Recursos

Nos Toca

Publicaciones

Leyes y Convenciones

Los Rostros del Hambre

Kit Maestro de Emergencia

Paquetes de Comunicación

Derechos de la Niñez

Televisión

Radio

Estadísticas

Historias / Protección

Historias / Nutrición

Historias / Educación

Historias / Agua y Saneamiento

Historias / VIH Sida

Solicitud Programas de TV

FTP para comunicadores

Eventos

Vacantes

Licitaciones

 

Los rostros tras la cifras

real59
© UNICEF/Gua06/JRChewsKlee
José Amílcar de un año y su madre Marta Martínez, en el Centro de Recuperación Nutricional de Jocotán. Para su recuperación se le ha alimentado con la Fórmula 75, donada por UNICEF.

José Amílcar, con apenas un año de vida, es uno de los niños que incrementan mensualmente las estadísticas de desnutridos en Jocotán, un municipio a 200 kilómetros de la capital.

José Amílcar ha pasado un mes en el Centro de Recuperación Nutricional de Jocotán. Aún tiene sus piernas delgadas, con la piel pegada al hueso, pero se está recuperando. Llegó cargado por su madre, Marta Martínez, quien caminó más de una hora bajo el sol abrasador de las montañas para poder recibir ayuda.

El niño llegó al Centro de Recuperación Nutricional pesando cuatro kilogramos, un poco más de lo que puede pesar un recién nacido, debido a una serie y compleja trama de causas que hicieron que estuviera al borde de la muerte por desnutrición.

En Jocotán, como en toda la comunidad indígena Chortí que abarca cuatro municipios de Guatemala, más otros 15 municipios, UNICEF ha impulsado la vigilancia nutricional y la creación de bases de datos para prevenir el incremento de los casos de desnutrición crónica –que afecta a cerca de la mitad población infantil de Guatemala– y para implementar las acciones necesarias que eviten el deterioro en la salud y el desarrollo de la población infantil. José Amílcar es parte de esa base de datos, pero mucho más que un número, representa la esperanza de miles de niños y niñas de un mejor futuro.

Efraín Orellana, el Director de la Oficina de Planificación Municipal de la Municipalidad de Jocotán, muestra orgulloso la base datos del Municipio donde están las estadísticas actualizadas sobre la demografía y las principales estadísticas en las áreas de salud, educación, nutrición y protección. “De las 155 comunidades del Municipio, 5 están en riesgo nutricional y estamos trabajando para apoyarlas”, dice Orellana.

Estas acciones son parte de un  programa conjunto de las Naciones Unidas (PMA, UNICEF, OPS, FAO, PNUD y UNFPA), que se llevarán a escala nacional para enfrentar este grave problema en Guatemala.

real60
© UNICEF/Gua06/JRChewsKlee
Marta ha recibido capacitación para mejorar las condiciones de higiene y de alimentación para su familia.

UNICEF, por su parte, ha apoyado el desarrollo de la base de datos municipal, actividades y estrategias alimentarias y nutricionales para mejorar la situación nutricional de la niñez y las mujeres guatemaltecas; promueve el control de los niveles adecuados de fortificación de la sal con Yodo, el azúcar con vitamina A y las harinas con Hierro, Ácido Fólico y vitaminas del complejo B.

Cada año, UNICEF otorga la totalidad de las dosis de vitamina A para niños y niñas menores de cinco años y constantemente promueve la lactancia materna exclusiva y la alimentación suplementaria.

José Amílcar y su madre ahora sonríen. La atención que reciben en el Centro de Recuperación Nu-tricional y el cariño expresado por el personal les ha devuelto el optimismo. Tras un mes de atención en este centro ahora José Amílcar ha alcanzado 5,8 kilogramos de peso, aunque para su edad, debería llegar a por lo menos 6,5 Kg. La atención incluyó el uso de la Fórmula 75, alimento para recuperación nutricional, que donó UNICEF.

Durante el tratamiento de José Amílcar, su madre recibió capacitación y consejos sobre la alimentación de los niños, el manejo de alimentos, la manipulación de basuras y el uso de agua segura para evitar futuras complicaciones de salud y nutrición en su familia.

“Ya nos iremos de regreso a la casa” –dice Marta– mirando con ternura a José Amílcar, con la esperanza de no volver a ser una estadística de casos de desnutrición.

Descargar PDF

 

 
Search:

 Email this article

unite for children