Recursos

Nos Toca

Publicaciones

Leyes y Convenciones

Los Rostros del Hambre

Kit Maestro de Emergencia

Paquetes de Comunicación

Derechos de la Niñez

Televisión

Radio

Estadísticas

Historias / Protección

Historias / Nutrición

Historias / Educación

Historias / Agua y Saneamiento

Historias / VIH Sida

Solicitud Programas de TV

FTP para comunicadores

Eventos

Vacantes

Licitaciones

 

Guatemala país de contrastes

real_lives53
© UNICEF/Gua06/JRChewsKlee
Doña María y sus seis hijos del caserío El Limar, esperan que el nuevo complemento nutricional que otorgará el Gobierno y el Sistema de Naciones Unidas, les ayude a evitar la desnutrición y las enfermedades.

Guatemala es un país rico en recursos naturales, potencialidades comerciales y una gran diversidad cultural. En el ámbito internacional, el país está catalogado como de ingresos medios, con una suma per cápita de US$ 1.750. Sin embargo, existe un abismo entre los que tienen algo o los que tienen muy poco, ya que el  20% de la población percibe el 64.1% del total de ingresos, mientras que el 80% restante sólo recibe un 35.9%. Estas diferencias se incrementan cuando se analizan las disparidades entre la población indígena  y la no indígena.

María Ángela Esquivel, de la cultura indígena Chortí, de 27 años, con seis hijos, dos ellos internados por sufrir desnutrición aguda, no sabe nada sobre temas de distribución de ingresos o disparidades. Doña María vive en el caserío El Limar del Municipio de Camotán, una de las poblaciones más po-bres del país, pero que a pocos kilómetros empresas internacionales exploran yacimientos de oro y uranio.

Estas disparidades se reflejan dramáticamente en los índices de desnutrición crónica (talla/edad) en niños y niñas menores de 5 años, la que aumentó de un 46.4% en el año 2000 a un 49.3% en el 2002. Es decir, de cada diez niños y niñas guatemaltecos, cerca de la mitad padece de desnutrición crónica.

“No pude darles  lo que necesitaban”, dijo Doña María al recordar por qué tuvo que llevar a sus hijas al Centro de Recuperación Nutricional de Jocotán, el más próximo a Camotán, para salvarlas de la muerte.

Doña María, sus seis hijos y su esposo viven en 250 metros cuadrados, en medio de la montaña, de los cuales la mitad la dedican para su vivienda y la otra mitad la alquilan a un agricultor por cerca de US$ 3 al año, mientras que su esposo trabaja de jornalero en otras fincas por US$ 2 al día, cuando hay trabajo. “No podemos hacer producir nuestra tierra, ni una huerta, porque no tenemos con qué”, dice Doña María refiriéndose a su incapacidad de invertir lo mínimo o de conseguir capital para hacer producir su pequeño terreno.

Para enfrentar el problema nutricional en Guatemala, seis agencias del Sistema de Naciones Unidas están desarrollando un programa conjunto, en el marco del Plan Nacional para la Erradicación de la Desnutrición Crónica del Gobierno. PMA, UNICEF, OPS, FAO, PNUD y UNFPA, junto a entidades nacionales, ejecutan coordinadamente el “Programa Conjunto para la Disminución de la Desnutrición Crónica en Niños y Niñas menores de 36 meses”, invirtiendo más de US$ 33 millones para el período comprendido entre los años 2005 y 2008, sumados a los US$ 12,7 millones que invertirá el Gobierno.

rl54
© UNICEF/Gua06/JRChewsKlee
Adonillas de 4 junto a su hermana Zaida de 5 años de edad son parte de la familia de María Angela Esquivel, que a sus 27 años ha tenido 6 hijos, dos de ellos han sufrido grado severo de desnutrición.

Los principales objetivos de este programa conjunto son reducir la desnutrición crónica en niños y niñas menores de tres años; recuperar a todos los niños y las niñas con desnutrición aguda; y mejorar el incremento de peso de mujeres embarazadas. Los beneficiarios serán 220,000 niños y niñas y 150,000 madres gestantes y/o embarazadas de 83 municipios priorizados –de 335 que tiene el país– que muestran los indicadores más bajos. Entre las personas beneficiadas estará Doña María, cuyo sexto hijo es Henry de sólo 7 meses de edad.

En nueve meses de implementación de este programa conjunto (desde junio del 2005), se han logra-do importantes logros. Se ha desarrollado un alimento complementario para niños y niñas menores de tres años que contiene el 30% de los requerimientos de proteínas/calorías y un 100% de los requerimientos de micronutrientes (hierro, vitamina A). Este alimento, bajo otra preparación, servirá también como suplemento nutricional para madres gestantes y/o lactantes.

Se está desarrollando un Sistema de Vigilancia Nutricional a nivel municipal cuyo objetivo es detectar las localidades en riesgo nutricional para focalizar las acciones del programa. En coordinación con las contrapartes nacionales, se ha logrado también que el Gobierno, a través del Programa Creciendo Bien de la Secretaría de Bienestar Social, implemente un proyecto de educación nutricional y alimentaria a mujeres del área rural, cubriendo 2.000 localidades en riesgo.

En este esfuerzo, UNICEF brinda su apoyo técnico a la Secretaría de Salud Alimentaria y Nutricional; desarrolla materiales informativos y educativos; sensibiliza a la población y da capacitación a las alcaldías; otorga dotaciones de hierro, ácido fólico para mujeres embarazadas y vitamina A para niños y niñas menores de cinco años.

Las acciones futuras del programa se centrarán en fortalecer el Plan Nacional de Reducción de la Desnutrición Crónica, así como al Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria, y llevar las acciones a escala nacional.

Doña María es parte de un grupo de 200 mujeres de El Limonar que ya ha recibido las capacitaciones del programa conjunto de las Naciones Unidas para aprender a preparar el alimento nutricional que se les proveerá. “Espero que con este alimento Henry –su hijo menor–, no se enferme como los demás”, dijo Doña María refiriéndose a que no pase de la desnutrición crónica endémica a la desnutrición aguda que lo puede llevar a la muerte.

Descargar PDF

 

 
Search:

 Email this article

unite for children