Ejes transversales

Los ejes transversales son elementos esenciales que cruzan el Programa de Cooperación 2012-2016. Cada uno de los ejes cruza, individualmente, cada una de las áreas programáticas en las que se divide el programa.


Aplicación apropiada del enfoque de género



Parte del mandato de UNICEF como agencia de Naciones Unidas líder en el trabajo por la infancia consiste en incluir acciones concretas en sus proyectos que contribuyan a eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres, que afectan en mayor medida a las mujeres sin importar su edad. Por tanto, la aplicación apropiada del enfoque de género constituye en sí misma un eje de análisis y trabajo que atraviesa todas las áreas del Programa de Cooperación.

Considerar estas acciones concretas en cada uno de los proyectos de UNICEF en Honduras descansa en la idea de que el enfoque de género favorece las condiciones de vida de las personas y, concretamente, de las niñas y adolescentes mujeres. A la vez, asume que una mejora en la calidad de vida de las mujeres tendrá un beneficio directo en las niñas y los niños, quienes son los destinatarios finales de los programas de UNICEF.

Antes de diseñar las metas o los recursos para cada proyecto, UNICEF ha tenido que considerar el enfoque de género para conocer y garantizar que se responde a la reducicción de desigualdades que afectan, especialmente, a niñas y a mujeres. Para ello, debemos hacernos, al menos, tres preguntas clave que guían cualquier propuesta: ¿Dónde están las niñas y las mujeres? ¿Qué beneficios les aporta el proyecto? ¿Cómo contribuimos a reducir las desigualdades?

Preparación ante emergencias



La elaboración y gestión de planes de prevención y mitigación de desastres, y la respuesta en casos de desastres y emergencias es uno de los principales ejes transversales de UNICEF Honduras. Desde su creación, parte del mandato de UNICEF ha sido el de proteger a niñas y niños en situaciones de emergencia, asegurando la aplicación de las normas internacionales que rigen sus derechos y proporcionando asistencia eficiente en colaboración con nuestros aliados.

En muchas ocasiones, UNICEF está presente antes de que se desencadene una emergencia. Por ello, desarrolla alianzas y actividades que atraviesan cada área programática enmarcada en el Programa de Cooperación y definen las prioridades nacionales ante una posible o futura situación inestable en el país. 

La respuesta de UNICEF ante la emergencia estará coordinada con el Sistema de Naciones Unidas y cubrirá los campos en los que trabajamos: salud pública, nutrición, protección de la infancia, educación; agua, saneamiento e higiene.

Comunicación para el desarrollo

El programa potencia la comunicación para el desarrollo como un elemento imprescindible en el proceso de generar políticas públicas o de promocionar los Derechos de la Niñez para sensibilizar a la opinión pública. Para lograrlo, es necesario que se inserte en cada uno de los proyectos del programa como un eje transversal en forma de apoyo a los programas sectoriales, así como a la generación de fondos. Así, se apoyará la implementación de estrategias de comunicación en apoyo a todos los componentes prioritarios del programa.

Gracias a las herramientas de la información y a la comunicación alternativa es posible dar a conocer la Convención sobre los Derechos del Niño, el Código de la Niñez  o las Redes de Comunicadores Infantiles que, junto a la difusión periódica de temas de actualidad que afecten a la infancia, permiten sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de invertir en la niñez.

En este sentido, el análisis de la información publicada en los medios de comunicación es una labor trascendente que, a través de publicaciones e informes, permite crear actitudes responsables entre los periodistas en la cobertura de informaciones sobre niñez que respeten sus derechos humanos.

Planificación, monitoreo y evaluación de la cooperación



En sus años de duración, el programa es controlado periódicamente para garantizar su correcta evolución. Para ello, UNICEF utiliza el Monitoreo y la Evaluación, dos herramientas administrativas imprescindibles para medir el desarrollo de este documento durante sus cuatro años.

El monitoreo es un instrumento que recoge periódicamente la información necesaria para seguir el progreso de acuerdo a los planes y tiempos establecidos en el documento marco. Esto da a conocer los posibles desfases entre lo planificado y lo realizado, permitiendo su corrección en futuras revisiones de los proyectos. Con la evaluación se pueden medir los efectos del Programa de Cooperación episódicamente con el apoyo de la herramienta del monitoreo. 
 
En Honduras, UNICEF apoya al Instituto Nacional de Estadística (INE) en el seguimiento del estado de la infancia, la adolescencia y la mujer a través del Sistema de Indicadores Sociales de Infancia, Adolescencia y Mujer (SISNAM) . Esta labor se completa con el trabajo de investigación a través de estudios sectoriales en el marco de las políticas públicas para garantizar los derechos de la niñez.

Serie: "El mundo de las niñas"

 

 

Español Français

 

 

Acceso a documentos