visite nuestra página web: www.unicef.org/mexico