BRASIL: UNICEF ayuda al lanzamiento de una alianza nacional para el acceso universal a la educación básica y de calidad

 

 

 

 

6 de septiembre 2006, Brasil: Hoy, en Sao Paolo, UNICEF participa en el lanzamiento de la alianza nacional Compromiso: Todos para la Educación, cuyo objetivo es mejorar la educación en Brasil para que todos los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a una educación básica, asegurándose de que permanezcan en la escuela hasta completarla.

El Compromiso es un pacto nacional entre UNICEF, el Gobierno Federal de Brasil, la Organización Nacional de Dirigentes Municipales de Educación (UNDIME), varias organizaciones no gubernamentales, fundaciones privadas e institutos. Dicha alianza nacional se concentrará en objetivos y proyectos que tendrán seguimiento todos los años hasta el 2022, cuando Brasil celebra sus 200 años de independencia.

Con un índice de inscripción de educación primaria del 98%, Brasil está a punto de alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 2, es decir, alcanzar una educación primaria universal. Sin embargo, en las zonas más pobres como en el Norte o en el Noreste, sólo el 40% de los niños finaliza la educación primaria, mientras que en las regiones más desarrolladas, como el Sur y el Sureste, los índices aumentan al 70%.

Las prioridades de UNICEF en Brasil sobre el tema de la educación son el acceso universal, educación básica de buena calidad y asegurar que los niños aprendan con éxito. UNICEF trabaja con aliados para el cumplimiento de estas prioridades, y promociona actividades como el Compromiso que garantizan acceso a las escuelas y mejoran la calidad de la educación y de la capacitación de los profesores.

Sin embargo, a pesar de algunos logros significativos en los últimos años, hoy en día 800,000 niños brasileros entre 7 y 14 años están fuera de la escuela. “De estos, 500,000 son afrodescendientes”, dijo Marie-Pierre Poirier, representante de UNICEF en Brasil. “Esto nos recuerda que el desafío de promover la universalización incluye la lucha contra la exclusión, también la exclusión motivada por factores raciales y étnicos”.

Los desafíos más importantes son lograr que se cumplan las necesidades de aprendizaje de los niños  y reforzar métodos de educación que se adapten a su realidad cultural. En la zona semiárida del país, por ejemplo, más de 350,000 niños entre 10 y 14 años no van a la escuela, y muchos tardan más de 11 años para cumplir con los 8 grados de educación primaria. Esto se debe, en gran parte, a la falta de contenidos educativos adecuados al día a día cotidiano de los niños que viven en esa región. Por lo tanto, el trabajo del Compromiso debe:

Si las clases se adaptan de esta manera, los niños estarían más interesados y mejorarían su rendimiento, explica Cenise Monte Vicente, coordinadora de UNICEF en Sao Paolo. En base a la experiencia, apoyada por UNICEF, en la municipalidad de Huahua, en Bahía, región semiárida de Brasil, - donde los niños aprenden portugués, matemática, historia y geografía, además de aprender de textos que muestran cómo vivir mejor en esta zona tan desafiante – los índices de abandono escolar bajaron y el aprendizaje  de los estudiantes mejoró.

UNICEf en Brasil observará y apoyará al Compromiso: Todos para la Educación, para garantizar el cumplimiento de sus objetivos. 

 

 

Para más información contactar:

Rachel Mello
rmello@unicef.org
tel. +5561 30351947