Centro de Prensa

Centro de Prensa de UNICEF Honduras

Últimas noticias

Comunicados de prensa

Red de Comunicadores/as Infantiles

Contactos de prensa

Medios aliados

Documentos de referencia

Material audiovisual

 

Campaña de vacunación infantil en el cuerno de África (26/07/2011)

"Una medida salvavidas crítica" para proteger a los niños desnutridos frente a las enfermedades mortales

 

  © UNICEF / NYHQ 2011 - 1114 / Holt
Mujeres esperan con sus hijos en un puesto de monitoreo nutricional en el distrito de Turkana, en el norte de Kenya, donde el 37% de la infacia sufre desnutrición crónica


NAIROBI, Kenya, 26 de Julio de 2011. UNICEF, el Ministerio de Sanidad de Kenya y la OMS han lanzado esta semana una campaña de vacunación dirigida a los niños que viven en las comunidades de acogida de los alrededores de Dadaab, el campo de refugiados situado al norte de Kenya. La campaña tiene como objetivo vacunar de sarampión y poliomielitis a 202.665 niños menores de cinco años así como suministrarles vitamina A y tratamiento antihelmíntico. Esta iniciativa es parte de un refuerzo de la región para asegurar que los niños que viven en las zonas afectadas por la sequía sean vacunados contra enfermedades que podrían acabar con sus vidas como el sarampión, que puede ser mortal en niños desnutridos, y protegerles contra la poliomielitis.

 

Hoy ha finalizado una campaña de vacunación que comenzó el jueves pasado en el sur de Somalia, donde la cobertura de vacunación es del 26% por ciento, una de las más bajas del mundo. En 8 distritos de Mogadishu, incluidos los masificados campos de desplazados internos, se ha establecido un plan de vacunación que tiene como objetivo llegar a 40.000 niños menores de cinco años y 46.000 mujeres. En la región de Gedo, se está preparando la campaña de vacunación contra el sarampión, el tétanos toxoide y el suministro de la vitamina A y del tratamiento antihelmíntico, que cubrirá 6 distritos y alcanzará a 55.000 niños y 72.580 mujeres en edad fértil. Si el acceso está asegurado, UNICEF, en colaboración con la OMS, expandirá la campaña a las regiones de Galgaduud, gran Benadir, Bay, Bakool, Hiran, bajo Shabelle y Jubas en el próximo mes. El plan tiene previsto vacunar contra el sarampión a todos los niños de hasta 15 años, o sea, unos 2,5 millones de niños.

 

En el sur y centro de Somalia, se han confirmado casos de sarampión en Mogadiscio, así como casos de diarrea severa acuosa en Mogadiscio y en las regiones de Afgoye, Baidoa y bajo Shabelle. Con tantos niños y mujeres en movimiento, cruzando las fronteras y convirtiéndose en nuevos desplazados internos, el reto es llegar a todos los niños, incluidos los de más edad, para prevenir nuevos brotes de enfermedades. En muchas partes de las zonas más afectadas, los aliados en el terreno están empleando los recursos al máximo, tratando de  atender al gran número de personas que necesitan recibir este tipo de servicios.

 

"Esta es una crisis de supervivencia infantil", dijo Elhadj As Sy, Director Regional de UNICEF para África oriental y meridional. "Los niños no sólo mueren porque no tienen suficiente comida. En las diferentes fases de desnutrición, son más propensos a enfermedades. A medida que las cifras de desnutrición plantean un gran reto, el peligro para los niños se hace más grande".

 

La campaña en el norte de Kenya, que empieza hoy, continuará hasta el viernes y tendrá como objetivo vacunar a niños en las zonas de Garissa, Fafi, Lagdera y sur de Wajir. El plan incluye extenderla a los refugiados del campamento de Dadaab a principios de agosto. UNICEF ha obtenido vacunas contra el sarampión, la poliomielitis y suministros de vitamina A y  tratamiento antiparasitario antihelmíntico para apoyar la campaña. UNICEF también está promoviendo la movilización social y de la comunidad para asegurar que se informe a las personas sobre la campaña y que éstas comprendan la importancia de la vacunación.

 

El sarampión, una enfermedad altamente contagiosa, plantea una seria amenaza ya que puede extenderse rápidamente en condiciones de hacinamiento e insalubridad, y aniquiliar a aquéllos que estén débiles con motivo de la desnutrición. El sarampión reduce la resistencia de los niños hasta que caen enfermos y los pone en riesgo de muerte cuando están desnutridos y padecen otras enfermedades. La vitamina A se suministra en emergencias para incrementar la posibilidad de sobrevivir a los riesgos de salud asociados con las condiciones de pobreza en las que vive la población. Los niños que no tienen una cantidad suficiente de vitamina A se enfrentan a un 25% más de riesgo de morir de sarampión, malaria o diarrea.

 

UNICEF calcula que necesitará 300 millones de dólares estadounidenses para los próximos seis meses con el fin de intensificar sus operaciones de asistencia de emergencia y de prevención a los niños que sufren las consecuencias de la sequía en el Cuerno de África. El enfoque está puesto en la provisión de intervenciones integradas que traten  varios aspectos de la supervivencia y el desarrollo de los niños, entre los que están incluidos los servicios sanitarios y la vacunación.

 

UNICEF planea gran ampliación de sus programas para responder a la crisis

Si no reciben asistencia urgente, casi 720.000 niños pueden morir a causa de la hambruna declarada en dos regiones del sur de Somalia y a una desnutrición que alcanzó niveles de emergencia en las regiones árida y semiárida de todo el Cuerno de África. En total, se calcula que 2,23 millones de niños de Etiopía, Kenya y Somalia padecen desnutrición aguda.

 

"Estamos preparando nuestra logística para entregar cantidades sin precedentes de alimentos terapéuticos y suplementarios en todo el Cuerno", declaró Shanelle Hall, directora de la División de Suministros de UNICEF. "Si queremos salvar vidas, debemos actuar ahora y traer a la región cantidades enormes de medicamentos, vacunas y suministros nutricionales, lo más rápidamente posible, y entregarlos a los niños que más los necesitan", urgió.

 

Los suministros preposicionados en la región ya se han llevado a niños que viven en comunidades alejadas que sufren sequía y a niños que viven en campamentos de refugiados e internamente desplazados, explicó Hall. UNICEF está trabajando con asociados sobre el terreno para ver cómo puede ampliar sus operaciones y desarrollar oportunidades como las jornadas de salud infantil, que se ofrecen periódicamente en muchas partes de la región.

 

"UNICEF utiliza todos los medios posibles para llegar a todos los niños. Simplemente no se puede transigir en cuanto al objetivo de mantener con vida a los niños y sus familias", manifestó Elhadj As Sy, director de la Oficina Regional de UNICEF para África oriental y meridional. "Cada vida importa, y no podemos permitirnos perder más vidas por esta crisis", añadió.

 

En lo que va de este mes, UNICEF ha entregado 1.300 toneladas de suministros imprescindibles para la vida en algunas de las zonas más afectadas del sur de Somalia, por avión, por barco o en camiones, incluso suministros terapéuticos suficientes para tratar a más de 66.000 niños desnutridos.

 

En los próximos meses, UNICEF ampliará la alimentación suplementaria para llegar a 240.000 niños y la volverá a ampliar lo más rápidamente posible para llegar a más niños y sus familias.

 

En Etiopía, UNICEF envió cerca de 1,2 millones de dólares en suministros de emergencia a la región somalí. Mientras, UNICEF Kenya entregó a algunos aliados 1,4 millones de dólares en suministros para niños que viven en campamentos y zonas pastoriles afectadas por la sequía.

 

Se están transportando por aire mosquiteros tratados con insecticida para prevenir el paludismo y medicamentos esenciales, incluso vacunas destinadas a campañas masivas de vacunación que se realizarán en las próximas semanas para prevenir brotes de enfermedades. Para ampliar el acceso al agua potable y al saneamiento, se perforarán y rehabilitarán pozos y se ampliarán el transporte de agua en camiones y las actividades de higiene.

 

"Apreciamos la generosidad de la comunidad internacional y sus contribuciones ya están marcando una diferencia. Necesitamos con urgencia más fondos para atender las enormes necesidades. Cada minuto que pasa sin que las víctimas reciban este apoyo crucial significa la diferencia entre la vida y la muerte", dijo Sy.

 

UNICEF estima que necesitará 100 millones de dólares en los próximos seis meses para ampliar masivamente las operaciones y llevar ayuda de emergencia y preventiva a los niños de las zonas afectadas por la sequía.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children