Programa país

Programa de Cooperación UNICEF Honduras 2012-2016

Objetivos de Desarrollo del Milenio

 

Supervivencia y desarrollo en la primera infancia

Supervivencia y desarrollo en la primera infancia es la primera área programática en el Programa de Cooperación 2012-2016, y está conformada por varios proyectos:  

Salud materno-infantil y nutrición


© UNICEF Honduras/2012/González

El programa contribuirá a disminuir la mortalidad infantil, que si bien se redujo a 23 por cada 1,000 personas nacidas vivas en el año 2009, sigue lejos de la meta de 12 por 1,000 fijada para el año 2015. En el caso de las niñas y niños menores de cinco años, la tasa de mortalidad ha disminuído hasta 30 por cada 1,000 personas nacidas vivas, cuando la meta para 2015 está fijada en 18 por 1,000. Aunque las tendencias son positivas, ocultan disparidades que afectan a la infancia de las zonas rurales y de los pueblos indígenas.

En cuanto a la desnutrición infantil global, la meta que se ha de alcanzar para el año 2015 es de 10,7%, y que aún no se ha logrado en la zona rural. El programa contribuirá a orientar a las familias para evitar la desnutrición crónica, que actualmente afecta a 250.000 niñas y niños (el 27,4% de la población menor de 5 años). Fomentará el desarrollo de alimentos complementarios, ya que sólo un 56% de las niñas y niños lactantes de entre seis y ocho meses recibe alimentos semisólidos, y un 40% no los recibe antes del año.

Para alcanzar estas metas, se promoverá la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé. Según el Estado Mundial de la Infancia (UNICEF, 2009), solamente uno de cada cinco recién nacidos en Honduras es alimentado con leche materna durante su primera hora de vida, mientras que el 70% de las niñas y niños menores de seis meses no recibe lactancia materna exclusiva. El mismo documento reconoce que el 53% de la infancia de entre cuatro y cinco meses es alimentado con biberón, y que la tercera parte de lactantes de entre seis y nueve meses de edad no recibe una alimentación adecuada, combinando leche materna y alimentos semisólidos.

Otro de los resultados previstos es que, para el año 2015, se haya incrementado la proporción de mujeres embarazadas y de sus bebés que reciben servicios de prevencíón de transmisión y atención integral por VIH. Para entonces, se espera que mujeres embarazadas y niñas y niños neonatos de los municipios prioritarios accedan a servicios de atención, incluyendo al menos cuatro controles prenatales, y que sus partos sean atendidos por personal cualificado.

Agua y saneamiento



© UNICEF Honduras/2011/González

Las infecciones respiratorias agudas y la deshidratación por diarrea siguen siendo las principales causas de muerte de niñas y niños, que en muchos casos viene motivada por el consumo de alimentos y agua en mal estado. Si bien la cobertura nacional de agua y saneamiento aumentó significativamente en los últimos años, cerca de un millón de niñas y niños aún no cuenta con estos servicios.

Por ello, el programa contribuirá a fomentar el acceso de las poblaciones vulnerables a los servicios de agua y saneamiento, con especal incidencia en las zonas rurales, donde la falta de acceso al agua es del 23% y la falta de acceso a saneamiento es del 38%, afectando a cerca de 670.000 niñas y niños.

Desarrollo infantil temprano


© UNICEF Honduras/2012/González

El programa contribuirá a la formulación, implementación y seguimiento de la Política Nacional de Atención a la Primera Infancia, que debe estar coordinada con otras políticas nacionales de salud, educación y protección social.

En las municipalidades seleccionadas se buscarán mejores formas de brindar atención integral a las niñas y niños durante sus primeros cinco años vida, a fin de asegurar su adecuado desarrollo físico, mental y social. Para el año 2016, se espera que al menos el 80% de la infancia menor de cinco años tenga acceso a atención integral que garantice su supervivencia y pleno desarrollo.

Considerando que un 6% de lainfancia hondureña no está inscrito, el programa contribuirá a la universalización del registro civil de niñas y niños. Para lograr una información individualizada de las acciones sectoriales del Estado en cada niña y niño, se apoyará la creación de un Registro Nacional de la Primera Infancia. También contribuirá a asegurar un ambiente familiar apropiado, cálido y libre de violencia para estimular el desarrollo sano de la madre y el bebé.

Además, el programa contribuirá a proporcionar modalidades alternativas de atención integral de la infancia de entre dos y cinco años que respondan a su situación familiar específica, como en el caso de aquella que se queda sola en casa o al cuidado de sus hermanas o hermanos porque su madre o padre trabaja fuera del hogar. También en el caso de las madres adolescentes dado que, actualmente, dan a luz al 21,5% de bebés que nacen en Honduras.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children