Centro de Prensa

Centro de Prensa de UNICEF Honduras

Últimas noticias

Comunicados de prensa

Red de Comunicadores/as Infantiles

Contactos de prensa

Medios aliados

Documentos de referencia

Material audiovisual

 

UNICEF clausura proyecto de agua y saneamiento financiado por ACDI tras facilitar acceso a agua segura a más de 200,000 personas (28/08/2012)

  © UNICEF Honduras/2012/Marcos González

El Especialista en Agua y Saneamiento de UNICEF Honduras, Renato Chavarría; la directora de cooperación para América Central de ACDI, Rajani Alexander; junto a la Representante de UNICEF Honduras, Cristian Munduate; en el acto de clausura del proyecto

 

TEGUCIGALPA, Honduras, 28 de agosto de 2012.- UNICEF Honduras clausuró hoy el proyecto Agua y Saneamiento / Supervivencia y Desarrollo Infantil, que durante los últimos cuatro años ha logrado que miles de personas en el país tengan acceso a agua y saneamiento seguros gracias a una financiación de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI) de 3.8 millones de dólares.

 

El programa, que apoyó directamente a 45 municipalidades con escasos recursos financieros para mejorar la gestión y calidad de sus servicios de agua potable y saneamiento, ha logrado resultados significativos.

 

En concreto, 210,000 personas disfrutan ahora de su derecho a agua segura gracias a la provisión de bancos de cloro y a distintos procesos de capacitación. Además, cerca de 17,000 niñas y niños de casi 200 escuelas fueron proveídos de agua e instalaciones sanitarias.

 

Por otro lado, unas 80,000 personas de 270 comunidades fueron capacitadas en la promoción de hábitos adecuados de higiene mediante la metodología ‘Escuela y Casa Saludable’ (ESCASAL), que permitió comprobar que el lavado de manos aumentó del 61 al 94% en las comunidades intervenidas, mientras que el uso y mantenimiento adecuado de la letrina ascendió del 44 al 78%.

 

También destaca el papel jugado por el proyecto en la preparación y respuesta a emergencias, que permitió apoyar a cerca de 4,000 personas alojadas temporalmente con kits de higiene y a unas 47,000 con acceso a agua segura mediante la rehabilitación y mejoramiento de infraestructuras.

 

  © UNICEF Honduras/2012/Marcos González

El Especialista en Agua y Saneamiento de UNICEF Honduras, Renato Chavarría

 

"Objetivos cumplidos"

La directora de cooperación para América Central de ACDI, Rajani Alexander, manifestó estar satisfecha porque los objetivos planteados al inicio de este proyecto “se han cumplido”. “Nos complace constatar que aportaciones del Gobierno de Canadá al de Honduras han contribuido a que parte de la población no continúe en las fatales estadísticas mundiales de personas que no cuentan con acceso a agua segura, y que menos niñas y niños de este país sean víctimas de la falta de saneamiento básico”, dijo.

 

Asimismo, subrayó la necesidad de seguir trabajando para que los logros conseguidos perduren en el tiempo. “La sostenibilidad depende de las autoridades del Gobierno, su compromiso político y apoyo; de las organizaciones locales; y sobre todo, de las personas beneficiadas. Es momento de continuar el trabajo de mujeres y hombres de manera equitativa”, concluyó.

 

La Representante de UNICEF Honduras, Cristian Munduate, destacó por su parte la estrecha relación que existe entre el aumento del acceso a agua potable y el descenso en el número de muertes entre niñas y niños menores de cinco años. “Esto no es casual sino que está íntimamente ligado, por lo que podemos decir que esta cooperación con ACDI ha contribuido en parte a la disminución de enfermedades diarreicas y de muertes entre la niñez de nuestro país”, declaró.

 

En la clausura, se dieron a conocer algunas de los proyectos llevados a cabo en el programa, como la utilización de biofiltros de arena para la desinfección de agua, actividades de prevención de dengue o el trabajo realizado con seis comunidades misquitas en Puerto Lempira, en Gracias a Dios.

 

  © UNICEF Honduras/2012/Marcos González

La directora de cooperación para América Central de ACDI, Rajani Alexander; recibió una placa de reconocimiento por su apoyo de manos de la Representante de UNICEF Honduras, Cristian Munduate

 

"Los niños no se enferman como antes"

Además, miembros de algunas de las comunidades beneficiadas compartieron sus experiencias y relataron cómo sus vidas han dado un giro de 180 grados con la llegada de agua y saneamiento. Fue el caso de varios habitantes de Trojes, un pequeño municipio rural donde más de la mitad de la población no contaba con sanitario o letrina, y cerca del 70% no tenía acceso a agua y se veía obligada a utilizar el agua contaminada del río.

 

“Los niños no se enferman como antes, que les pegaba la diarrea -recordó una vecina de Trojes-. Antes el agua era muy sucia, sobre todo en épocas de lluvia. No podíamos hacer la colada, la ropa ni cambiaba de color. Pero ahora que tenemos los filtros, el agua que botamos sucia sale clara”.

 

Ronar López, miembro de la Asociación de Juntas de Agua de San Ignacio, también estuvo en el evento para relatar su experiencia. “Después de que se pusiera en marcha este proyecto en nuestro municipio, ha bajado estadísticamente la incidencia de los casos diarreicos, debido a la campaña realizada en saneamiento básico, saneamiento ambiental y la cloración del agua potable”.

 

La técnica de Water for People -una de las contrapartes que ha ejecutado este proyecto-, Sandra Cruz, destacó el hecho de que ya no hay absentismo en la escuela en las comunidades intervenidas. “Los niños van a la escuela y aplican las medidas de higiene, sobre todo el lavado de manos. Ellos salen del baño y ya tienen adquirido ese hábito”.

 

  © UNICEF Honduras/2012/Marcos González

Algunas de las personas beneficiadas por este proyecto acudieron desde sus comunidades para hablar de sus experiencias tras la llegada de agua y saneamiento

 

Derecho universal al agua

Este programa nació en abril de 2008 para apoyar al Gobierno de Honduras en el avance hacia el cumplimiento equitativo universal de derecho a la salud y al agua y saneamiento, lo que a su vez hace posible que cada persona pueda tener acceso a otros derechos.


Sus resultados han sido posibles gracias a la participación de instituciones de Gobierno, municipalidades, ONG, sociedad civil, la activa participación de la infancia y comunidades apoyadas por el proyecto, y sin lugar a dudas por el firme y decidido apoyo financiero de ACDI.

 

Las enfermedades diarreicas, relacionadas con el consumo de agua y alimentos contaminados con bacterias, son una de las dos principales causas de mortalidad infantil en el mundo y por lo que cada día mueren más de 5,500 niñas y niños.

 

En Honduras, los esfuerzos en el sector de agua y saneamiento han contribuido a reducir la mortalidad infantil desde 142 en la década de los 80 hasta 23 muertes por cada mil nacidos vivos en el año 2005, según la ENDESA. Sin embargo, 1.4 millones de personas sigue sin contar con instalaciones sanitarias y casi un millón no tiene acceso al agua, de los que la mitad son niñas y niños por quienes hay que seguir trabajando.

 

  © UNICEF Honduras/2011/Marcos González

Niñas y niños de la comunidad de Cerritos 2 (Lepaera, Lempira) aprendieron a usar el agua de manera responsable gracias a este proyecto de UNICEF-ACDI

 

 
Search:

 Email this article

unite for children