La Octava Asamblea Mundial de Religiones por la Paz apoya una Declaración sobre la Violencia contra los Niños

 

 

 

 

Kyoto, Japón, 28 de agosto de 2006 – Delegados de la Octava Asamblea Mundial de Religiones por la Paz apoyaron hoy la Declaración sobre la violencia contra los niños, que compromete a las comunidades religiosas a hacer frente a la violencia contra los niños y protegerlos dentro de sus comunidades.
La Declaración se entregará a las Naciones Unidas y a los gobiernos miembros cuando reciban el Estudio sobre la violencia contra los niños, un informe que se divulgará y presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de octubre de 2006.

                                                    
La Declaración que recibió el apoyo de los delegados manifiesta que “en todas nuestras tradiciones religiosas encontramos un sólido consenso sobre la dignidad inherente a cada persona, incluidos los niños. Esto exige que rechacemos la violencia contra los niños en todas sus formas, y protejamos y fomentemos la santidad de la vida en todas las etapas del desarrollo del niño… Creemos que las comunidades religiosas deben ser parte de la solución para erradicar esta violencia, y nos comprometemos a asumir el liderazgo en nuestras comunidades y en el conjunto de la sociedad”.

La Declaración se redactó durante una consulta mundial convocada por UNICEF y Religiones por la Paz en mayo de 2006 en Toledo, España. Casi 50 representantes de 30 países y de diversas religiones presentaron un conjunto pactado de recomendaciones para el informe, establecieron compromisos para la acción por parte de la comunidades religiosas, y esbozaron la declaración que se adoptó oficialmente.
James Cairns, director del programa de promoción y acción en favor de la infancia de Religiones por la paz, declaró que “las comunidades religiosas están en una posición única para aplicar las esferas en las que son más fuertes a combatir y evitar la violencia contra los niños. Estos ámbitos incluyen la concienciación, la capacitación de los niños, y acciones entre diversas religiones y dentro de la propia religión. Por ejemplo, al trabajar con adultos, las comunidades religiosas pueden fomentar y reforzar los enfoques no violentos a la educación de niños y niñas”.

La alianza con UNICEF ha permitido a Religiones por la Paz aportar al Estudio de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños una perspectiva espiritual, religiosa y basada en los valores humanos. Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de la organización, dijo: “UNICEF tiene un largo historial de colaboración con comunidades religiosas de todo el mundo. La autoridad moral que poseen, y su gran número de seguidores, hacen de estas comunidades aliados poderosos en favor de la infancia. Esta Declaración es un llamamiento para que los grupos religiosos se unan en torno a esta causa común: la protección de niños y niñas frente a todo tipo de violencia”. Las dos organizaciones seguirán trabajando en estrecha colaboración para ayudar las comunidades religiosas a abordar de un modo efectivo la violencia contra los niños.

La Octava Asamblea Mundial de Religiones por la Paz convoca a más de 800 destacados dirigentes religiosos de todas las regiones del mundo y todas las principales tradiciones religiosas con el fin de abordar el poder de las comunidades religiosas para hacer frente a la violencia y fomentar una seguridad compartida. Los delegados de la Asamblea proceden de la red de más de 70 consejos interreligiosos y grupos nacionales y religiosos de que dispone Religiones por la Paz.
Durante 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 156 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, agua y saneamiento de calidad, educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

 

 

 

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA
Diríjase a:
Laurel Hart, Religiones por la Paz
Tel: +212-687-2163
lhart@wcrp.org
Angela Hawke, UNICEF Nueva York
Tel: +212-326-7269
ahawke@unicef.org