Centro de Prensa

Centro de Prensa de UNICEF Honduras

Últimas noticias

Comunicados de prensa

Red de Comunicadores/as Infantiles

Contactos de prensa

Medios aliados

Documentos de referencia

Material audiovisual

 

La desnutrición crónica afecta al 27% de niñas y niños hondureños (10/02/2011)


La desnutrición crónica ataca a un 27 por ciento de la población infantil en Honduras, dicen las cifras del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El dato revela que bien podrían haber unos 800 mil infantes que sufren desnutrición considerando que la población infantil (0-18 años) sobrepasa los tres millones de personas en los registros del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Las cifras indican que la cantidad de personas o familias sin acceso a los alimentos sigue siendo alarmante en Honduras, en donde siete de cada 10 personas viven en condiciones de pobreza.

"Es importante entender que un país donde el 27 por ciento de los niños padecen desnutrición crónica, es decir, que son bajos de talla y que de alguna manera hipotecan su futuro, es decir, la posibilidad de convertirse en ciudadanos e incorporarse a la sociedad de manera activa, es un problema no solo de desarrollo, sino también de seguridad", dijo Miguel Barreto, representante del PMA.

En este panorama el gobierno oficializó ayer el 2011 como el año de la seguridad alimentaria y nutricional que tiene que ver con una "Estrategia nacional de seguridad alimentaria" establecida para garantizar el derecho a la alimentación que tienen los niños y adultos en el país.

La iniciativa fue anunciada por el presidente Porfirio Lobo en medio de una ceremonia en la que estuvieron embajadores, cooperantes y miembros de la sociedad civil, además de varios funcionarios de gobierno.

"Tenemos tierras que pueden producir, clima adecuado para diferentes cultivos, pero debemos trabajar en enseñar a la población que la tierra siempre es apta para algo", dijo el titular del Poder Ejecutivo.

El acto contó con la participación del experto peruano, Enrique Vargas, quien planteó aspectos en torno a pequeñas unidades productivas bien organizadas como un mecanismo eficiente de producir, con la dotación de tecnología, financiamiento y otros programas.

En una de sus recomendaciones, el técnico sugirió que a los niños y adolescentes se les dote de una tarjeta de identidad como un patrón de beneficio dentro de los programas de seguridad alimentaria y de nutrición, ejemplo que ya ha sido aplicado en otros países del continente.

(Publicado por El Heraldo, 10 de febrero de 2011)

 

 
Search:

 Email this article

unite for children